Texto del códice

Señora,

Puedo aseguraros que el Círculo de los hechiceros no es una institución sacrílega y que, de hecho, trabajamos bajo la supervisión de la Capilla. Si estuvierais dispuesta a cooperar, nos facilitaríais mucho la investigación de la muerte de vuestro marido. Me entristece enterarme de que habéis vendido la vara de activación del gólem. Tengo entendido que tanto ella como vuestro esposo fueron de incalculable valor para el rey Maric durante la guerra contra Orlais. Sin la vara, no podemos saber si el gólem de Wilhelm fue el responsable de su muerte. El gólem deberá permanecer donde está, salvo que los aldeanos encuentren el modo de destruirlo. Nuestras condolencias para vuestro hijo y para vos. No creo que esto os consuele demasiado, pero aquí admirábamos mucho a vuestro marido y lo echaremos de menos.

Que el Hacedor os guarde.

Primer encantador Arlen

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.