Dragon Age Wiki
Advertisement

El surgimiento de Calenhad

Antes de la coronación del rey Calenhad, Ferelden era poco más que una colección de arlingos y teyrnirs independientes que guerreaban constantemente por naderías.

En 5:10 de la Exaltada, Calenhad se convirtió en el tercer hijo de un mercader de Pináculo que pasaba por momentos difíciles. Fue enviado con un primo lejano, un pobre caballero joven llamado ser Forannan, que nombró escudero a Calenhad y le puso al cargo de sus perros. Según cuenta la historia, ser Forannan y su escudero se vieron involucrados en las guerras de unidad del momento. El arl Myrddin era poderoso y estaba apuntando al trono, pero no era apreciado por sus pares. El castillo del señor de Forannan, un joven arl estúpido llamado Tenedor que no era mayor que Calenhad, estaba en lo que hoy se conoce como las colinas Occidentales. Dicho castillo fue asediado por fuerzas de Myrddin y, cuando éste convocó a Tenedor para parlamentar, el joven arl pidió un voluntario entre los escuderos para hacerse pasar por Tenedor durante el encuentro. Calenhad se arrodilló ante Tenedor y solicitó que le concedieran el honor.

Para desgracia de Tenedor y ser Forannan, Calenhad se identificó inmediatamente ante el arl Myrddin y, cuando éste le preguntó por qué estaba allí, Calenhad le explicó que le habían pedido que se hiciera pasar por su señor. El arl confesó que pensaba matar a Tenedor... ¿Estaba él dispuesto a morir en el lugar de su señor? Calenhad impresionó a Myrddin y a sus aliados respondiendo afirmativamente y Myrddin le ofreció un puesto como escudero personal, pero Calenhad lo rechazó afirmando que si Myrddin pensaba violar el derecho al parlamento no era un hombre de honor. Los aliados de Myrddin rieron ante aquella réplica y el propio Myrddin le dio la razón, permitiendo a Calenhad regresar al castillo antes de lanzar su asalto final.

Tanto Tenedor como Forannan fallecieron durante el asalto, pero Calenhad se encontró combatiendo contra el propio Myrddin. Derrotó al arl ante todos sus aliados y le pidió que retirara sus ejércitos. Myrddin le preguntó a quién servía ahora, pues su señor había muerto, a lo que Calenhad respondió que solo estaba haciendo lo que le pedía su honor, pues no le quedaba nada más.

"No sois un hombre de honor", replicó Calenhad, "pero creo que deseáis serlo. En una ocasión me permitisteis vivir y ahora yo haré lo mismo por vos. Quizás si más de los nuestros fueran personas de honor aprenderíamos a confiar en nosotros y a vivir juntos". Y, tras decir aquello, Calenhad retiró su espada.

"Me humillo ante tus palabras", respondió el arl Myrddin hincando una rodilla. Dijo a todos sus aliados que él nunca sería rey, pero que sabía quién debería serlo. Con ello, Myrddin juró lealtad a Calenhad, a quien nombró teyrn y gobernante de las tierras de Tenedor.

—Extracto de la Leyenda de Calenhad, por el hermano Herren, escriba de la Capilla, 8:10 de la Bendita

Entradas del códice relacionadas

Advertisement