Dragon Age Wiki
Advertisement
Exalted March

Las Marchas Exaltadas son cruzadas religiosas llevadas a cabo por la Capilla, aunque la primera Marcha Exaltada fue la de Andraste contra el Imperio de Tevinter y, por lo tanto, es anterior a la propia Capilla. La segunda Marcha Exaltada fue contra los elfos de los Valles, que habían sido aliados de Andraste durante su lucha contra el Imperio, pero cuyas relaciones con Orlais y la Capilla se habían deteriorado hasta estallar la guerra en la temprana Era Gloriosa. Durante la Era Oscura y la Exaltada, se convocaron cuatro Marchas Exaltadas contra aquellos que la Capilla Imperial consideraba heréticos. Las más recientes son las tres Marchas contra los invasores Qunari durante la Era del Acero y de la Tormenta.

De acuerdo con la Capilla, los fieles que dan sus vidas en las Marchas Exaltadas ganan un lugar especial al lado del Hacedor como los "Exaltados".[1]


Contra el Imperio de Tevinter[]

Ver también: Andraste

Alrededor del -180 de la Antigua (1015 TE), una enorme horda de bárbaros cruzó el Mar del Despertar desde el sur liderados por el señor de la guerra Maferath y Andraste, la Novia del Hacedor. Algunos registros afirman que los bárbaros fueron conducidos al norte por los engendros tenebrosos, otros, que Andraste estaba llevando la libertad a la gente del Imperio que había sido largamente oprimida por las depravaciones de los maeses.[2] El Imperio se vio obligado a abandonar la isla de Estwatch para centrarse en sus problemas en el continente. Los ejércitos de Maferath ganaron terreno rápidamente, en parte gracias a un levantamiento de esclavos liderado por el elfo Shartan. Antes de que pudieran asediar Minrathous, Andraste fue traicionada por su marido Maferath en -170. Fue llevada a Minrathous y quemada viva mientras que a Maferath se le concedió gran parte de las tierras del sur de Thedas. Reclamó Ferelden para sí mismo y dividió lo que se convertiría en Orlais, Nevarra y las Marcas Libres entre sus hijos. Por su servicio en la batalla contra el Imperio, Maferath dio a los elfos una nueva patria en los Valles. La Larga Marcha comenzó cuando una masiva afluencia de elfos pobló la región.[3]


Contra los Valles[]

La causa del conflicto que resultó en la destrucción de los Valles es discutida. Los dalishanos afirman que fue una simple persecución racial y religiosa, diciendo que los templarios invadieron su reino porque se negaron a dejar entrar a los misioneros de la Capilla. Las fuentes de la Capilla describen las tensiones que se fueron creando a lo largo de los años a medida que los elfos se volvían cada vez más aislacionistas: los Valles prohibieron todo comercio o discurso más allá de sus fronteras y solo atrajeron más ira cuando se negaron a ayudar a los reinos humanos durante la segunda Ruina. Hubo rumores en las tierras fronterizas de Orlais sobre el secuestro de humanos por parte de los elfos para sacrificarlos a sus dioses. Las tensiones llegaron a un punto crítico con el ataque de los elfos al pueblo de Risco Rojo.[4]

Exalted

Una estatua que conmemora la caída de los Valles en las Tumbas Esmeralda

En el 2:10 de la Gloriosa, después de que los elfos hubieran hecho grandes avances, incluyendo la captura de Montsimmard y el saqueo de la capital orlesiana de Val Royeaux, la Divina Renata I llamó a una guerra santa. El Imperio orlesiano envió tropas contra los Valles. A pesar de considerables victorias, los elfos fueron rechazados y finalmente derrotados; su capital en Halamshiral fue conquistada en el 2:20. A pesar de esta pérdida, un grupo de elfos se negó a admitir la derrota y se posicionaron finalmente en las Llanuras Exaltadas. Las fuerzas humanas, lideradas por la Hermana Amity, Lord Demetrius Aron y Ser Brandis del Lago Celestine se enfrentaron a ellos en el campo de batalla. Los elfos, superados en número, se negaron a deponer las armas cuando se les dio la oportunidad. Lord Demetrius fue derrotado en su puesto. La gran guerrera Lindiranae, empuñando la espada mágica conocida como Evanura, desafió finalmente a Ser Brandis a un duelo, el cual perdió, marcando el final de su resistencia. Según las investigaciones de Lord Avery de Montsimmard, Lindiranae no llegó a morir a manos de Ser Brandis, ya que no quería verla morir en vano, sino por una flecha disparada por otro soldado.

Después de la derrota de los elfos, se sabe que un general elfo llamado Rajmael se lanzó desde las Cataratas Forlorn en lugar de enfrentarse a la derrota. Amity se convirtió en la venerada Madre Amity y sirvió en Ville Montevelan, el primer asentamiento humano establecido en los Valles, durante más de cuarenta años, mientras Ser Brandis desapareció de la historia. Las menciones de Shartan y la contribución de los elfos a la causa de Andraste fueron etiquetadas como heréticas por la Capilla, y las obras de arte y enseñanzas de la Capilla que las denotan fueron eliminadas. Los elfos fueron entonces forzados a asimilarse en las ciudades de Orlais (viviendo como ciudadanos de segunda clase en barrios marginales llamados elferías) o a adoptar un estilo de vida nómada que los separaba de la humanidad (dalishanos).


Contra Refugio Celeste[]

Después de que el Rey Fyruss no pudiera hacerse con las Marcas Libres, sus aliados de Tevinter se volvieron contra él, usurpándolo en el 2:45 y expulsándolo de Refugio Celeste.[5] Esto llevó a la Capilla a declarar una Marcha Exaltada para reconquistar Refugio Celeste del Imperio en el 2:80. La siguiente batalla por la independencia de Refugio Celeste fue corta, pero sangrienta.[6]


Contra la Capilla Imperial[]

En el 3:87 de las Torres, los desacuerdos entre los sacerdotes de Tevinter y la doctrina de la Capilla ortodoxa, principalmente sobre el papel y el control de la magia, resultaron en un cisma y el nombramiento de Valhail como el primer "Divino Negro" de la Capilla Imperial, en oposición a la Divina de Val Royeaux.[7] Las relaciones entre las dos facciones se deterioraron rápidamente, culminando en la Capilla andrastina llamando a la represalia contra el Divino Negro después de que este declarara una celebración por la muerte de la Divina Alegría II en el 3:99 de las Torres.

Entre el 4:40 de la Oscura y el 5:10 de la Exaltada, un total de cuatro Marchas Exaltadas reunieron grandes ejércitos alrededor de los dominios de la Capilla andrastina, y lanzaron asaltos en lo más profundo de Tevinter. Sin embargo, cada Marcha Exaltada se quedó corta en su objetivo de conquistar Minrathous, y sirvieron principalmente para fomentar la separación entre Minrathous y Val Royeaux. La Capilla Imperial comenzó a formar su propio dogma y políticas, y la oleada de magos que huían de las tierras del sur hacia Tevinter reforzó el poder menguante del Imperio.[8] Es probable que más Marchas hubieran resultado en guerra si no hubiera intervenido el estallido de la cuarta Ruina. Tevinter tomó represalias por las Marchas, negándose a enviar ayuda a las naciones del sur contra los engendros.


Contra los Qunari[]

En el 6:30 del Acero, los Qunari conquistaron Par Vollen y comenzaron a usarlo como base para atacar a Seheron y Rivain. En el 6:42 del Acero, ya habían conquistado gran parte del Imperio de Tevinter, Rivain y Antiva y comenzaron a atacar las Marcas Libres. Pasaron muchos años hasta que la resistencia humana pudiera organizarse, y no fue hasta el 7:23 de la Tormenta cuando los Qunari se retiraron a Seheron y Rivain.

Entre el 7:25 y el 7:85 de la Tormenta, tanto la Capilla Imperial (para retomar Seheron y la ciudad oriental de Qarinus) como la Capilla (para retomar Rivain) declaran repetidamente nuevas Marchas Exaltadas. En total, se dan tres grandes Marchas Exaltadas, siendo la segunda, en el 7:52 de la Tormenta, un desastre total (los Qunari capturaron gran parte de Antiva). En el 7:55 de la Tormenta, se declara una tercera y última Marcha Exaltada[9] y, al final de esta, en el 7:84 de la Tormenta, los Qunari se retiraron a la ciudad de Kont-aar, en el norte de Rivain, y a Par Vollen. Para entonces, reconstruir la nación se consideró más importante que tratar de expulsar a los Qunari de Kont-aar. Una reunión entre los enviados de la mayoría de las tierras humanas (excepto Tevinter) y los Qunari en Llomerryn resulta en la firma del Acuerdo de Llomerryn, en el 7:84 de la Tormenta, en el que se declara la paz. No hubo paz entre Tevinter y los Qunari, aunque no hubo demasiadas escaramuzas mientras los Quinari se retiraban a Par Vollen.[10]


Intentos de Marchas Exaltadas[]

Estas Marchas Exaltadas no llegaron a ocurrir, pero la Divina Justinia V contempló declararlas.

Contra Orzammar[]


Esta sección contiene spoilers de::
Dragon Age: Origins.


Durante los eventos de Dragon Age: Origins, esto puede suceder en dos casos:

  • Si el/la guarda ayudó al hermano Burkel a abrir una Capilla en Orzammar, atrae a un sorprendente número de conversos entre los enanos. Rápidamente atraen la ira de los barrios más conservadores, y en poco tiempo el Cónclave restringe severamente los derechos de los andrastinos. El hermano Burkel se resiste y lo asesinan mientras es arrestado durante una manifestación pacífica en el Barrio Plebeyo. El Cónclave afirma que fue un accidente, pero las noticias de los disturbios llegan a la Capilla en la superficie, donde la Divina llega a contemplar una nueva Marcha Exaltada.
  • Si el/la guarda ayuda a Dagna a unirse al círculo de magos, más tarde será la autora de una teoría exhaustiva de cómo los vapores de lirio se relacionan con el suministro de magia. Esto gana mucha atención e inspira a los magos de otras partes de Thedas a establecer un nuevo círculo en el mismo Orzammar, uno que tenga acceso fácil al lirio enano y que esté completamente fuera del poder de la Capilla. La disposición de Orzammar para albergar a los apóstatas provoca una gran indignación y se corre el rumor de que la Divina contempla una nueva Marcha Exaltada.



Contra Kirkwall[]


Esta sección contiene spoilers de::
Dragon Age II.


Tras la muerte del vizconde Marlowe Dumar durante la primera batalla de Kirkwall y el gobierno de facto de la comandante Meredith, las tensiones entre los magos de la ciudad y la facción local de la orden templaria crecen considerablemente, lo que lleva a muchos en la Capilla y la sociedad secular a temer una revuelta de magos dentro de Kirkwall. No queriendo permitir que estos magos rebeldes lancen una insurrección, y quizás el comienzo de un nuevo Imperio de Tevinter, la Divina Justinia V contempla una Marcha Exaltada sobre la ciudad para acabar con la amenaza y restaurar el orden, enviando una agente para determinar la extensión del peligro. Con el levantamiento de los magos en pleno apogeo después de la destrucción de la Capilla de Kirkwall y de que la guerra mago-templaria haya llevado a la Capilla al borde del colapso, es incierto si esta campaña se llamará alguna vez contra la ciudad. Tras la muerte de Justinia en el Cónclave y el ascenso de la Inquisición, parece que esta Marcha Exaltada nunca llegará.



Referencias[]

  1. Dragon Age logo - new Dragon Age: The World of Thedas, vol. 1, p. 115
  2. Dragon Age: Origins: Prima Official Game Guide, p. 342
  3. Dragon Age logo - new Dragon Age: The World of Thedas, vol. 1, pp. 42-46
  4. Entrada del códice: Los Valles
  5. Dragon Age logo - new Dragon Age: The World of Thedas, vol. 1, p. 79
  6. Dragon Age logo - new Dragon Age: The World of Thedas, vol. 1, p. 13
  7. Entrada del códice: La Capilla imperial
  8. Dragon Age: Origins: Prima Official Game Guide, p. 344
  9. Dragon Age logo - new Dragon Age: The World of Thedas, vol. 1, p. 118
  10. Dragon Age: Origins: Prima Official Game Guide, p. 345
Advertisement