FANDOM


(Trasfondo)
(Participación)
Línea 21: Línea 21:
 
''Dragon Age: El trono usurpado''{{SpoilerTST|Mientras huían de simpatizantes orlesianos, el Príncipe [[Maric Theirin]] y [[Loghain Mac Tir]] son capturados por los dalishanos, quienes los llevan ante Flemeth. A cambio de mostrarles la salida de la Espesura, Flemeth le pide a Maric que le prometa que no le revelará ese secreto a nadie. También le revela a Maric el advenimiento de una [[Quinta Ruina|Ruina]] sobre [[Ferelden]], además de hacerle una críptica advertencia sobre Loghain; "Mantenle cerca y te traicionará, cada vez peor que la anterior".
 
''Dragon Age: El trono usurpado''{{SpoilerTST|Mientras huían de simpatizantes orlesianos, el Príncipe [[Maric Theirin]] y [[Loghain Mac Tir]] son capturados por los dalishanos, quienes los llevan ante Flemeth. A cambio de mostrarles la salida de la Espesura, Flemeth le pide a Maric que le prometa que no le revelará ese secreto a nadie. También le revela a Maric el advenimiento de una [[Quinta Ruina|Ruina]] sobre [[Ferelden]], además de hacerle una críptica advertencia sobre Loghain; "Mantenle cerca y te traicionará, cada vez peor que la anterior".
 
}}
 
}}
  +
  +
''Dragon Age: Inquisition''{{SpoilerDAI|El Inquisidor y Morrigan aunan sus fuerzas para encontrar a [[Kieran]], el hijo de Morrigan, quien desaparece al atravesar un eluvian. Morrigan menciona que haría falta un inmenso poder para redirigir el espejo hacia el Velo, donde se encuentran al atravesarlo. Después de una breve búsqueda, Morrigan y el Inquisidor encuentran a Kieran y a Flemeth.
  +
  +
Si Kieran no existe o no porta en sí el alma de Urthemiel, Morrigan y el Inquisidor irán directamente al [[Altar de Mythal]] para reunirse con Flemeth.
  +
  +
Cuando Morrogan se dispone a atacarla, Flemeth controla bien a Morrigan o al Inquisidor (dependiendo de quien bebiera del [[Pozo de las Penas]]), revelando así que Flemeth está en realidad poseída por [[Mythal]]. Flemeth admite que cuando era humana, eras atrás, imploró en la oscuridad y una parte de Mythal acudió y le concedió todo lo que quiso y más. Portando consigo a Mythal a través de las eras, Flemeth busca devolverle a la diosa élfica la justicia que le fue negada, una venganza que, tal y como ella clama, sacudirá el mismísimo cielo.
  +
  +
Entonces le ofrece un trato a Morrigan: Flemeth se quedará con Kieran a cambio de liberar a Morrigan o devolverle Kieran a Morrigan, pero continuar persiguiéndola. Morrigan se niega a dejar a Kieran con Flemeth y está dispuesta a ofrecer su cuerpo con tal de proteger a su hijo. Flemeth extrae el alma del Dios antiguo Urthemiel de Kieran y le deja volver con su madre mientras aclara que no puede poseer el cuerpo de quien no quiere cederlo y que Morrigan nunca estuvo realmente en peligro.
  +
  +
Si Kieran no existe o no porta en sí el alma de Urthemiel, Flemeth reclama ver a quien bebió del Pozo de las Penas. Si fue el Inquisidor, Flemeth le enseña a dominar al dragón que sirve como guardián del altar, otorgándole al Inquisidor un dragón aliado. Luego se marcha, no sin antes recordarle a Morrigan que nunca estuvo en peligro.
  +
  +
Después de haber derrotado a Corifeus, se ve cómo Flemeth parece estar enviando algo mágico a través de un eluvian. [[Solas]] se reúne con Flemeth en una localización desconocida donde tienen una conversación. Ella le reconoce como [[Fen'Harel]], dirigiéndose a él como «viejo amigo» y le reprende por haber permitido que Corifeus se hiciera con el Orbe. Después del breve intercambio, Flemeth expresa su decepción hacia Solas antes de abrazarse. En ese mismo momento Flemeth desfallece en brazos de Solas, aparentemente petrificada, mientras los ojos de Solas brillan con poder.}}
   
 
===Dragon Age II===
 
===Dragon Age II===

Revisión de 00:50 4 feb 2019

Personaje
Flemeth

Flemeth
Raza:
Humano
Género:
Femenino
Clase:
Titulo:
Bruja de la Espesura
Asha'bellanar
Especialización:
Ubicación:
Familia:
Morrigan (hija)
Yavana (hija)
Kieran (nieto) (condicional)
Apariciones:
Flemeth es una cambiaformas conocida entre los Chasind como «la Bruja de la Espesura», o Asha'bellanar (mujer de muchos años en élfico). Se la reconoce a menudo por ser un personaje homónimo de una antigua leyenda en la que se la describe como extremadamente poderosa e incluso inmortal. Esta leyenda también relata que tiene muchas hijas, y que todas ellas también son brujas.

Trasfondo

Flemeth fue una vez una noble almarri, esposa del bann Conobar Elstan de Pináculo.
La leyenda cuenta que, hace muchísimo tiempo, el bann Conobar tomó por esposa a una joven con un talento secreto para la magia: Flemeth de Pináculo. Vivieron felices durante un tiempo, hasta la llegada de Osen, un joven poeta cuyos versos robaron el corazón de la dama.

Acudieron a las tribus chasind en busca de ayuda y se escondieron en la espesura para evitar la ira de Conobar, hasta que les llegó la noticia de que Conobar yacía en su lecho de muerte. Su último deseo era ver el rostro de Flemeth una vez antes de morir.

Los amantes regresaron, pero era una trampa. Conobar mató a Osen y encerró a Flemeth en la torre más alta del castillo. Invadida por el pesar y la ira, Flemeth lanzó un hechizo para convocar a un espíritu que se vengara contra su marido. Y venganza es lo que obtuvo, pero no la que había planeado. El espíritu la poseyó, convirtiendo a Flemeth en una abominación, una criatura enloquecida que asesino a Conobar y a todos sus hombres, para luego huir a la espesura.

Flemeth se dedicó a maquinar durante cien años, secuestrando hombres de los chasind para engendrar hijas monstruosas, criaturas horribles capaces de matar a un hombre de miedo. Estas brujas de Korcari acaudillaron a un ejército de chasind de la espesura para atacar a las tribus alamarri. Fueron derrotadas por el héroe Cornac y, según dicen, todas las brujas murieron, pero hasta los salvajes murmuran que Flemeth sigue viva en los pantanos y que ella y sus hijas secuestran a los hombres que se acercan demasiado.
—De Extracto de Entrada del códice: Flemeth

Se dice que Flemeth nació en Pináculo en 3:00, Era de las Torres. Sin embargo, según el hermano Genitivi, no hay evidencias que sustenten que un «bann Connobar Elstan» o una «Flemeth de Pináculo» hubieran existido. Algunas personas especulan que la leyenda podría referirse al teyrn Talemal, hijo de Caedmon, quien intentó unificar Ferelden antes de ser asesinado por su esposa, a quien había encerrado por infidelidad y que había sido liberada por sirvientes compasivos.

Muchas leyendas abordan el misterio de cómo se convirtió en la Bruja de la Espesura, un ser temido que deambuló a través de la espesura durante siglos. Su título, no obstante, no es oficial, sino más bien el supersticioso nombre con el que los habitantes de la Espesura de Korkari la conocen. Los chasind pintan a menudo a Flemeth con la forma de un gran dragón o serpiente cuyo favor solo ruegan aquellos que están realmente desesperados. Flemeth ofrece venganza, pero rara vez de la forma en la que se espera, y muchos de los que suplican su ayuda terminan arrepintiéndose de sus deseos. Para los dalishanos Flemeth es un ser vengativo y caprichoso, tan capaz de ayudar a quien se lo pide, como de matarlo.

Flemeth aparece también a menudo en las historias de Ferelden. Una leyenda cuenta que una bruja anciana le ofreció a Calenhad Theirinto el poder de unir a las tribus almarri y formar un reino. También aparece en diversas versiones de Dane y el hombre lobo, y se dice que ayudó al rey Maric Theirin a recuperar el trono.

Splr dai
“Da igual lo que fuéramos antes; ahora somos la Inquisición.” — El Inquisidor
Este artículo contiene spoilers de Dragon Age: Inquisition. Haz clic aquí para revelarlos.
Aunque Morrigan al principio pensara que Flemeth era una abominación, más tarde se dio cuenta de que Flemeth no era realmente un ser humano. Flemeth le revela al Inquisidor que las leyendas de la bruja de la Espesura comparten una parte de la verdadera historia: Flemeth escapó de los almarri y le pidió ayuda a los espíritus. Quien respondió a sus ruegos fue Mythal, y a cambio de ofrecerle su ayuda, la poseyó después.
Splr dao
“Aunque ahora tenemos un perro, Alistair sigue siendo el más tonto del grupo.” - Morrigan
Este artículo contiene spoilers de Dragon Age: Origins. Haz clic aquí para revelarlos.
Flemeth ha engendrado múltiples hijas, pero Morrigan dice no haber conocido a ninguna otra; más tarde Morrigan se queda sin palabras cuando se descubre que Flemeth posee los cuerpos de sus hijas para prolongar su vida, lo que significaría que Morrigan sería su siguiente recipiente.
Splr dai
“Da igual lo que fuéramos antes; ahora somos la Inquisición.” — El Inquisidor
Este artículo contiene spoilers de Dragon Age: Inquisition. Haz clic aquí para revelarlos.
Más tarde Yavana cuenta, y Flemeth confirma, que la verdad es algo más complicada. Flemeth explica de forma criptica que "un alma no puede entrar donde no se la quiere, Morrigan. Nunca supuse un peligro para ti", lo cual parece confundir y frustrar a Morrigan.

Participación

Dragon Age: El trono usurpado
Splr tst
“Me caigo del caballo. Esto es lo que hago.” — Maric
Este artículo contiene spoilers de Dragon Age: El trono usurpado. Haz clic aquí para revelarlos.
Mientras huían de simpatizantes orlesianos, el Príncipe Maric Theirin y Loghain Mac Tir son capturados por los dalishanos, quienes los llevan ante Flemeth. A cambio de mostrarles la salida de la Espesura, Flemeth le pide a Maric que le prometa que no le revelará ese secreto a nadie. También le revela a Maric el advenimiento de una Ruina sobre Ferelden, además de hacerle una críptica advertencia sobre Loghain; "Mantenle cerca y te traicionará, cada vez peor que la anterior".
Dragon Age: Inquisition
Splr dai
“Da igual lo que fuéramos antes; ahora somos la Inquisición.” — El Inquisidor
Este artículo contiene spoilers de Dragon Age: Inquisition. Haz clic aquí para revelarlos.

El Inquisidor y Morrigan aunan sus fuerzas para encontrar a Kieran, el hijo de Morrigan, quien desaparece al atravesar un eluvian. Morrigan menciona que haría falta un inmenso poder para redirigir el espejo hacia el Velo, donde se encuentran al atravesarlo. Después de una breve búsqueda, Morrigan y el Inquisidor encuentran a Kieran y a Flemeth.

Si Kieran no existe o no porta en sí el alma de Urthemiel, Morrigan y el Inquisidor irán directamente al Altar de Mythal para reunirse con Flemeth.

Cuando Morrogan se dispone a atacarla, Flemeth controla bien a Morrigan o al Inquisidor (dependiendo de quien bebiera del Pozo de las Penas), revelando así que Flemeth está en realidad poseída por Mythal. Flemeth admite que cuando era humana, eras atrás, imploró en la oscuridad y una parte de Mythal acudió y le concedió todo lo que quiso y más. Portando consigo a Mythal a través de las eras, Flemeth busca devolverle a la diosa élfica la justicia que le fue negada, una venganza que, tal y como ella clama, sacudirá el mismísimo cielo.

Entonces le ofrece un trato a Morrigan: Flemeth se quedará con Kieran a cambio de liberar a Morrigan o devolverle Kieran a Morrigan, pero continuar persiguiéndola. Morrigan se niega a dejar a Kieran con Flemeth y está dispuesta a ofrecer su cuerpo con tal de proteger a su hijo. Flemeth extrae el alma del Dios antiguo Urthemiel de Kieran y le deja volver con su madre mientras aclara que no puede poseer el cuerpo de quien no quiere cederlo y que Morrigan nunca estuvo realmente en peligro.

Si Kieran no existe o no porta en sí el alma de Urthemiel, Flemeth reclama ver a quien bebió del Pozo de las Penas. Si fue el Inquisidor, Flemeth le enseña a dominar al dragón que sirve como guardián del altar, otorgándole al Inquisidor un dragón aliado. Luego se marcha, no sin antes recordarle a Morrigan que nunca estuvo en peligro.

Después de haber derrotado a Corifeus, se ve cómo Flemeth parece estar enviando algo mágico a través de un eluvian. Solas se reúne con Flemeth en una localización desconocida donde tienen una conversación. Ella le reconoce como Fen'Harel, dirigiéndose a él como «viejo amigo» y le reprende por haber permitido que Corifeus se hiciera con el Orbe. Después del breve intercambio, Flemeth expresa su decepción hacia Solas antes de abrazarse. En ese mismo momento Flemeth desfallece en brazos de Solas, aparentemente petrificada, mientras los ojos de Solas brillan con poder.

Dragon Age II

En este juego Flemeth también es un personaje secundario; salva a Hawke y a su familia de un grupo de engendros tenebrosos y se ofrece a llevarlos al norte de Ferelden para que puedan coger un barco e ir Kirkwall a cambio de que una vez allí entreguen su amuleto a una custodia que se encuentra en el monte Hendido. Cuando Hawke deposita el amuleto en un altar de dicho monte Flemeth aparece y da las gracias; también dice que se va a a dedicar a buscar a su hija Morrigan, la cual la traicionó hace tiempo. 

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.