Dragon Age Wiki
Advertisement

Ver también: Objeto: Retrospección

Texto del códice

Existen multitud de espadas famosas, innumerables yelmos, corazas, dagas e incluso calzado místico que te dejan con la boca abierta. En los campamentos, al calor del fuego, se cuentan historias acerca de anillos, guanteletes o incluso bolsas. ¿Y los cintos? No existen muchos cintos dignos de mención. Y fue precisamente entre la túnica y los pantalones donde el enano decidió dejar su impronta.

En Orzammar, había adquirido cierta reputación como artesano, estaba al tanto de las últimas tecnologías y tenía acceso a los amplios registros de las forjas. Aunque conocía la Faltriquera del borracho y el Morral, creía que no tenían casta ni poesía y que no eran más que trucos de taberna para bribones. Quería un cinto con una hebilla que brillase con luz propia y con una finalidad, ¿pero qué finalidad? De vez en cuando trabajaba en él mientras esperaba que llegase un momento de inspiración. Como necesitaba algo para que no se le cayesen los pantalones, decidió ponerse el maldito cinto.

Y lo siguió llevando hasta que una noche, después de haber pasado varias horas en la taberna Tragos, se cayó en su propia forja. Al sacar sus restos, encontraron entre las cenizas el cinturón en perfecto estado.

Retrospección es un cinto que posee un intelecto extraño y lento. Aunque su portador muera, justo en ese momento el cinto desarrolla una resistencia que podría haber salvado la vida de su propietario. Nadie sabe cómo consiguió esto Thaulid y ya es demasiado tarde para peguntárselo. Al ponerlo bajo la luz, en el cuero se observan unos macabros grabados en lirio:

Thaulid Hammerspur, fuego.
Gorgut el Marchito, veneno.
Vil Arak, apuñalado cuarenta y tres veces.
Haliath Baronet, brujería.

Y así pasaron los años hasta que cayó en tus manos de manera temporal, solo de manera temporal.

Advertisement