Dragon Age Wiki
Advertisement

Ver también: Misión: El escondrijo de los nómadas

Texto del códice

Son unos estúpidos y unos renegados, todos ellos. Admitimos que hay un momento para ir en busca de tesoros, ordenada y educadamente, pero no cuando se carece de cimientos. ¿Qué fortunas han hecho ellos, qué casas han levantado? Las vetas menores que han hallado no han satisfecho ni a este Cónclave ni su sed de jugadores. Sus acciones no harán más que volverse más erráticas e indisciplinadas; y, aunque no se nos ha informado de ningún incidente por el momento, acabarán por socavar un pasillo principal.

Es opinión de este Cónclave que las prospecciones se restrinjan hasta que podamos estar seguros de la estabilidad de los Caminos de las Profundidades. Esos "nómadas del Atajo" pueden buscar fortuna en el comercio. Que los animales caven hacia donde les señale su hocico. Los enanos lo han de hacer con cuidado.

–De un memorándum del Cónclave.


Hoy, Rogan ha tallado un hermoso conducto por una veta menor, combando sus soportes a lo largo de la pared como si fueran un espinazo. Tiene talento para los encofrados; son casi cristalinos. Juro que podría darles golpecitos y oír la roca cantar. "Atípico", a juicio de cualquier inspector, pero se trata precisamente de eso, ¿o no? Dejamos que la roca nos lleve donde quiera, no cavamos carreteras para que el palacio pueda tener otra despensa. Sospecho que nos revocarán nuestros privilegios la próxima vez que se reúna el Cónclave. Pues le deseo buena suerte; nunca nos encontrarán para poder darnos el documento. Tienen miedo del camino que recorremos.

Estamos cerca de un descubrimiento importante. La roca nos lleva hacia algo, y a los respiraderos si permito que los enanos dejen que su sentido común se interponga.

–Del diario de Brunar, compañero fundador, nómadas del Atajo.


Ya no podemos tolerar más su desprecio flagrante por este Cónclave y la doctrina asentada sobre excavaciones. Las acciones de su equipo han puesto en peligro potencial dos proyectos futuros, lo que ha comportado un costoso rediseño de los Caminos de las Profundidades. Por suerte, la construcción del pozo más grande podrá continuar, o habrían tenido que afrontar más sanciones. Alegar que la roca guía sus acciones no solo sugiere que hacen caso omiso del proceso de planificación previo, sino que usted y su equipo pueden encontrarse también en los primeros estadios del envenenamiento por lirio. Están vulnerando el código de minería de Orzammar y, por tanto, han perdido el derecho a reivindicar cualquier hallazgo realizado durante sus actividades ilegales. El Cónclave espera su respuesta en el plazo de 30 días o su casa, así como las de los miembros de su equipo, afrontarán más interdictos.

–Notificación de interdicto del Cónclave.

Aquí tenéis la respuesta: Buscaos un pozo de ventilación bien corto y aspirad mucho.

B.

–Añadido de Brunar, compañero fundador, nómadas del Atajo.

Nos hemos encontrado con los problemas de cara. La veta de lirio de Rogan llevaba directamente al flanco de una horda de engendros tenebrosos. A juzgar por sus pertrechos, los engendros están a una semana, dos a lo sumo, de irrumpir en ese nuevo camino bajo Orzammar, y ya han dejado muy atrás a todas las patrullas. La roca lo sabía. Lo sabía y ha atraído a sus elegidos con la promesa de un mineral que podíamos notar en los huesos. Si todo va bien, deshacerse de esta caverna acabará con las ganas de cavar de los engendros tenebrosos y Orzammar nunca sabrá que estuvo en peligro. Seremos un temblor lejano, una onda en la fuente real.

Las cargas ya están puestas. Sabemos que funcionará y sabemos el precio. La roca nos ha mostrado el camino de regreso a casa.

–Del diario de Brunar, compañero fundador, nómadas del Atajo.

Advertisement