Dragon Age Wiki
Advertisement

Texto del códice

En los días que siguieron al ascenso de Zazikel, los tenebrosos cubrieron toda la tierra. El archidemonio puso a todas las naciones del mundo ante él, tanto shemlen como Elvhonan.

En el lejano norte, donde las colinas salpican las llanuras y la tierra se cuece eternamente bajo un sol inmisericorde, en la zona que los shemlen llaman Anderfels vivió un clan de nuestra gente esforzándose para sobrevivir a la Ruina.

Iloren era su custodio. En sus días mozos fue un cazador tan astuto como un zorro y dirigió a los suyos lejos de los engendros tenebrosos que los perseguían. Pero el viejo cazador sabía que ni siquiera una halla podía correr por siempre. Debían darse la vuelta y luchar, o perecerían. Los engendros tenebrosos arrinconaron al clan de Iloren en las primeras estribaciones del Merdaine. Aquella noche, las nubes ocultaban la luna y la tierra se escondía detrás de una espantosa niebla que surgía de ninguna parte, así que los elvhen eran incapaces de ver nada. Aprovechando la confusión, los engendros tenebrosos atacaron.

Pero Iloren estaba preparado. Los cazadores habían esparcido hierbas, ramas y espinos alrededor del campamento y, cuando llegó el apagado sonido de unas pisadas, Iloren y los otros hahren convocaron la antigua magia. Atacaron con relámpagos y, aunque los rayos no alcanzaron a los engendros tenebrosos, fueron igualmente eficaces. Se elevó un enorme mar de llamas y ninguna criatura oscura consiguió atravesar el fuego para llegar hasta el clan de Iloren.

—Fragmento de "La historia de Iloren," escrita por Zathrian, tal y como ha venido siendo relatada de custodio a custodio durante generaciones

Curiosidades

Los eventos de esta entrada toman lugar durante la segunda Ruina, cuando los Valles eran un reino independiente. Este fue un periodo de tiempo en el que los custodios fueron sacerdotes que servían como archivistas y eruditos mágicos. [1]

Referencia

  1. Túnicas de alto custodio
Advertisement