FANDOM


Ver también: Mano izquierda del cártel, Mano derecha del cártel

Texto del códice

Los escoriales tienen un dicho: "El cártel siempre obtiene su parte, sea en sangre o en dinero". Cuando Beraht dirigía el Escorial, este dicho se convirtió en una realidad patente. Encargó un par de espadas afiladas a la casa de herreros Dural. Beraht entregó la primera a su mano derecha, Jarvia, y la segunda a su mano izquierda, Karshol, para que diera igual con qué mano del cártel tuvieras que tratar, pues ambas tendrían un maldito cuchillo enorme. Beraht no era lo que se dice un poeta.

Jarvia murió en Escorial durante la caótica sucesión y Karshol puso todo Orzammar patas arriba en busca de su espada. Algún escorial debió de tener la suerte de encontrarla y fue lo suficientemente listo como para venderla de inmediato. Solo la roca sabe lo que Karshol le hará al desgraciado que la tenga cuando la encuentre.

—De un relato de Kalah, un descastado de Orzammar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.