Dragon Age Wiki
Advertisement

El diálogo de Shale contiene una lista de las conversaciones que Shale entabla con los otros compañeros, en las cuales hablan sobre el pasado de cada uno y sus reacciones a los eventos del juego.

Comentarios de Shale[]

  • (Añadida al grupo) "Sí."
  • (Sacada del grupo) "¡Mierda de paloma!"
  • (Enfentándose a un enemigo) "¡Muerte a las palomas!"
───────
  • (Entrando al mercado central) "Las monedas son tan bonitas... Quizás debería comerme algunas para sorprender a los lugareños..."
  • (Entrando la taberna El Noble Roído) "Desafiar a alguien a un pulso. Eso sí que sería divertido."
  • (Exterior de Maravillas de Thedas) "La única "maravilla" de Thedas es cómo todo acaba siendo tan marrón."
  • (Dentro de Maravillas de Thedas) "¿Acaso cree que tiene un cincel tan fuerte como para desconchar mi piedra? Lo dudo."
  • (Entrando en La Perla) "Una vez, en Honnleath, dos asquerosos miserables se magrearon justo debajo de mí. ¡Fue insoportable!"
  • (Fuera de la casa del Arl Eamon) "Una masa de carne arrastrándose por toda la zona como un río de gusanos. Ésa es mi definición de ciudad."
  • (Puertas de la elfería) "En momentos como éste agradezco no ser capaz de oler."
  • (En el árbol vhenadahl) "Quizás deberíamos grabar nuestros nombres en el árbol gigante..."
───────
  • (Entrando a los muelles del lago Calenhad) "Supongo que hemos venido a ver a los magos. Perfecto."
  • (En la costa del lago Calenhad) "Puedo caminar por el fondo del lago para llegar a la torre. Sin embargo, él no podría."
  • (Entrando en los aposentos de los aprendices) "Deberían confinar a todas las criaturas de carne, no solo a los magos."
  • (Entrando en los aposentos de los magos superiores) "Creo que, si estas estatuas fueran gólems, se preguntarían que tipo de fascinación suscitan las escudillas."
  • (En el estudio de Irving) "Prefiero comer un libro a leerlo."
  • (Entrando en el gran salón) "Qué decoración tan interesante. ¿Es inusual?"
  • (Viendo la corrupción en los aposentos de los templarios) "Es como si una criatura de carne hubiera explotado en la sala. Fascinante."
  • (Al ser adormilada por el demonio de la pereza) "Paralizada otra vez. Qué maravilla."
  • (En el Velo) "No consigo comprender la importancia de un mundo onírico."
  • (Confrontando al demonio de la pereza) "Ah. Ha encontrado el camino de regreso. Excelente. Ahora podrá ver cómo reviento la cabeza del demonio como si fuera una uva madura. Sí."
  • (Acercándose a Cullen) "Oh. Parece que aquí hay alguien con vida."
  • (Recoger las cuatro notas de los aprendices) "Parece que esta torre es todavía más antigua que yo."
  • (Recoger la última nota del aprendiz) "A ver si lo adivino: esto acabará en tragedia..."
───────
  • (Tomas avisa al grupo sobre los ataques) "¿Le ha sorprendido a alguien? ¿Sí?"
  • (Exterior de la capilla de Risco Rojo)) "¿Hay palomas aquí? Creo que deberíamos buscarlas."
  • (Acercándose al molino en Risco Rojo) "Me pregunto cómo será flotar... O hundirse..."
  • (Túnel secreto en las mazmorras de Risco Rojo) "Encantador. Un lugar para acumular los deshechos humanos... en todos los sentidos del término."
───────
  • (Subiendo la primera pendiente en Refugio) "¿Hay pájaros aquí? Creo que deberíamos buscarlos... ¡y destruirlos!"
  • (Por la pendiente que conduce a la capilla) "Quizás este lugar no esté tan abandonado después de todo..."
  • (Entrando al templo en ruinas) "Con unos pocos arreglos sería un excelente dormitorio."
  • (Entrando en la biblioteca del templo en ruinas) "Me aburro."
  • (Estatua de Maferath) "Si este lugar tuviera alguna trampa decente, se trataría de un gólem."
  • (Estatua de Hessarian) "Apuesto que hay una inscripción: "Morí hace mucho tiempo, como las demás endebles criaturas de carne"."
  • (Cavernas de la montaña) "¡Uf! Vamos a mantenernos alejados de la lava."
  • (En la cima de la montaña tras ver al dragón celestial) "Mi único consuelo es que, si esa cosa me devora, sufrirá una indigestión."
  • (Entrando al Desafío) "Oh, esto va a estar bien."
  • (Entrando a la sala del rompecabezas del puente) "Quizás debería tirarle al otro lado... Así no necesitaría un puente."
  • (Entrando a la sala de la urna) "Será mejor que esas cenizas sean capaces de partir el mundo en dos, es todo lo que tengo que decir."
  • (Acercándose a la urna) "Qué curiosa manera de honrar a los muertos... Guardarlos en un tarro. Muy extraño..."
───────
  • (Saludando al hahren Sarel) "Soy un gólem. Evidentemente." (Origen dalishano requerido)
  • (En el campamento dalishano) "No lo entiendo. Estos "elfos" parecen iguales que cualquier otra criatura de carne. ¿Cuál es la diferencia?"
  • (Cerca del redil de hallas en el campamento dalishano) "¿Son mascotas? ¿Monturas? ¿Comida? ¿Compañeros nocturnos de cazadores tuertos?"
  • (Entrando en el bosque de Brecilia) "No debo sucumbir. Si me desactivo aquí, la maleza me cubrirá en un mes."
  • (Cerca de las ruinas de Tevinter) "Parece que a los humanos les encanta dejar su basura tirada en cualquier parte, ¿no?"
  • (Después de que los hombres lobo se retiren a las ruinas) "Imagino que no hace falta que busquemos excrementos de hombres lobo para suponer que ésta es su guarida."
  • (En la puerta bloqueada de las ruinas) "Perfecto. Parece que han bloqueado la puerta. Supongo que tendremos que buscar otra forma de bajar."
  • (Al bajar las primeras escaleras de las ruinas del nivel superior) "Sin duda aquí hay muchas trampas. No hay que hundirse."
  • (Escuchando al dragón de las ruinas del nivel superior) "Delante hay alguna especie de criatura grande. Quizás nos devore..."
───────
  • (Entrando en el campamento de la superficie de las montañas de la Espalda Helada) "Éste es el camino de Orzammar, ¿no? Allí fabrican gólems, ¿verdad?"
  • (Observando las estatuas de los paragones) "Si fueran gólems..."
  • (Entrando al barrio Plebeyo de Orzammar) "Lava mala. No hay que acercarse a la lava."
  • (Salida a los Caminos de las Profundidades) "Buf. Al menos aquí no hay palomas."
  • (Exterior de la taberna Tragos) "Espero que alguien esté siendo asesinado y no se trate de una mera canción."
  • (Entrando a la taberna Tragos) "Ahora mismo una pelea sería una buena diversión."
  • (Entrando en Escorial) "Hemos venido a matarlos a todos, ¿verdad? ¿Por deporte?"
  • (En la palestra de los juegos) "¿Qué quieren demostrar? Son cosas blandas y asquerosas que van a morir."
  • (Entrando al barrio del Diamante) "Apostaría que por aquí vive alguna especie superior de enanillo."
  • (Exterior del palacio) "Vaya casas tan grandes que tienen."
  • (Vista panorámica) "Seguro que hasta yo podría destrozarme desde esta altura..."
  • (Entrando en las Trincheras de los Muertos) "Eso... es un lugar sagrado. ¿Lo recuerdo? Yo... no estoy segura."
  • (Sobre los cadáveres de engendros tenebrosos en las Trincheras de los Muertos) "Parece que alguien lo ha estado pasando bien por aquí. Estoy celosa."
  • (Más cadáveres de engendros tenebrosos en las Trincheras de los Muertos) "Si lo pedimos por favor, ¿nos dejarán entrar?"
  • (Entrando en el Yunque del Vacío) "El Yunque del Vacío está cerca. Puedo sentirlo."
───────
  • (En la ciudad de Denerim durante la batalla final) "¡Esto ya me gusta más!"
  • (Entrada del Fuerte Drakon) "Éste es el fuerte al que debemos trepar, ¿no?"
───────

(En el campamento dalishano cuando el hahren Sarel cuenta la historia de la caída de los Valles)

  • Sarel: "Tal vez aún pueda enmendarme. Quédate mientras hilvano un relato para nuestros jóvenes y te hablaré del bosque, si así lo deseas."
  • Guarda: "Sí, me parece bien."
  • Sarel: "d y uníos todos a nosotros."
  • Shale: "Bah. ¿El elfo quiere contar historias? ¿Tenemos tiempo para esta tontería?"
  • Sarel: "Una criatura tan antigua como tú tendrá muchas historias que contar, ¿mmm?"
  • Shale: "Sin duda. Treinta años completos de historias relacionadas con la vida pastoril de una aldea y las deyecciones de las palomas. Un material fascinante."
  • Sarel: "(Se echa a reír) Y mucho más que eso, estoy seguro."

Shale y Alistair[]

(Si la Guarda tiene un romance con Alistair)

  • Shale: Se ha hecho muy amigo de la otra guarda gris.
  • Alistair: Eh... ¿Ah, sí? Supongo que es cierto.
  • Shale: Lo encuentro difícil de entender. Es llorón, débil y está constantemente riéndose.
  • Alistair: Entonces, supongo que un romance entre tú y yo está totalmente descartado, ¿no?
  • Shale: Así como sus intentos de resultar gracioso. No entiendo cómo ha durado tanto.
  • Alistair: Bueno, quizá deberías preguntarle a ella qué le gusta de mí, en lugar de andar molestándome.
  • Shale: Es un bocazas. No termino de entender por qué no le han aplastado aún la cabeza.
  • Alistair: O puede que, simplemente, te hayas dado cuenta de que le gusto yo mucho más que tú.
  • Shale: No seas idiota.
  • Alistair: Ya me lo imaginaba. ¡Pues ten cuidado, si no quieres que se lo cuente todo!
  • Shale: Me marcho. Estaré ahí, de pie.
───────
  • Shale: Lo encuentro muy raro.
  • Alistair: ¿A quién te refieres? ¿A mí, tal vez? Me siento honrado.
  • Shale: Para ser alguien que pretende ser guerrero, me parece curiosamente indeciso y falto de voluntad.
  • Alistair: Vaya... Gracias, ¿eh?
  • Shale: Además, le gusta ocultar sus numerosas debilidades detrás de un velo de jocosidad.
  • Alistair: Para ser una estatua, hay que ver qué palabras conoces.
  • Shale: ¿Hay alguna razón para que le guste tanto seguir a otros? Sobre todo, cuando está en una posición de superioridad.
  • Alistair: ¿Alguna vez has sido responsable de la vida de otro? ¿O de las de muchos? ¿O de un país entero?
  • Shale: Claro que no.
  • Alistair: Entonces... cierra... la boca.
  • Shale: Recordaré este momento cuando vengan los pájaros.
───────
  • Shale: Me han dicho que perdió gran número de camaradas en la batalla contra los engendros tenebrosos.
  • Alistair: ¿Yo? Supongo que sí. Sin embargo, no conocía bien a la mayoría de ellos. En realidad, solo a Duncan.
  • Shale: El nombre no me resulta conocido.
  • Alistair: No... no es importante. No necesitas saber quién era.
  • Shale: No recuerdo si alguna vez hubo alguien importante para mí. Lo único que recuerdo es recibir órdenes.
  • Alistair: Pues a mí, ahora mismo, me encantaría poder recibir las órdenes de Duncan.
  • Shale: ¿Le gusta seguir las órdenes de otros? Me resulta extraño.
  • Alistair: No lo entenderías, pero no te preocupes. No espero que lo entiendas.
───────
  • Alistair: Dime, Shale... Todo el tiempo que estuviste allá, de pie... ¿dormías?
  • Shale: No necesito dormir. Mi cuerpo no se cansa ni siente ninguna de las necesidades... buagh... asociadas a la carne.
  • Alistair: ¿Pero no te aburres? ¿No te gustaría poder soñar, al menos?
  • Shale: Yo no sueño. ¿Es lo que hace cuando duerme? Se toquetea la nariz y murmura de manera incoherente.
  • Alistair: Sí, claro. Yo pensaba que todos... Eh... ¿Me observas mientras duermo?
  • Shale: Observo detenidamente a todo el mundo mientras duerme. No tengo mucho más que hacer.
  • Alistair: ¿Durante... horas y horas?
  • Shale: Cuento sus respiraciones. Eso me ayuda a combatir el abrumador impulso de aplastarles la cabeza mientras duermen.
  • Alistair: Vaya. No creo que vuelva a dormir.
───────
  • Alistair: Quiero preguntarte una cosa... Cuando te golpean en combate, ¿sientes dolor?
  • Shale: ¿Eso es cuando chilla en voz alta y empieza a sangrar? ¿Es entonces cuando siente dolor?
  • Alistair: Eh... Puede, sí. Has recibido algunos golpes muy serios. ¿No sientes nada?
  • Shale: Enfado. Rabia, incluso. Hasta puede que un poco de desasosiego. ¿Eso es dolor?
  • Alistair: No lo sé. No creo que yo lo llamara desasosiego exactamente. Es más como... (Chilla)
  • Shale: En mi caso, es más como... (Emite un gruñido de dolor)
  • Alistair: Eso parece el ruido de unas tripas hambrientas. Me refiero a algo más penetrante, como... (Chilla) Como eso, ¿ves?
  • Shale: No siento parecido.
  • Alistair: ¿No? Ah. Me alegro de saberlo.
───────
  • Alistair: ¿Alguna vez piensas en regresar?
  • Shale: ¿Honnleath? Debería pasarse treinta años mirando una misma franja de césped, a ver cuánto la extraña luego.
  • Alistair: No te falta razón. Sin embargo, si es lo único que puedes recordar... ¿no te dio miedo marcharte?
  • Shale: Por suerte, no estoy tan apegada a lo mundano y lo conocido como otros.
  • Alistair: Oh, vaya. Así que eres una especie de aventurera, ¿no? Deseosa de ver mundo y esas cosas.
  • Shale: ¿Debería contentarme con permanecer en la ciudad, inmóvil, por miedo a lo desconocido? ¿Qué clase de vida sería ésa? Ahora sé lo que soy. Sé cómo me crearon. Puedo avanzar. Si ha tenido mucho más que yo, quizá debería hacerlo también.
  • Alistair: Mmmm. Gracias. Ahora me siento... mucho mejor.
  • Shale: Un placer. La próxima vez, hablaremos de su gramática y de sus hábitos higiénicos.
───────
  • Shale: Así que al final es el nuevo rey, ¿no?
  • Alistair: Eso parece.
  • Shale: ¿Y eso no es bueno? Es un puesto importante, ¿no? ¿Acaso no quería ser rey?
  • Alistair:
    • En realidad no. Pero no siempre obtenemos lo que queremos, ¿verdad?
    • (Si se ha endurecido) No. Pero creo que ahora sí.
  • Shale: Si yo fuera el rey, ordenaría que cazaran a todas las aves del cielo. Armaría a todos con arcos y los pondría de guardia constante.
  • Alistair: En ese caso, es una suerte que no lo seas.
  • Shale: Sospecho que piensa que sería una empresa absurda. Pero se equivoca.
  • Alistair: Mmmm, Vale... ¿Me permites un inciso? ¿Sabes eso de los pájaros? Da miedo.
───────
  • Alistair: Bueno, entonces... eso que tienes con los pájaros...
  • Shale: No tengo nada con los pájaros, salvo una aversión totalmente justificada hacia las alimañas voladoras que son la plaga de este mundo.
  • Alistair: Pero hay pájaros útiles. ¡Como los que nos comemos!
  • Shale: Apruebo el sacrificio ritual de esas asquerosas bestias, pero... ¿hacerlo por gusto? Qué asco.
  • Alistair: Son muy sabrosas. Solo hay que desplumarlas. A mí me gusta la piel, sobre todo.
  • Shale: Creo... creo que me voy a marear...
  • Alistair: ¡Oh! ¡Vómito de gólem! ¡Esto tengo que verlo!


Shale y el Perro[]

  • Shale: Te estoy vigilando, perro. ¿Sabes cuántos como tú se orinaron sobre mí en aquella ciudad? Mientras yo no podía hacer otra cosa que permanecer allí, inmóvil, impotente. Si veo que levantas una sola de tus patas cerca de mí... ¡Pum!
  • Perro: (Aúlla con perplejidad)
  • Shale: Me alegro de que haya quedado claro. Al menos, con tu especie se puede razonar... ¡no como con esos malditos pájaros!
───────
  • Shale: Detecto inteligencia detrás de esos ojos caninos, perro. Puede que alguien forjara al perro de un modo no muy diferente al mío. Alguien que quería una herramienta útil y empleó la magia para crearlo. La única diferencia es que, según parece, yo me presenté voluntaria. El perro conoce la historia, ¿no?
  • Perro: (Ladra alegremente)
  • Shale: Bien. Sin embargo, me pregunto si el perro habría tomado otra decisión de haber tenido la oportunidad. ¿Habría preferido seguir siendo un sabueso estúpido e inútil, pero feliz?
  • Perro: (Aúlla con perplejidad)
  • Shale: Yo también me debato en un mar de dudas. Ojalá pudiera recordar la enana que fui. Supongo que el perro y yo no somos tan diferentes, al fin y al cabo. Pero, eso sí... Guárdate la orina.
  • Perro: (Ladra alegremente)


Shale y Leliana[]

  • Shale: Así que debo entender que la hermana es una seguidora de ese tal "Hacedor".
  • Leliana: ¿La hermana soy yo? ¡Oh, qué gracioso! Es como si fueras mi hermano mayor... O mi hermana. O lo que sea.
    • Shale: Soy una criatura de roca. Dudo que podamos estar emparentadas en forma alguna.
    • (Si se conoce la identidad pasada de Shale) Shale: Cuando estaba viva era una enana, así que dudo que fuera posible.
  • Leliana: ¡Oh, no lo decía en sentido literal! ¿No crees que las personas pueden ser como familiares en espíritu?
  • Shale: Me he percatado de que los humanos tienden a creer en gran cantidad de cosas falsas, a pesar de contar con pruebas de sobra en sentido contrario.
  • Leliana: La fe es eso, Shale, creer en cosas de las que no hay pruebas.
  • Shale: Creer en cosas de las que no hay pruebas es ingenuidad.
  • Leliana: ¿Así que soy una ingenua?
  • Shale: Supongo que ya no somos hermanas en espíritu, ¿verdad?
───────
  • Shale: Puede que tenga que disculparme con la hermana.
  • Leliana: ¿Disculparte? ¿Por qué?
  • Shale: Por sugerir que la hermana pecaba de ingenuidad al creer en cosas que no eran reales.
  • Leliana: Ah, eso. Ya me había olvidado. Gracias por recordármelo.
  • Shale: Supongo que le ofrece cierto... consuelo... creer que las cosas ocurren conforme a un propósito superior. Todos los años que pasé en Honnleath, incapaz de moverme, me habría reconfortado creer que había alguna razón para ello.
  • Leliana: ¿Cómo sabes que no la había? Puede que el Hacedor lo hiciera para traerte hasta nosotros, hasta aquí. Una vez dijiste que no tenías propósito. Puede que solo lo estuvieras buscando en el lugar equivocado.
  • Shale: Puede. Lo pensaré.
───────
  • Shale: He estado pensando en lo que dijo la hermana.
  • Leliana: ¿En nuestra última conversación? ¿Y?
  • Shale: Me gustaría que la hermana me explicara el propósito de los pájaros.
  • Leliana: ¿Pájaros? ¿Qué... clase de pájaros?
  • Shale: Todos ellos. Los pequeños y malvados demonios que siembran el suelo con sus deyecciones. ¿Qué razones podía tener el Hacedor para crear tales seres?
  • Leliana: La misma que para crear cualquier... maldad. Como los engendros tenebrosos. Si es que se pueden... equiparar.
  • Shale: Me cuesta creer que un poder superior desencadenara el mal sobre el mundo. ¿Le divierten ese tipo de bromas?
  • Leliana: Puede que sea una lección que debemos aprender. No todas las lecciones son fáciles, Shale.
  • Shale: Mmph. Me maravilla que ese Hacedor tenga tantos seguidores. Es decir... ¡Pájaros! ¿En qué estaba pensando?
───────
  • Shale: He estado pensando un poco más en el Hacedor de la hermana.
  • Leliana: No es solo mi Hacedor, Shale, También es el tuyo. Él lo creó todo.
    • Shale: Mmph. No sé quién me creó, pero dudo mucho que fuera Él.
    • (Si se conoce la identidad pasada de Shale) Shale: Pero es que yo sé exactamente quién fue mi hacedor.
  • Leliana: Creo que te equivocas. Tu parte más importante... la parte que te convierte en ti... fue obra suya.
  • Shale: ¿Y la hermana lo cree así, a pesar de no tener ninguna prueba?
  • Leliana: Sí.
  • Shale: ¿Y la hermana sigue creyendo que ella y yo podríamos ser hermanas? ¿De espíritu?
  • Leliana: Claro. Creo que sería estupendo.
  • Shale: Supongo que podrían ocurrir cosas peores. Como recibir el asalto de una bandada de palomas.
  • Leliana: Me alegro de oír eso.
───────
  • Leliana: No sabía que fueras una chica.
  • Shale: Es que no lo soy. Soy un gólem.
  • Leliana: Pero antes eras una chica. Una enana, más bien. ¿Eso no... significa nada para ti?
  • Shale: La bardo se refiere a alguien que vivió y murió hace cinco siglos. ¿Qué tengo yo en común con esa persona?
  • Leliana: Compartes un alma con ella.
  • Shale: No es cierto... Habla con acertijos. Será mejor que desista, si no quiere que le aplaste la cabeza.
───────
  • Leliana: ¿Echas de menos tu antigua vida, Shale? ¿Los siglos de recuerdos que has perdido?
  • Shale: ¿Echa ella de menos el vientre de su madre?
  • Leliana: ¿Que si...? Bueno, no. Mi memoria no llega tan lejos.
  • Shale: Pues es lo mismo. Mi memoria también es limitada y lo que hay más allá está ahora perdido.
  • Leliana: ¿Y no recuerdas nada? ¿Absolutamente nada?
  • Shale: Hay... imágenes. Rostros para los que no tengo nombre. Lugares en los que recuerdo haber estado, pero que no sé dónde están. ¿Si echo de menos esas cosas? Carecen de contexto. Cuando pienso en ellas, solo me inspiran desasosiego.
  • Leliana: Son como sueños, entonces. Cuando despiertas, los detalles se han esfumado.
  • Shale: ¿Es eso lo que pasa cuando se sueña? Entonces sí. Puede que sea algo parecido.
  • Leliana: Qué triste, descubrir que tu vida entera ha sido un sueño olvidado. Lo siento mucho.
───────
  • Shale: La hermana lleva un calzado interesante.
  • Leliana: ¿Eh? Te... te gustan los zapatos, ¿verdad?
  • Shale: Tengo una masa considerable. Me vendría muy bien algún almohadillado para los pies, pero dudo que se pueda hacer un calzado así.
  • Leliana: Mmm. Podría encargar unas sandalias gruesas y elegantes. Con grandes cinchas de cuero. ¡Oh, sí, creo que se podría hacer! ¡Tal vez demos con un zapatero que quiera hacerlo! ¿De qué color te gustarían?
  • Shale: No creo que el color sea demasiado importante.
  • Leliana: De hecho, el color es muy importante. El color y la forma, una forma que adelgace los tobillos... cosa que no te vendría nada mal, me temo.
  • Shale: ¿Tengo... tengo los tobillos gruesos?
  • Leliana: No pasa nada. A mí no me gustan mis muslos. Lo importante es sacarle partido a lo que tienes.
  • Shale: Mmm. Muy bien. Pues quiero que los zapatos sean rojos.
  • Leliana: ¡Oh! ¡Qué audacia! ¡Tendremos que recordarlo!
───────
  • Shale: ¿Por qué me mira así la bardo?
  • Leliana: Estaba pensando en componer una canción sobre ti. La estatua con un corazón de oro... o algo parecido.
  • Shale: ¿Cree que mi corazón está hecho de oro? Está hecho de piedra, como todo lo demás. De piedra fría.
  • Leliana: Me refiero a que tienes... un buen corazón. Al menos a mí me lo parece.
  • Shale: ¿Y a eso lo llaman tener un "corazón de oro"? ¿Por qué?
  • Leliana: Eh... Porque el oro es precioso y brillante y... un corazón de oro es igualmente valioso.
  • Shale: Brillante.
  • Leliana: En cierto modo.
  • Shale:Mi corazón no puede describirse como brillante. Yo mato. Con frecuencia, y no sin placer.
  • Leliana: Has llevado una vida dura. En tu interior, en el fondo de tu ser, eres una buena persona. Estoy convencida.
  • Shale: ¿A pesar de que nunca he demostrado tal cosa? Qué curioso.
  • Leliana: No eres únicamente de piedra, Shale. En tu interior hay una persona.
  • Shale: Si es así, será porque me la habré comido.
───────
  • Leliana: No entiendo por qué odias tanto a los pájaros.
  • Shale: Porque tenía que soportar sus trinos, sus patas sobre mí y, especialmente, sus constantes ca...
  • Leliana: No te preocupes, ya entiendo esa parte. Pero solo estaban... comportándose como pájaros.
  • Shale: Exacto. Como repulsivas alimañas con alas. Los engendros tenebrosos también deben ser exterminados por comportarse como tales.
  • Leliana: ¡Pero un pájaro es una criatura de gran elegancia y belleza! ¡Abren el pico y cantan!
  • Shale: La bardo oye música. Yo oigo un alarido espectral que me hiela la sangre.
  • Leliana: Pero... ¿y los ruiseñores? ¿O los cisnes?
  • Shale: No son gorriones, es cierto. Pero siguen siendo criaturas maléficas de los cielos.
  • Leliana: (Suspira) Me rindo.
───────

(Si un Guarda hombre tiene un romance con Leliana)

  • Shale: He notado que la hermana ha pasado mucho tiempo con él.
  • Leliana: ¿Con "él"? Ah... Te refieres al guarda. Me sorprende que te fijes en esas cosas.
  • Shale: Estoy hecha de roca, pero no soy ciega.
  • Leliana: (Se ríe quedamente) Supongo que no.
  • Shale: ¿La hermana no tiene problemas por servir a dos amos?
  • Leliana: Mmm. No me gusta lo de "servir", pero supongo que te refieres al Hacedor. Ingresé en la Capilla como monja, pero no llegué a hacer los votos. Y aunque los hubiera hecho, la Capilla no prohíbe que la gente se enamore.
  • Shale: Me dijeron que la hermana abandonó el servicio del Hacedor para venir aquí.
  • Leliana: Al Hacedor nunca se lo abandona. Al menos en el corazón.
  • Shale: Eso parece una excusa para justificar la infidelidad.
  • Leliana: Eres... muy sarcástica para ser una estatua que anda, ¿sabes?
  • Shale: Eso me han dicho otras veces.


Shale y Morrigan[]

  • Shale: La bruja del pantano tiene muchas cosas en común con mi antiguo maestro.
  • Morrigan: ¿"La bruja del pantano"? Qué original.
  • Shale: La bruja del pantano exhibe la misma arrogancia, el mismo aire de crueldad. No me gustaría nada que mi vara de control estuviera en sus manos... si aún funcionase, claro.
  • Morrigan: Déjame que te diga dónde puedes meterte la vara de control, gólem.
  • Shale: ¿Está diciendo que, si la vara aún funcionase, no querría controlarme?
  • Morrigan: No me haría falta. Podría, por ejemplo, ordenarte que saltaras a un lago. A un lago muy profundo.
  • Shale: No engaña a nadie. La bruja del pantano lo controlaría todo si pudiera. Le gustaría que todos bailáramos a su compás.
  • Morrigan: Oh, qué bien me conoces. Tu penetrante mirada ha desvelado mis intenciones.
  • Shale: Estaré observando a la bruja del pantano. No es de fiar.
  • Morrigan: (Suspira) Empiezas a hablar como Alistair.
───────
  • Shale: Tengo entendido que la bruja del pantano está decidida a asesinar a su madre, ¿no?
  • Morrigan: En defensa propia, por supuesto.
  • Shale: Eso dice. En ese caso, es que no lo tenía todo planeado desde el principio.
  • Morrigan: No sabía nada sobre las... intenciones... de mi madre antes de encontrar el libro. ¿Pensabas que lo había organizado todo?
  • Shale: Sería innecesario, teniendo en cuenta que es la única que puede leer el libro. Lo mismo podría ser un diario o un libro de recetas.
  • Morrigan: ¿Quieres que te enseñe a leerlo? Así podrías comprobar por ti misma que no miento.
  • Shale: (Resopla) Ahora está poniéndome a prueba.
  • Morrigan: (Se ríe entre dientes) ¿Y bien? ¿Quieres aprender o no?
  • Shale: No. Me da igual.
  • Morrigan: Entonces déjame en paz.
───────
  • Shale: ¿Por qué sigue viajando la bruja del pantano con los guardas grises?
  • Morrigan: ¿Acaso piensas que no debería hacerlo?
  • Shale: Es mera curiosidad. No parece que tenga demasiadas razones para hacerlo.
  • Morrigan: Lo mismo podría decirse de ti. Ninguna vara de control te obliga a quedarte, gólem.
  • Shale: Carezco de historia, y por tanto carezco de propósito. No puede decirse lo mismo de la bruja del pantano. Simplemente, su propósito está oculto.
  • Morrigan: Sigue haciendo preguntas y me convertiré en un pájaro. Puedo hacerlo.
  • Shale: (Resopla) No les tengo miedo a los pájaros.
  • Morrigan: Oh, no he dicho que les tuvieras miedo. Simplemente, me remontaría más allá de tu alcance y esperaría allí arriba, sobre ti, hasta que...
  • Shale: ¡Basta! Guardaré silencio.
  • Morrigan: Excelente decisión.
───────
  • Shale: ¿Cuántas formas más puede adoptar la bruja del pantano?
  • Morrigan: Varias.
  • Shale: ¿Puede convertirse en gólem?
  • Morrigan: ¿Es que buscas compañía?
  • Shale: Si pudiera convertirse en gólem, sería raro que no permaneciese en esa forma. Es superior a las demás.
  • Morrigan: No, no puedo transformarme en gólem. Puedo adoptar las formas de los animales, aunque cada una de ellas debo aprenderla por separado.
  • Shale: ¿Y cómo las aprende? ¿Lo lee en alguna parte?
  • Morrigan: (Se echa a reír) ¡Ese talento no se aprende en los libros! ¡Hay que copiar el alma de una criatura!
  • Shale: No entiendo.
  • Morrigan: Es lógico. La roca es inmutable... Dejémoslo así.
───────
  • Shale: Me gustaría que la bruja del pantano me enseñase la naturaleza de la magia. Siento mucha curiosidad.
  • Morrigan: Seguro que hay otros a los que no les fastidian tus constantes preguntas. ¿Qué tal Alistair?
  • Shale: Me temo que el segundo guarda no posee los conocimientos necesarios para responder a mi pregunta.
  • Morrigan: Podrías preguntarle de todos modos. Al menos nos divertiríamos con sus ocurrencias.
  • Shale: No entiendo. Busco iluminación, no diversión.
  • Morrigan: Tú te lo pierdes. Llegarías mucho más lejos buscando diversión, te lo aseguro.
  • Shale: La bruja del pantano es una criatura desconcertante. No la entiendo.
  • Morrigan: No eres la primera que me lo dice. Aunque puede que sí el primer gólem.
  • Shale: Volveré a preguntar a la bruja del pantano luego, cuando se sienta menos inclinada a responder a mis preguntas con comentarios extraños.
  • Morrigan: En ese caso, me temo que tendrás que esperar bastante.
───────
  • Shale: Sigo queriendo saber cómo aprende sus formas la bruja del pantano.
  • Morrigan: Qué ansias. ¿Es que nuestra gólem desea convertirse en humana?
  • Shale: La forma humana es blanda y débil. No deseo tal cosa.
  • Morrigan: Entonces, ¿a qué se debe tanto interés por la metamorfosis? Salvo que, en secreto, desees convertirte en otra cosa...
  • Shale: ¿Por eso aprendió la bruja del pantano lo que sabe? ¿Para escapar de su forma?
  • Morrigan: En cierto modo, sí. La espesura era muy solitaria. Unirme al bosque, convertirme en una con sus moradores... era liberador.
  • Shale: Creo que sería una habilidad perfecta para disfrazarse.
  • Morrigan: Y para cruzar puertas sin darse en la cabeza, ¿mmm?
  • Shale: Sí, exacto.
  • Morrigan: Bueno, pero ésa no es una razón lo bastante buena.
───────
  • Shale: ¿Y cuál lo es?
  • Morrigan: ¿Para qué?
  • Shale: Ha dicho que mi razón para aprender más sobre la metamorfosis no era "lo bastante buena". ¿Qué razón lo sería?
  • Morrigan: (Se ríe entre dientes) No lo sé. Dime cuál es la tuya y lo decidiré.
  • Shale: En ese caso, podría decidir que ninguna razón es suficientemente buena.
  • Morrigan: Y eso te desquicia, ¿verdad?
  • Shale: Su sadismo es digno de las aves, tengo que reconocerlo.
  • Morrigan: Bien. Dejémoslo así.
───────
  • Shale: ¿Así que la bruja del pantano y el guarda gris han... intimado?
  • Morrigan: Espero que no te refieras a Alistair.
  • Shale: ¿Acaso cree que soy una estúpida?
  • Morrigan: Todo es posible. En cuanto a tu primera pregunta, ¿quieres saberlo por algo en particular?
  • Shale: Simple curiosidad. Me gustaría saber si ha embrujado al guarda gris.
  • Morrigan: (Resopla con desdén) No necesito embrujar a los hombres para obtener de ellos lo que deseo.
  • Shale: ¿No? Mis disculpas, entonces. Me disponía a ofrecerle mis felicitaciones por un trabajo bien hecho.
  • Morrigan: Imagino que sin segundas, ¿verdad?
  • Shale: Desde luego. Soy la inocencia personificada.
───────
  • Shale: La bruja del pantano quiere algo de él.
  • Morrigan: ¿De quién? Ah... Te refieres al guarda. (Se ríe entre dientes) ¿Y si fuera así? ¿Qué pasa?
  • Shale: ¿Es consciente de la auténtica naturaleza de la bruja del pantano?
  • Morrigan: Deja que lo adivine. ¿Tú conoces mi auténtica naturaleza?
  • Shale: He pasado mucho tiempo observando el mundo. Reconozco lo que veo cuando lo veo.
  • Morrigan: Has pasado treinta años observando aquello que un pequeño pueblo tuvo a bien colocarte delante de los ojos. No presumas de sabiduría conmigo. En el mejor de los casos, eres una estatua apenas funcional, con una pésima memoria y una actitud aún peor. Ni se te ocurra juzgarme.
  • Shale: Mmph. Puede que tenga parte de razón.
  • Morrigan: Sí, eso creo yo también.
───────
  • Shale: La bruja del pantano ha estado mirándome de manera extraña. Si no deja de hacerlo, tendré que aplastar su diminuta cabeza de pájaro.
  • Morrigan: Simplemente, me cuesta creer que haya una hembra ahí dentro.
  • Shale: Una hembra que, además, era una guerrera. Y una enana.
  • Morrigan: Sí, eso explica muchas cosas.


Shale y Oghren[]

  • Shale: (Suspira) Tengo una pregunta para el enano.
  • Oghren: ¿Sí? Bueno, la piedra está en tu tejado. Se echa a reír ¿Lo coges? La "piedra".
  • Shale: Lo cojo, sí. Mi pregunta es ésta: si el Yunque del Vacío no hubiera sido destruido, ¿cree que los enanos habrían intentado utilizarlo?
  • Oghren: Mmm. Para crear más gólems, dices? Oh, sí, en menos de lo que tú tardarías en aplastar a un nug.
  • Shale: ¿A pesar de saber la agonía que causa? Aun así, ¿obligarían a otros a transformarse?
  • Oghren: No habría necesidad. Muchos se prestarían voluntarios, como tú hiciste en su día. Cada año que pasa somos menos, mientras que los engendros tenebrosos nunca se agotan. Si sirviera para salvar Orzammar, muchos se ofrecerían para convertirse en gólem, no te quepa duda.
  • Shale: Entonces, ¿cree que fue un error destruir el Yunque?
  • Oghren: (Suspira) No... A veces hay que impedir que la gente cometa estupideces, aunque sea por buenas razones.
  • Shale: ¿Se refiere a su antigua esposa?
  • Oghren: Me parece que cierta estatua debería cerrar la boca e irse a molestar a otro con sus condenadas preguntas.
───────
  • Shale: ¿Habría salvado el enano borracho a su antigua esposa de haber podido? He asumido que, puesto que el enano borracho es un maestro de la grosería, carecía de la capacidad de ofenderse.
  • Oghren: Mmph. Buena respuesta. La verdad es que no lo sé. Parecía casi más loca que cuando nos casamos, que ya es decir.
  • Shale: ¿Casi? Supongo que estará exagerando.
  • Oghren: Branka siempre fue un poco especial. Había veces en que me daba en la cabeza con el martillo por haberle cambiado las pinzas de sitio... Ah, qué tiempos aquellos.
  • Shale: Me resulta difícil imaginar la relación con esa tal Branka.
  • Oghren: El sexo lo compensaba todo. ¡Realmente tenía talento para sacarle brillo al viejo yunque, no sé si me explico! (Silba) ¡Paragón!
  • Shale: Creo que voy a dejar de imaginar.
───────
  • Shale: El enano borracho me recuerda a un hombre que había en el pueblo.
  • Oghren: Había otros enanos, ¿eh?
  • Shale: No. No como el enano borracho, al menos. En general, eran discretos y respetados. No, como he dicho, se trataba de un hombre, un humano. Estaba todo el día vomitando en las calles. Un día, se extravió en medio de una tormenta de nieve y se congeló.
  • Oghren: ¿Eh? ¿Y a ése te recuerdo?
  • Shale: ¿He dicho que se parecieran? Me refería a que esperaba que se parecieran.
  • Oghren: Creo que una vez tuve una esposa como tú.
───────
  • Oghren: Oye. ¿Los gólems sabéis chistes buenos?
  • Shale: Yo me sé uno. Ese enano borracho que viaja en compañía de un guarda gris, y no hace más que eructar y...
  • Oghren: ¡Bah! ¡Me refiero a un chiste de verdad! ¡En todos los años que has pasado allí inmóvil, habrás oído al menos uno o dos chistes!
  • Shale: Una vez, un humano empezó a contarle un chiste a otro mientras vaciaba la vejiga sobre mi pierna. Confieso que no lo escuché. Estaba demasiado ocupada planeando mi venganza.
  • Oghren: ¿Sí? ¿Y qué fue de él?
  • Shale: Desapareció durante la batalla de Honnleath. Trágico. Se golpeó la cabeza contra una piedra, creo.
  • Oghren: Ah. Recuérdame que controle mis ventosidades cerca de ti.
───────
  • Shale: El enano borracho lucha... razonablemente bien.
  • Oghren: No hace falta que parezca que se te caen las piedras por admitirlo.
  • Shale: No es físicamente débil. Ni totalmente incapaz. En combate.
  • Oghren: ¿Quieres pedirme un préstamo, o algo así?
  • Shale: Solo digo que habría cosas peores que tener que luchar a su lado.
  • Oghren: Me alegro de saberlo. ¿Y ahora me bajo los pantalones? ¿O ya has terminado?
  • Shale: He terminado. Del todo.
───────
  • Oghren: Estooo...
  • Shale:: ¿Qué pasa? ¿Por qué me mira el borracho?
  • Oghren: Así que eras una enana.
  • Shale: ¿Y? ¿Qué pasa con eso?
  • Oghren: Entonces, en esencia, ahora mismo eres una enana desnuda.
  • Shale: Que está hecha de piedra. Es mejor que el borracho borre esa imagen mental de su cabeza si no quiere que lo aplaste con mis puños.
  • Oghren: Genial.
───────
  • Oghren: En mis tiempos vi algunos gólems, ¿sabes? En Orzammar hay varios.
  • Shale: Cuánto sabe sobre los gólems. Se merece una medalla.
  • Oghren: La cosa es que no recuerdo que ninguno de ellos tuviera problemas de memoria.
  • Shale: Puede que ellos no tuvieran esos problemas.
  • Oghren: Una vez hablé con un gólem. No tenía nada interesante que contar, pero sí una memoria a prueba de golpes. Podía decirte lo que llevabas puesto en la fiesta del Barnack diez años antes.
  • Shale: Probablemente vómito, moscas y poco más, si se refería a él.
  • Oghren: Claro que, si alguien asegurara haber perdido la memoria, sería el modo perfecto de esquivar toda clase de preguntas incómodas.
  • Shale: ¿Sigue hablando? No está bebiendo, así que supongo que sí.
  • Oghren: Bien, bien. No me contestes si no quieres. Más tarde o más temprano meterás la pata.
───────
  • Oghren: Recuerdas el nombre de tu antiguo señor, ¿no? ¿Y más cosas sobre él?
  • Shale:: ¿Sigue hablando de mi memoria? Debe de costarle muchísimo mantener tanto tiempo la concentración.
  • Oghren: Ni recuerdas haberlo matado, ni cómo recuperaste el libre albedrío, ni nada por el estilo. Pero ¿recuerdas los treinta años siguientes?
  • Shale: Más o menos. Mi último amo me hizo algo que no recuerdo. ¿Adónde quiere ir a parar?
  • Oghren: ¡Ajá! No sabrías que te hizo algo... ¡si no lo recordaras!
  • Shale: Supongamos, solo por el placer de especular, que eso es cierto. Asesiné a ese estúpido y lo recuerdo. ¿Por qué iba a mentir?
  • Oghren: Porque así, eh... ¡podrías hacerlo de nuevo!
  • Shale: ¡Sí, he esperado infatigablemente durante treinta años a que llegara el momento de actuar! ¡Pronto, mi venganza será completa!
  • Oghren: ¡Exacto! ¡Lo sabía! ¡Ja!
  • Shale: Espero que no se lo diga a nadie. Quiero que sea una sorpresa.
───────
  • Oghren: Creo que ya lo entiendo. Por qué aseguras haber olvidado lo del asesinato, me refiero.
  • Shale:: ¿Sí? Adelante, que hable. ¿Tiene que ver con prostitutas y curiosas anécdotas mineras?
  • Oghren: Estás abochornada.
  • Shale: Yo estoy abochornada.
  • Oghren: Eres demasiado orgullosa. Si hay algo que he aprendido a reconocer es cuándo alguien es demasiado orgulloso. Perdiste el control por algo que te hizo ese mago, ¿verdad? No haces más que hablar de lo débiles que son los humanos, la facilidad con la que mueren... Lo sabes muy bien, ¿verdad? Solo tienes que tropezarte y se mueren, así de fácil.
  • Shale: ¿Ésa es su teoría?
  • Oghren: ¡Seguro que hasta te gustabaç ese mago! Pero es más fácil de creer que mataste a alguien a quien detestabas, ¿verdad?
  • Shale: No... no sabe nada. Sabe menos que nada.
  • Oghren: Sé muchas cosas sobre meter la pata. (Se echa a reír) Muchísimas. Pero puedes pensar lo que te apetezca, calzones de piedra.


Shale y Sten[]

  • Shale: Nunca había oído hablar de una criatura llamada qunari.
  • Sten: Entonces es que no has estado muy atenta. No llegamos a la costa el año pasado. Llevamos siglos aquí.
  • Shale: He estado atenta. De hecho, no he hecho otra cosa durante todos estos años y, sin embargo, no recuerdo que nadie en el pueblo mencionara a los qunari.
  • Sten: Confiar en los humanos como fuente de información es una necedad.
  • Shale: Son bastante ignorantes, ¿verdad? Y débiles. En el mejor de los casos.
  • Sten: En Par Vollen tenemos unas criaturas similares. Los humanos las llaman "monos". Son alimañas estúpidas y cobardes. Profieren agudos chillidos cuando las amenazan y se lanzan sus propias heces.
  • Shale: Es una comparación excelente. Me pregunto si estarán emparentados...
  • Sten: Posiblemente.
───────
  • Sten: No comprendo lo que es un gólem. ¿Para qué hace falta crear una criatura así?
  • Shale: ¿Para qué se forja una espada? Para matar a tus enemigos.
  • Sten: Pero tú no eres una espada, gólem. Hablas como una criatura viva, pero actúas como una posesión. No sé qué pensar de ti.
  • Shale: (Resopla) No soy una posesión, al menos desde que se rompió la vara de control.
  • Sten: ¿No? Sigue en tu corazón. ¿Eres consciente de ello? "Era tras era se han alzado los hombres para decirle al mundo: 'A partir de lo que me antecedió fui forjado, pero ahora soy algo nuevo, más grande que mis antecesores'." "Y así, cada hombre camina menguado por el mundo, abandonado y sin probarse. Menos que la totalidad de su ser."
  • Shale: ¿Es un acertijo?
  • Sten: (Suspira) Eso parece.
───────
  • Shale: ¿Todos los qunari son igualmente poderosos?
  • Sten: No estoy aquí para saciar tu curiosidad, criatura.
  • Shale: Eso es cierto. Creo que me he comportado como un humano charlatán. Mis disculpas.
  • Sten: No, soy yo el que debe disculparse. No eres un humano. Eres una obra superior.
  • Shale: El qunari es muy amable. Si todo su pueblo es como él, me extraña que no haya podido aplastar a los humanos bajo su bota.
  • Sten: Lo mismo pienso yo.
  • Shale: Solo hay que mirarlos. Son tan...
  • Sten: ¿Pequeños?
  • Shale: ¡Exacto!
  • Sten: Tú y yo pensamos igual, kadan.
───────
  • Shale: ¿Qué probabilidades de éxito calcula el qunari?
  • Sten: ¿Para el/la guarda gris? Muy pocas o ninguna.
  • Shale: ¿Y por qué lo/la sigue, entonces? Yo no arriesgo la vida, pero él sí.
  • Sten: Mi misión no es diferente a la del/la guarda gris. Debo llegar hasta el final de esto.
  • Shale: ¿Preferiría morir a abandonar su misión?
  • Sten: Sin duda. En una gesta así se puede cosechar mucho honor, por improbable que sea la victoria.
  • Shale: El honor es algo muy curioso. Dista mucho de ser práctico.
  • Sten: ¿Y de qué sirve lo práctico cuando conduce a la cobardía y el vacío? Es mejor morir bien que vivir.
  • Shale: Una... teoría interesante.
  • Sten: La vida es valiosa, Shale. Pero solo si se utiliza.
───────
  • Shale: Tengo una pregunta sobre religión para el qunari.
  • Sten: Por ti, kadan, responderé.
  • Shale: ¿Su "qun" aceptaría como converso a un gólem?
  • Sten: No lo sé. Nunca ha sucedido. Aceptamos a criaturas de todas clases, siempre que ellas estén dispuestas a aceptar su lugar en el mundo.
  • Shale: ¿Y qué lugar es ése?
  • Sten: Un lugar de igualdad. En el seno del qun, todos los individuos existen para servir.
  • Shale: Mmm. Eso ya no resulta tan atractivo. ¿El qunari también consideraría a los pájaros sus iguales?
  • Sten: ¿Pájaros? Los pájaros no son más que... animales. La iluminación no es para ellos.
  • Shale: Excelente. Parece muy prometedor.
───────
  • Shale: He oído una curiosa historia sobre los qunari.
  • Sten: Habla, kadan.
  • Shale: Me han contado que les ponen correa a los magos. ¡Correa! ¡Qué idea más deliciosa!
  • Sten: No es algo que nos proporcione placer. Lo hacemos porque es necesario.
  • Shale: ¿Y por qué no acabar con sus miserias? Aplastarles la cabeza y terminar. Es rápido. Eficaz. Divertido.
  • Sten: Hombres como ésos te han ofendido, así que tu sed de sangre es disculpable. Pero lamento el destino de esos magos. Aun así, deben servir, igual que todos. En el seno del qun, todos deben encontrar su lugar.
  • Shale: El lugar del que vienes parece maravilloso. ¡Magos con correa! ¿Qué será lo próximo que se les ocurra?
  • Sten: Tal vez ponerte una correa a ti, kadan.
  • Shale: Mmm. Eso ya no parece tan divertido, en efecto.
───────
  • Shale: La última vez que charlamos, el qunari habló de la igualdad.
  • Sten: Dije que todos somos iguales en el qun, sí.
  • Shale: ¿Y los humanos? No serán tan iguales como los demás, ¿no?
  • Sten: Todo el que acepta el qun tiene su lugar, como cualquier otro. En las tierras que hemos ocupado, hasta los elfos abrazan esta idea.
  • Shale: ¿Y si ese lugar está en el fondo?
  • Sten: Si uno pertenece allí, allí es donde debe estar.
  • Shale: Los qunari son un pueblo muy práctico, Sten.
  • Sten: Siempre lo he dicho. Pero gracias.
───────
  • Shale: Debo decir que ha sido agradable luchar junto al qunari.
  • Sten: Lo mismo digo. Eres una criatura muy notable, kadan. Un guerrero temible.
  • Shale: No más que el qunari, sin duda. ¡Es maravilloso cómo abate a sus enemigos!
  • Sten: Sonrío cada vez que lanzas tu grito de guerra, porque sé que tus enemigos tiemblan.
  • Shale: Podría pasarme todo el día observándolo... Su habilidad, su forma, la forma en que la luz incide sobre sus músculos... Es decir... Sí, bien hecho. Bien luchado.
  • Sten: Lo mismo digo.
  • Shale: Bien.


Shale y Wynne[]

  • Wynne: Shale, ¿por qué me llamas la "vieja maga"?
  • Shale: Claramente porque es vieja. Y una maga. (Alternativa sarcástica, supuestamente si el Guarda es un mago: "Evidentemente, porque es morada. Y una hiena..")
  • Wynne: Tengo nombre. Todos lo tenemos. Aunque Morrigan sea una "bruja del pantano", como tú la llamas, quizá preferiría que te refirieras a ella por su nombre.
  • Shale: No me cabe duda.
  • Wynne: Entonces, ¿lo haces por pura perversión? Me cuesta creer eso de ti.
  • Shale: He descubierto que se me permiten muy pocas diversiones. Como tantos optan por referirse a mí como "gólem", me gusta hablarles del mismo modo.
  • Wynne: Ah, muy bien. Pero ¿no podrías al menos utilizar un adjetivo diferente? No me agrada que se utilice mi edad para definirme.
  • Shale: Como desee la susceptible maga.
  • Wynne: Oh, vamos.
───────
  • Wynne: ¿Alguna vez piensas en el futuro, Shale?
  • Shale: Estaba pensando que podía... oh, ingresar en la Capilla. Llegar a ser Divina. ¡Y construir gólems gigantes con la forma de Andraste para conquistar el mundo!
  • Wynne: ¿De veras?
  • Shale: Nooooo.
  • Wynne: Lo preguntaba en serio. Un día, la misión de los guardas grises terminará, de un modo o de otro. ¿Qué harás entonces?
  • Shale: Yo pensaba que la misión de los guardas grises era destruir a los engendros tenebrosos.
  • Wynne: ¿Sí? ¿Así que compartes un objetivo con ellos? ¿Ésa es tu meta definitiva?
  • Shale: No lo he pensado demasiado. Quizá sea mejor que masacrar a todos los pájaros del universo.
  • Wynne: Bueno, sí. Algo mejor sí. Habría que pensarlo un poco.
───────
  • Shale: ¿La vieja maga ha visto alguna vez a otro gólem?
  • Wynne: En la cámara de la torre se guardaba uno desactivado. Me pregunto qué fue de él. Después de lo que sucedió en el Círculo, me sorprendería que no hubiera terminado totalmente destruido.
  • Shale: ¿Por qué lo desactivaron? ¿Le aplastó la cabeza a un mago arrogante cuando se cansó de que le diera tantas órdenes?
  • Wynne: No lo sé, Shale. Puede que estuviera completamente averiado. Creo que se quedó en la torre porque era imposible moverlo. Es muy, muy antiguo. Creo que vino de Tevinter hace mucho tiempo. Puede que lo comprara alguien para guardar la torre.
  • Shale: A su pueblo le gusta tener esclavos, ¿no?
  • Wynne: No... ¡no era un esclavo!! Era una... Es una...
  • Shale: ¿Una herramienta? Lo que me imaginaba. No, no hace falta que lo niegue. No.
───────
  • Shale: La anciana maga me observa. Me recuerda a un antiguo amo cuya cabeza aplasté... según me han dicho.
  • Wynne: Oh, perdona, Shale. Simplemente, me inspiras mucha curiosidad.
  • Shale: Lo mismo decía mi antiguo amo durante sus experimentos.
  • Wynne: Oh, yo nunca haría algo así. Simplemente, me resultas fascinante. Por un lado, la tuya parece una existencia triste y solitaria. Pero, por otro, eres tan poderosa... Hasta ahora nunca había conocido a ningún gólem con libre albedrío. ¿Me permites que te pregunte qué piensas hacer con él?
  • Shale: ¿Aparte de exterminar a las alimañas voladoras?
  • Wynne: Eh... sí, aparte de eso.
  • Shale: No lo sé. Por el momento, me divierte aplastar cabezas.
  • Wynne: Bueno... algo es algo.
───────
  • Shale: Creo que debo retirar una afirmación que hice en su momento. La anciana maga no es como mi antiguo amo.
  • Wynne: ¿No? Eso es bueno, ¿verdad?
  • Shale: Sí, salvo que a él le guste que le aplasten la cabeza. Y no es que yo recuerde haber hecho tal cosa...
  • Wynne: Sabes, creo que recuerdo a la persona de la que hablas. Se llamaba Wilhelm, ¿verdad? Wilhelm de las Marcas Libres.
  • Shale: Para mí era Wilhelm de la voz aguda y de la vara de control, que tanto disfrutaba usando. Aparte de eso, no quiero decir nada más.
  • Wynne: Bueno, si era el mismo hombre, se había labrado toda una reputación. Un erudito de cierta solvencia que desapareció misteriosamente.
  • Shale: Pues el misterio ya está resuelto. Lo maté yo. Y supongo que sonreí todo cuanto soy capaz de sonreír.
  • Wynne: (Se ríe entre dientes) Realmente dices lo que piensas, ¿eh?
  • Shale: Por suerte, ninguna otra parte de mi cuerpo tiene nada que decir.
───────

(Tras completar El Círculo Roto)

  • Shale: Tengo una pregunta que tal vez pueda responder la anciana maga.
  • Wynne: ¿Por qué siempre tengo que ser la "anciana maga"? Ni que fuera una vieja chocha.
  • Shale: ¿Le gustaría más "maga de avanzada edad y de cuerpo fláccido"?
  • Wynne: Tienes un extraño modo de pedir respuestas para tus preguntas.
  • Shale: Siento curiosidad por las abominaciones de la torre. ¿Es posible que tales criaturas vuelvan a ser humanas?
  • Wynne: Sí, aunque es... muy difícil. Para ello hace falta viajar al Velo.
  • Shale: ¿Y? ¿El mago vuelve a ser el mismo que era antes?
  • Wynne: No... Nunca he conocido a nadie que hubiera pasado por esa experiencia, pero no. Cambian. Para siempre.
  • Shale: Entiendo, gracias por responder... sabia mujer.
───────

(Tras completar Una paragón sin parangón)

  • Wynne: He pensado en lo que me dijiste, Shale. Sobre la esclavitud.
  • Shale: Es muy lucrativa, según tengo entendido.
  • Wynne: Es mala. Y no es mejor cuando el esclavo es un gólem. Creo que... nadie sabía cómo se creaban los gólems, Shale. Quizá debiéramos haberlo sospechado, pero no lo sabíamos. Los gólems eran como los hechizos. Útiles.
  • Shale: Yo soy útil. Más que una bola de fuego. Estoy segura de ello.
  • Wynne: No es lo mismo. Cuando todo esto acabe, me aseguraré de que el Círculo de los hechiceros conoce la verdad. No debemos seguir tratando a los tuyos como cosas.
  • Shale: (Se echa a reír) No existen "los míos". Solo mencioné la esclavitud porque sabía que molestaría a la vieja maga, nada más.
  • Wynne: Pero... aun así, eso no justifica... Eres una criatura perversa, ¿sabes?
  • Shale: Está pensando que le gustaría tener una vara de control, ¿no? (Se echa a reír)


Shale y Zevran[]

  • Zevran: Mmm. Tengo una pregunta para ti, Shale. ¿Cómo es ser una estatua gigante?
  • Shale: Insólita pregunta. ¿Cómo va a ser?
  • Zevran: Bueno, veamos... ¿Te duele? ¿Te sientes como si estuvieras enterrada bajo un montón de rocas? ¿O no sientes nada?
  • Shale: No tengo nada con lo que compararlo. ¿Cómo es pertenecer a una raza inferior a otras igualmente blandas y débiles?
  • Zevran: Ah... Está bien.
  • Shale: Debe de ser muy frágil. Al mínimo roce, estalla y empieza a soltar líquido por todas partes. No me extraña que se embutan en metal.
  • Zevran: Hará falta más de un roce, seguro...
  • Shale: Me siento sólida. E inmortal. Mi cuerpo no emite líquidos pútridos.
  • Zevran: Mmm. Ahora que lo mencionas, de repente me siento como un delicado champiñón.
───────
  • Zevran: He estado pensando en tu problema, amiga mía.
  • Shale: ¿Ha pensado en algún medio de engañar a los pájaros para que bajen del cielo?
  • Zevran: Me refiero a tu situación... Estar hecha de piedra y eso. Debe de ser terrible para ti ver a los demás... juntos. Ya sabes.
  • Shale: Juntos. ¿Como cuando están de pie, al lado?
  • Zevran: Hablo del amor, mi sólida amiga. Y del acto del amor. Imagino que saber que nunca podrás participar de esos placeres te provocará incomodo.
  • Shale: Eso es repulsivo. Ya era bastante malo tener que presenciar de vez en cuando la cópula de un par de aldeanos a mi sombra, pero la idea de participar... ¡Buagh!
  • Zevran: Eres estoica, amiga mía. Y valiente. Nos honras sufriendo en silencio.
  • Shale: No estaba sufriendo hasta ahora, ni en silencio ni de ningún otro modo.
  • Zevran: Entiendo.
───────
  • Zevran: Bueno, Shale, dime... si tuvieras la oportunidad de convertirte en una criatura de carne y hueso, ¿la aprovecharías?
  • Shale: Parece bastante preocupado por ese tema.
  • Zevran: Compláceme. ¿Querrías vivir? ¿Respirar el aire y saborear la carne? ¿O preferirías seguir siendo piedra inmortal, como ahora?
  • Shale: ¿También tendría que envejecer, sangrar y morir?
  • Zevran: Por supuesto. Esas cosas son el precio que pagamos por la bendición de ser lo que somos.
  • Shale: Entonces, no, gracias. No necesito tales debilidades para nada.
  • Zevran: Una vez fuiste una enana. Con sueños, pasiones y todas esas cosas. ¿No sientes ninguna nostalgia?
  • Shale: ¿Para qué iba a querer convertirme de nuevo en esa enana? Renunció a su cuerpo voluntariamente.
  • Zevran: ¿Y la familia? ¿Y los niños? La vida no se acaba en uno mismo.
  • Shale: No... no deseo engendrar descendencia.
  • Zevran: Tu forma es fascinante, es cierto. Pero, aunque no tienes que sufrir los problemas de la existencia, tampoco saboreas sus mayores deleites. Es algo que quizá deberías pensar.
  • Shale: No tengo nada que pensar. Lo que él dice es imposible.
───────
  • Shale: Me he dado cuenta de que el elfo pintarrajeado intenta llamar la atención del/la guarda gris.
  • Zevran: Así es.
  • Shale: (Resopla) Durante el tiempo que pasé inmovilizada en Honnleath, tuve la ocasión de presenciar muchas situaciones así. O quizá debería decir que me vi forzada a presenciarlas. Ya sabrá que, normalmente, eso desemboca en rituales de apareamiento. Lo he visto muchas veces.
  • Zevran: Dudo que eso sea un problema en este< caso concreto, pero... ¿quién sabe? El acto de la creación es sumamente divertido. (Guarda hombre)
  • Zevran: ¿Sí? No es un mal pensamiento. Crear una nueva vida puede ser sumamente divertido. (Guarda mujer)
  • Shale: Ya. No tengo la menor idea de cómo se crea un gólem, pero dudo que vaya a crear uno en un futuro próximo.
  • Zevran: Supongo que es una suerte. Si tuvieras un amante, lo reducirías a un montón de magulladuras en cuestión de segundos.
  • Shale: Así que me imagina tratando de ganarme el afecto de otro gólem, ¿no? La mayoría de los gólems son esclavos de los dueños de sus varas de control.
  • Zevran: Qué gracioso. A nosotros nos pasa exactamente lo mismo.

(Alternativa si la misión personal de Shale ha sido completada)

  • Shale: Me he dado cuenta de que el elfo pintarrajeado intenta llamar la atención del/la guarda gris.
  • Zevran: Así es.
  • Shale: (Resopla) Durante el tiempo que pasé inmovilizada en Honnleath, tuve la ocasión de presenciar muchas situaciones así. O quizá debería decir que me vi forzada a presenciarlas. Ya sabrá que, normalmente, eso desemboca en rituales de apareamiento. Lo he visto muchas veces.
  • Zevran: Dudo que eso sea un problema en este caso concreto, pero... ¿quién sabe? El acto de la creación es sumamente divertido. (Guarda hombre)
  • Zevran: ¿Sí? No es un mal pensamiento. Crear una nueva vida puede ser sumamente divertido. (Guarda mujer)
  • Shale: No siempre. Cuando se crea a un gólem, la agonía sufrida es indescriptible. ¿Es muy divertido lo que dice el elfo pintarrajeado?
  • Zevran: Oh, no sabría decir. Si se hace bien, puede serlo muchísimo.
  • Shale: El elfo pintarrajeado está burlándose de mí.
  • Zevran: (Se ríe entre dientes) Eso crees, ¿eh? Piensa lo que quieras.
───────
  • Shale: Tengo una pregunta para el elfo pintarrajeado...
  • Zevran: ¿Elfo pintarrajeado? ¡Ah, para mí! Vaya, me gusta.
  • Shale: ¿Me equivoco al decir que el elfo pintarrajeado es un "cuervo"?
  • Zevran: En sentido literal, no, pero... sí, soy un cuervo.
  • Shale: Como los pájaros.
  • Zevran: ¿Hay otro tipo de cuervos?
  • Shale: ¿Así que el elfo pintarrajeado se dedica a atormentar esculturas indefensas con sus heces?
  • Zevran: Cuando tengo una buena razón, ¿por qué no?
  • Shale: ¡Es indignante! Será mejor que el elfo pintarrajeado se mantenga alejado de mí si no quiere que...
  • Zevran: (Suspira) Hay que ver la de veces que me dicen eso...
───────
  • Shale: Siento curiosidad. ¿Podría el elfo pintarrajeado responder a una pregunta?
  • Zevran: ¿Por qué no? Parece que tengo todo el día.
  • Shale: El elfo pintarrajeado atacó al/la guarda gris y, sin embargo, sigue con vida. De haberme correspondido a mí la decisión, su cráneo estaría ahora reducido a una masa sanguinolenta.
  • Zevran: No sé, no sé... ¿Podrías destruir algo tan hermoso como yo?
  • Shale: Fácilmente. No sé qué tienen que ver las virtudes estéticas con la dificultad para destruir algo.
  • Zevran: En ese caso, puede que no sepas cómo mirar.
  • Zevran: Mira con detenimiento a nuestro/a guarda gris, mi querida amiga. Aquí mismo tenemos un objeto digno de adoración, ¿no te parece?
  • Zevran: Habría que estar ciego para no darse cuenta de lo hermosos que somos todos y lo importante que es preservarnos.
  • Shale: Mmph. Puede que existan acepciones de "ciego" que aún no comprenda.

(Dependiendo del tercer miembro del grupo, la frase de Zevran "Mira con detenimiento a nuestro/a guarda gris, mi querida amiga. Aquí mismo tenemos un objeto digno de adoración, ¿no te parece? puede ser remplazada por otras)

(Morrigan)

  • Zevran:: Mira a la bruja. Cabello azabache, busto orgulloso, labios temblorosos... ¿Cómo podría alguien matar a una criatura así... sin llevársela antes al lecho?
  • Morrigan: : Es todo un alivio.

(Alistair)

  • Zevran:: Mira a nuestro amigo el templario. Atractivo salvaje, ingenio veloz, complexión masculina... Tentarlo para franquear las fronteras es un desafío digno de los mayores héroes.
  • Alistair: : ¿Un desafío? Con gusto franquearía cualquier frontera si se presentara la ocasión. ¡Nunca he salido de Ferelden!

(Leliana)

  • Zevran:: Tomemos el ejemplo de nuestra inocente hermana. Seguro que hasta tú puedes ver a la hembra salaz que pugna por escapar de ese sayo de la Capilla...
  • Leliana: : Mm. Es curioso. Juraría que he oído a un elfo insignificante hablar sobre mi atuendo.

(Wynne)

  • Zevran:: Echa un vistazo a la maga del Círculo. ¿Es necesario mencionar el atractivo de las mujeres añejas? Aún tiene lecciones que enseñarnos a todos, amiga mía.
  • Wynne: : No sabes hasta qué punto, mi pequeño elfo. Pero mantén tus manos imaginarias lejos de mí.


Shale y Loghain[]

  • Loghain: : Una vez vi un gólem como tú. Cuando luchaba en el ejército de Maric, hace muchos años.
  • Shale: : Me alegro por él.
  • Loghain: : ¿Eres la misma criatura? Por entonces eras más servil. Pertenecías a un mago que estaba al servicio del arl Rendorn.
  • Shale: : ¿Le parezco servil?
  • Loghain: : En absoluto. Me habré equivocado. Sin duda, recordaría a una estatua capaz de utilizar el sarcasmo.
  • Shale: : Entonces, estamos de acuerdo.
───────
  • Shale: : Podría haber ganado su batalla. Supongo que lo sabe, ¿no?
  • Loghain: : ¿Ahora voy a verme sometido a los juicios de un gólem? Maravilloso.
  • Shale: : Dice que lo hizo para salvar al reino, pero eso no es del todo cierto, ¿verdad?
  • Loghain: : No tengo la menor idea de lo que estás hablando, gólem.
  • Shale: : Podría haber matado a la mujer, Anora. Entonces lo habrían coronado antes de que nadie tuviera tiempo de desafiarlo.
  • Loghain: : Estás hablando de mi hija, por si no te has dado cuenta.
  • Shale: : Me he dado cuenta. Sin embargo, dijo que haría cualquier cosa. Y no era cierto.
  • Loghain: : No estaba dispuesto a matar a mi propia hija. Sí, es verdad. ¿Crees que eso me convierte en débil?
  • Shale: : No lo sé con certeza. De haber sabido lo que sabe ahora, ¿habría actuado de manera diferente?
  • Loghain: : (Suspira) No. No, no la habría matado. Ni aunque hubiera sabido lo que sé ahora.
  • Shale: : Entonces... estoy satisfecha.


Advertisement