FANDOM


Los Venatori son un culto armado de nacionalistas supremacistas de Tevinter que buscan sembrar el caos en otras naciones de Thedas para promover las maquinaciones del Antiguo, que creen que restaurará la gloria de Tevinter.


Creencias Editar

Los Venatori veneran a Corifeus, el antiguo maese de Tevinter que se transformó en engendro tenebroso y que creen que convertirá a los Venatori en dioses que gobernarán Thedas en su nombre cuando el Antiguo conquiste la Ciudad Negra. Con este fin, se dedican a destruir las naciones del sur hasta que emerja un nuevo Imperio de Tevinter liderado por el Antiguo. Generalmente, Los venatori no representan los ideales del Imperio de Tevinter. Dorian insiste en que el Imperio negará cualquier sugerencia de colaboración con estos “peligrosos sectarios” (aunque menciona que muchos maeses apoyan en privado las acciones de los Venatori). En una discusión sobre las intenciones de los Venatori en Feudo Celestial, Cullen opina que son una secta aislada de fanáticos más que la vanguardia de una invasión de Tevinter, mientras que Josephine se mofa de sus ambiciones y las considera una locura, ya que actualmente el Imperio no posee el poder que tenía en tiempos de Corifeus; el Tevinter que el Antiguo y los Venatori desean restaurar ya no existe.


Participación Editar

Dragon Age: Magekiller Editar

El arconte que gobierna el Imperio, Radonis, reconoce la amenaza que los Venatori supondrían si llegaran a vencer y contrata a un mago asesino llamado Marius para que asesine a cuatro de sus miembros. Tres de los asesinatos se llevan a cabo con éxito, sin embargo, no consigue asesinar a Calpernia, la líder de los Venatori, debido a sus vínculos personales con Marius. Más tarde, Calpernia emplea los recursos de los Venatori para sacar de Tevinter a Marius y a su socia, Tessa Forsythia.


Dragon Age: InquisitionEditar

Splr dai
“Da igual lo que fuéramos antes; ahora somos la Inquisición.” — El Inquisidor
Este artículo contiene spoilers de Dragon Age: Inquisition. Haz clic aquí para revelarlos.

Un grupo de Venatori, liderado por el maese Gereon Alexius, viaja al sur con la esperanza de tomar el control de los magos rebeldes del sur ofreciéndoles la ciudadanía tevinterana y permitiéndoles así escapar de sus perseguidores templarios. Sin embargo, a raíz de la Brecha en el Templo de las Cenizas Sagradas que destruyó el cónclave de la Divina, la Gran Encantadora Fiona ofrece una alianza con la recién reformada Inquisición. Dándose cuenta de que los magos del sur están a punto de unir fuerzas con la Inquisición y de que se escapan de las garras de los venatori, Alexius emplea magia de deformación temporal para retroceder en el tiempo y llegar a la aldea de Risco Rojo durante un ataque templario. Alexius persuade a los magos rebeldes de que huir a Tevinter es su única esperanza de sobrevivir y les ofrece su protección a cambio de su servidumbre. Cuando los magos rebeldes aceptan sus términos, Alexius toma el control del Castillo de Risco Rojo y expulsa al arl Teagan Guerrin. Cuando el/la Heraldo de Andraste y un grupo de agentes de la Inquisición llegan a la aldea para hablar con los magos, Alexius dice que los magos ya han aceptado convertirse en sus sirvientes a cambio de la ciudadanía. Alexius invita al/a la Inquisidor/a al Castillo de Risco Rojo para "negociar", con la intención de capturar al/a la Heraldo para su amo. Sin embargo, su hijo, Felix Alexius, y su aprendiz Dorian Pavus, revelan su complot a la Inquisición.

Muchos tranquilos fueron poseídos a la fuerza por los Venatori y emplearon sus cráneos para fabricar ocularums.


Si la Inquisición recluta a los magos:

Alexius se reúne con el/la Heraldo de Andraste en el Castillo de Risco Rojo, aparentemente para negociar la ayuda de los magos del sur para cerrar la Brecha. Sin que Alexius lo supiera, las tropas de la Inquisición ya se habían infiltrado en el Castillo y, durante la negociación, los otros Venatori presentes son asesinados. Rodeado y sin esperanza de escapar, Alexius intenta usar su magia distorsionadora del tiempo para evitar que el/la Heraldo hubiera estado en el templo durante el cónclave. Sin embargo, Dorian interfiere y tanto él como el/la Heraldo son arrastrados a través de un vórtice y enviados un año al futuro. En este futuro, el Castillo de Risco Rojo es un importante bastión de los Venatori. Alexius sigue intentando encontrar una forma de perfeccionar su magia distorsionadora del tiempo para evitar que el Heraldo estuviera presente en el cónclave, pero concluye que es imposible y ahora sólo espera el castigo del Antiguo por su fracaso. Una vez reunidos con Leliana y sus otros compañeros, el/la Heraldo y Dorian irrumpen en el salón del trono de Alexius y lo matan, usando la misma magia que usó él para enviarlos al futuro para regresar al Castillo de Risco Rojo durante las negociaciones.

Los magos del sur llegan a un acuerdo con la Inquisición y viajan a Refugio para ayudar a sellar la Brecha. Alexius es hecho prisionero. Sin los magos rebeldes del Círculo para reforzar las filas de los Venatori y con las grandes pérdidas sufridas a manos de la Inquisición en Risco Rojo, Corifeus opta por utilizar a los templarios rojos para atacar Refugio y los Venatori contribuyen sólo con una pequeña vanguardia.


Si la Inquisición recluta a los templarios:

Con la ayuda del desprevenido arl de las colinas occidentales; Gallagher Wulff, los Venatori aumentan sus números tras reclutar a los magos rebeldes. Gereon Alexius es eliminado por el Antiguo por su fracaso en deshacer los eventos del cónclave. Con los templarios rojos debilitados por su fracaso en corromper a los templarios atrincherados en el Reducto de Therinfal, Corifeus decide usar a los Venatori para atacar Refugio y aplastar a la Inquisición en represalia por sellar la Brecha. Liderados por Calpernia, los Venatori atacan Refugio en masa. La Gran Encantadora Fiona se enfrenta personalmente al/a la Heraldo de Andraste en un intento de evitar que disparen las catapultas interiores, pero es asesinada. Refugio es destruido y los Venatori consiguen una victoria decisiva sobre la Inquisición, aunque el Heraldo escapa junto con muchos aldeanos y algunas tropas de la Inquisición.

Los Venatori continúan operando encubiertos a lo largo de Thedas para debilitar a cualquiera que se oponga al ascenso del nuevo Imperio del Antiguo. Agentes de los venatori se infiltran en la corte del rey Markus Pentaghast de Nevarra, los mortalitasi y la corte del duque de Salto del Cazador. Mientras tanto, los Venatori que operan en las Marcas Libres comienzan a emplear el lirio rojo para envenenar el suministro de agua de todos los distritos humanos de Wycome, esperando que la culpa recaiga en la elfería, a la vez que manipulan al gobernante de la ciudad-estado, el duque Antoine, para que les ayude a crear más inestabilidad. Un asesino Venatori también se infiltra en el palacio real de Denerim, esperando matar al/a los monarca/s de Ferelden. Todos estos esfuerzos son finalmente frustrados por la Inquisición.

Los Venatori intentan establecer una nueva línea de suministro de lirio rojo en Antiva. Sin embargo, su operación es frustrada gracias a la participación tanto de la Inquisición como de los Cuervos de Antiva.

Incluso el Imperio de Tevinter comienza a tener un papel más activo en la destrucción de los Venatori tras el reclutamiento de la Inquisición por parte del arconte Radonis para asaltar una fortaleza de los Venatori en la frontera con Nevarra.

Los Venatori comienzan a expandirse hacia Orlais  occidental, estableciendo una presencia significativa tanto en el Acceso Occidental como en el Oasis Prohibido, convirtiendo Ala del Grifo en su fortaleza en la región. Con la ayuda de gigantes, intentan excavar las ruinas de Coracavus y el Templo de Solasan, en el Oasis Prohibido, esperando que su investigación produzca nuevos artefactos mágicos que puedan ser de utilidad para su causa. También intentan desenterrar un antiguo artefacto enano en el Yermo Siseante hecho en honor a un paragón por sus dos hijos después de su muerte, quienes gobernaron un thaig en la superficie en un tiempo anterior a las Ruinas para escapar de la guerra civil que se desató por la creación de los golems.

También intentan capturar otro alto dragón para que Corifeus lo corrompa en el Acceso Occidental con la ayuda del famoso experto en dragones, el Profesor Frederic de la Universidad de Orlais. Los Venatori comienzan a pagar a los bandidos locales para eliminar a cualquiera que intente perseguirlos en el Acceso Occidental. Sin embargo, los bandidos demuestran ser ineficaces y son eliminados. La Inquisición se expande gradualmente hacia Orlais occidental, destruyendo sistemáticamente las operaciones de los Venatori. Macrinus, el comandante de la Fortaleza de Ala del Grifo es asesinado, mientras que Crassius Servis, el Venatori de mayor rango en el Acceso Occidental es capturado por el/la Inquisidor/a. Además, el/la Inquisidor/a arruina sus intentos de recuperar el artefacto en el Yermo Siseante resolviendo los rompecabezas del Velo, matando a un dragón que guardaba la tumba del paragón, y recuperando un sello forjado por sus dos hijos. También se ven obstaculizados en el Oasis Prohibido después de que el/la Inquisidor/a resuelviera los rompecabezas de fragmentos y ganara resistencias únicas en el Oasis Prohibido. Cansados después de que sus fuerzas quedaran destrozadas, los Venatori dejan de verse en Orlais occidental, excepto los que se quedan atrás.

Los Venatori establecen una operación de contrabando de lirio rojo a lo largo de la Costa de la Tormenta con el plan de transportar lirio rojo a Minrathous y convertir a los esclavos del Imperio en un ejército imparable para girar las tornas en la actual guerra entre Tevinter y los Qunari por Seheron. La Inquisición y los Ben-Hassrath intentan cooperar para hundir el barco de los Venatori con un acorazado. Si la alianza continúa, los Ben-Hassrath ayudan en las operaciones para descubrir los planes de Venatori, desde frustrar un intento de atacar Denerim con un buque de fuego hasta desmantelar las redes de espionaje de los Venatori en Thedas.

Mientras tanto, debido a un engaño de Corifeus, todos los guardas grises de Orlais empiezan a escuchar una falsa Llamada; la señal de que la muerte de un guarda gris está cerca. Otro miembro de los Venatori, el maese Livius Erimond, convence a la comandante Clarel y a los guardas grises de que su única opción es matar a los viejos dioses restantes antes de que se conviertan en archidemonios, asegurando así que no haya futuras Ruinas. Con este fin, Clarel y los guardas acuerdan a regañadientes usar magia de sangre para crear un ejército de demonios e invadir los caminos de las profundidades y matar a los viejos dioses antes de que despierten. Los rituales para atar demonios que Erimond enseñó a los magos de los guardas grises, sin embargo, los esclavizan a Corifeus, quien los usará para conquistar Thedas. Los magos de los guardas grises de la Fortaleza Diamantina son corrompidos mientras que los otros guardas son usados como sacrificios. La Inquisición finalmente expone el engaño de Erimond a los guardas, frustrando su plan y toma prosionero maese Venatori.

Junto con los templarios rojos, los Venatori intentan manipular la Guerra de los Leones en Orlais para su beneficio. Gordian, un alto operativo de los Venatori, se infiltra en el ejército imperial y comienza a fomentar las deserciones entre las tropas de los dos pretendientes al trono de Orlais. Los esfuerzos de los Venatori son un éxito rotundo y pronto un gran grupo de desertores de ambos bandos forman "Los Libres de los Valles". Con el objetivo de reclamar los Valles para sí mismos, estos desertores empiezan a atacar a las tropas leales a ambos lados de la guerra, así como a las tropas de la Inquisición y a los refugiados de toda la región. Mientras tanto, Gordian utiliza las tropas de los Libres en las Llanuras Exaltadas para recuperar los numerosos cadáveres que quedan de la guerra y evitar que sean quemados, lo que permite que sean poseídos fácilmente por los demonios que surgen de las grietas del Velo. Esto crea una horda de no muertos que atrapan a las tropas del Gran Duque Gaspard y de la Emperatriz Celene en sus fortalezas. Con la ayuda del Cabo Rosselin, la Inquisición es capaz de purgar a los no-muertos de las murallas del este y el oeste, matando a Gordian en el proceso. Los Libres también intentan recuperar antiguos registros que detallan la Marcha Exaltada contra los Valles en las Tumbas Esmeralda, pero una vez más son frustrados por la Inquisición.

En un intento final de dejar a Orlais sin líder, los Venatori forjan una alianza con la Gran Duquesa Florianne de Chalons para asesinar a la Emperatriz Celene durante las conversaciones de paz en el Palacio de Invierno en Halamshiral e inculpar a su hermano, Gaspard. Florianne tiene éxito en infiltrar a un gran número de Venatori en el palacio. Sin embargo, Gaspard había invitado al/a la Inquisidor/a como su huésped. La embajadora Briala y sus agentes ayudan al/a la Inquisidor/a a combatir a los Venatori y, uniendo sus fuerzas, la trama fracasa.


Si la Inquisición recluta a los templarios:

Tras estos grandes retrasos, los Venatori intentan invador la Espesura Arbórea a instancias de Corifeus, con la esperanza de apoderarse del Templo de Mythal y del Pozo de las Penas. Los Venatori son arrastrados a una prolongada batalla contra las fuerzas combinadas de la Inquisición, la orden templaria, el ejército orlesiano y los misteriosos centinelas elfos que custodian el templo. Después de sufrir muchas bajas, los Venatori logran entrar en el templo, pero Calpernia es confrontada por el/la Inquisidor/a personalmente. Si el/la Inquisidor/a investigó el Santuario de Dumat, Calpernia y los Venatori pueden volverse contra Corifeus. De lo contrario, después de una feroz batalla, Calpernia es derrotada y, aparentemente, se quita la vida en lugar de ser capturada por la Inquisición.

Sin Calpernia, los Venatori se ven obligados a dispersarse.

Venatori conocidosEditar

Maese Gereon Alexius

Artorius

Avanthum

Calpernia

Corinnia Crallius

Devrenix

Duhaime

Maese Livius Erimond

Estoris

Splr dai
“Da igual lo que fuéramos antes; ahora somos la Inquisición.” — El Inquisidor
Este artículo contiene spoilers de Dragon Age: Inquisition. Haz clic aquí para revelarlos.

Si la Inquisición recluta a los templarios:

Fiona

Gordian

Hanley D’Urvain (condicional)

Harmmonum

Jullex

Lenarium

Lephus

Lucanus

Macrinus

Murena

Paulus Nimian

Maese Prycis

Crassius Servis

Havian Sulara

Maese Urathus


Ver tambiénEditar

Entrada del códice: Los Venatori

Entrada del códice: Borrador de una carta para los maeses venatori

Entrada del códice: Diario venatori manchado de sangre


GaleríaEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.