Dragon Age Wiki
Advertisement

Ver también: Misión: Los pergaminos de Banastor

Texto del códice

Alinearse con el poder del Velo es el primero de muchos pasos. Otro más consiste en alinear la mente con las reglas del Velo y encontrar los vínculos entre el reino del sueño y el de la carne. Éste es el auténtico poder de la magia de sangre: la carne y la mente son inseparables y ahí se encuentra el poder para influenciar y controlar las mentes.

(Bajo el texto hay unas runas indescifrables y manchas de sangre y tinta)

****

Algunos pueden hablar de la santidad de la mente, pero aquellos que conocemos el auténtico poder de la sangre, sabemos que son más que tonterías. La mente no es más sagrada que la rodilla, el dedo meñique o la oreja. Es el órgano pensante del hombre, nada más. Y para pensar de verdad hace falta una conexión con el flujo de la sangre, con el incansable latido de la vida. Si lo interrumpes, hasta la mente estará bajo tu control.

(Bajo el texto hay un diagrama de un ritual de magia de sangre que se está llevando a cabo, sin ninguna nota ni descripción.)

****

En el Velo habitan criaturas corruptas y benignas, pero todas ella acosan a la humanidad con lujurias y orgullos incalculables en las horas de vigilia. Nuestro poder las atrae, y con razón: nuestro único puente entre la carne y los sueños es un camino por el que pueden entrar en el mundo de la carne. Para iniciar el sendero del poder auténtico, se debe cortejar a estas pobres y terribles criaturas y vencerlas. Oblígalas a servirte o somete tu corazón ante ellas. En cualquier caso conseguirás un enorme poder y los medios para perforar el mundo.

(Bajo el texto, garabateados en el margen, hay unos símbolos arcanos trazados con sangre.)

****

Las criaturas, esos demonios, necesitan pocos sobornos. Su estado natural es de deseo hacia el mundo de la carne y la sangre. Esto es lo que se les ha de ofrecer: una tregua en su eterna búsqueda de la vida auténtica. Enfréntate a ellos en una batalla de voluntades y saldrás victorioso. Si fracasas, el poder será tuyo, pero tu cuerpo pertenecerá al demonio. Paladea este poder infernal mientras dure, pues cuando seas una abominación, tu parte de demonio no tardará en devorar tu mente.

(Bajo el texto hay una letanía escrita en un idioma arcano olvidado e indescriptible para todos salvo para los lingüistas más obsesivos.)

****

Finalmente, cuando hayas conseguido ascender, cuando hayas saboreado el néctar de la bendición demoníaca, elévate de nuevo, ascendido, como un dios. Te has elevado sobre las patéticas preocupaciones de la Capilla y sus secuaces a través de la conexión entre tierra y cielo, entre carne y sueño, entre sangre y recuerdos, olvidando a los nobles seculares y sus reyertas intranscendentes. A través de los rituales inscritos en estos pergaminos has dominado las mentes de los demás, has superado las tentaciones del Velo y has sofocado la terrible voluntad de los demonios. Que ningún asesinato ni robo constituya un fardo para tu mente, pues tu voluntad es absoluta y el mundo es tuyo para que lo reclames.

(Bajo el texto hay más glifos arcanos. Sus implicaciones son terribles y oscuras.)

Advertisement