FANDOM


Texto del códice

A ningún visitante del Velo le pasa inadvertida la Ciudad Negra. Es una de las pocas constantes que existen en este lugar eternamente cambiante. Estés donde estés, la ciudad siempre resulta visible (y siempre distante, porque parece que la única realidad geográfica en el Velo es que todos los puntos se equidistantes con respecto a la Ciudad Negra).

Dice el Cantar que la Ciudad Negra fue una vez la casa del Hacedor, el lugar desde el que gobernaba el Velo y que dejo abandonada cuando el hombre le dio la espalda. Los soñadores nunca la visitan, ni tampoco los espíritus. Hasta los más poderosos demonios parecen rehuirla.

Según la leyenda, era dorada y hermosa, pero entonces, un grupo de poderosos maeses del imperio de Tevinter dio con el modo de irrumpir en ella. Al hacerlo, su presencia contaminó la ciudad, que se volvió totalmente negra (lo que seguramente fuera la menor de sus preocupaciones en aquel momento).

—De Más allá del Velo: espíritus y demonios del encantador Mirdromel

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.