Dragon Age Wiki
Advertisement

Ver también: Los Caminos de las Profundidades

Texto del códice

No queda ni un enano vivo que recuerde los Caminos de las Profundidades como fueran antaño. Eran la red de túneles que unían los thaigs entre si. Para ser honrados, ni tan siquiera es justo darles el simple apelativo de "túneles": son obras de arte, con siglos de planificación, como prueban la geometría de sus paredes, las estatuas de los paragones que velan por los viajeros y las corrientes de lava que mantienen los Caminos de las Profundidades iluminados y caldeados. Los contempladores de estrellas, allá en la superficie, hablan del camino imperial que construyeran los maeses del pasado, una vía elevada que salvaba miles de kilómetros, algo que solo podía haberse construido con magia. Tal vez sea comparable a los Caminos de las Profundidades, pero los enanos no necesitaron magia.

Supongo que eso ya no importa. Los engendros tenebrosos se han adueñado de ellos. Cuando Orzammar selló las entradas a los Caminos de las Profundidades, abandonando todo lo que quedaba ahí, entregamos el reino que fue a esos bastardos oscuros para siempre. ¡Y pensar que ahora hay genlocks arrastrándose por Bownammar, rompiendo nuestras estatuas y profanando nuestras obras más grandes! La corrupción cubre todo lo que construimos ahí fuera. Todo enano que sale y regresa dice que la cosa empeora con cada año que pasa, a medida que la inmundicia se propaga un poco más.

¿Y los contempladores de estrellas creen que los engendros tenebrosos se han ido solo porque no asoman por la superficie? Bah. Un día, cuando Orzammar desaparezca para siempre, descubrirán que no es así. Los engendros tenebrosos no tendrán otro lugar donde ir que más arriba, y allí irán. Y la gente de la superficie se encontrará con una Ruina que nunca acabará.

—Transcripción de una conversación con un miembro de la casta minera de los enanos, 8:90 de la Bendita

Advertisement