Dragon Age Wiki
Advertisement

Ver también: Misión: La vida del moldeador

Texto del códice

La bendición del moldeato solo se da a aquellos que caminan con la roca. Es una senda que se adentra en las profundidades y que dista mucho de ser segura. Pero los que quieren trabajar en la memoria primero deben honrarla. Documenta la roca, protégela y preséntales una nueva historia a las memorias. Solo entonces recibirás la bendición del moldeato.

–De La vida del moldeador.

Orzammar ha tallado su legado en la roca, pero la historia es más que el trasiego que llena las calles. Esas cavernas fueron cavadas hace mucho y están muy frecuentadas; la verdadera voluntad de la roca se nos revela lejos de los salones de la política y del comercio. El moldeador debe apartarse de lo que le es familiar y buscar revelaciones en la frontera o en los secretos enterrados en los caminos abandonados. El moldeador debe irse primero si quiere volver.

–"Primeros pasos", de La vida del moldeador.


Los Caminos de las Profundidades distan mucho de estar abandonados, pues los patrullan aquellos que luchan por Orzammar y la roca. Esos defensores han visto sucederse acontecimientos grandes y trágicos, pero están comprometidos con el momento, no con la memoria. La carga del moldeador consiste en recorrer esa senda con una mente observadora. Luchará si se ve obligado -todo enano se lo debe a la roca- pero su propósito es dejar constancia, no crear. Aunque oscuras y profundas, las viejas sendas son un hervidero de gestas; solo la dedicación del moldeador puede asegurarnos que éstas no se pierden para las memorias.

–"La vieja senda", de La vida del moldeador.

Antes de los engendros tenebrosos, la roca albergaba un imperio con decenas de thaigs, cada caverna era una muestra del orgullo enano y las comunidades estaban separadas pero unidas. Cayeron poco a poco. Las ruinas se desmoronaron para convertirse en lápidas de una gloria pretérita. Pero la roca es historia viva, y una ausencia puede revelar más que un escrutinio constante. Como la roca se mueve, elige qué ha de permanecer enterrado y qué debe ver la luz. Los moldeadores deben regresar, deben recorrer el camino perdido para que los hijos de la roca vean a qué han renunciado y qué pueden ganar.

Éste es el sacrificio del moldeador.

–"El camino perdido", de La vida del moldeador.

Has caminado por la senda del moldeato y has documentado la roca. La bendición del moldeato es tuya para que la lleves abriendo una nueva senda, una que siga el moldeador del mañana

–De La vida del moldeador.

Advertisement