Dragon Age Wiki
Advertisement

Texto del códice

La historia de los Amell es muy triste, ¿verdad? Recuerdo que la abuela hablaba de los bailes que el señor Aristide celebraba en su finca con violinistas antivanos y bailarinas de Afsaana. No reparaban en gastos y a nadie se le ocurría no asistir pues la gente pensaría que no eran dignos de ser invitados.

Y luego Revka dio a luz. ¿Magia en una de las familias más importantes de Kirkwall? Tras el arresto de Threnhold, los templarios habían pensado en el señor Aristide como candidato a vizconde. ¡Menudo escándalo si hubiese sido el elegido! Entregaron el retoño al Círculo y la suerte no acompañó a los Amell después de eso. Leandra huyó con un mago fereldeno y Damion fue acusado de contrabando. El pobre señor Fausten casi llevó a su familia a la ruina intentando que retirasen los cargos, pero he oído que el vizconde Marlowe quería deshacerse de los Amell. Y ya creo que lo hizo. Cuando el señor Fausten cayó enfermo, solo quedaban el joven Gamlen y una montaña de deudas.

El otro día hablé con Dulci y me dijo que, por lo visto, Gamlen vive en una choza en Bajaciudad y es el tipo de personaje que una evitaría si se cruza con él por la calle. Y de la finca mejor ni hablar.

Madre dice que no debemos olvidar la historia de los Amell porque es algo que le puede pasar a cualquiera. Ya conoces el dicho: "La fortuna de un marqueño sube y baja con la marea". En mi opinión, no es más que otra de las desgracias que suceden cuando la magia aparece en una familia normal. Sea cual sea su destino, que Andraste ayude a esa pobre familia.

--Extracto de una carta escrita por la señora Amelie de Montfort

Advertisement