Dragon Age Wiki
Advertisement

Texto del códice

Uno de los pocos caminos que llevan a Kirkwall atraviesa una zona peligrosa llamada la Costa Herida. El camino serpentea cerca del borde del acantilado que se cierne sobre las aguas con un impresionante desnivel hasta las olas espumosas. Hay más de una leyenda local acerca de viajeros que se caen, o saltan, o son empujados desde estas alturas.

Desde los acantilados, el camino atraviesa colinas irregulares que flanquean el paso como dientes afilados. Los bandidos las utilizan para esconderse y tender emboscadas a las caravanas, aunque no son lo único que hay que temer. En cuanto se dejan atrás las colinas, se llega a un laberinto de cañones afilados que es el coto de caza de muchas criaturas feroces. El lugar alberga secretos que se remontan a la edad de oro del imperio de Tevinter, donde las reliquias y las estatuas antiguas se desmoronan junto a las rocas

—De En busca del conocimiento: los viajes de un erudito de la Capilla, del hermano Genitivi

Advertisement