Dragon Age Wiki
Advertisement

El diálogo de Anders contiene una lista de las conversaciones que Anders entabla con los otros compañeros, en las cuales hablan sobre el pasado de cada uno y sus reacciones a los eventos del juego.

Dragon Age: Origins - El Despertar[]

Comentarios de Anders[]

  • (Entrando en la cripta avvarita) "Esta cripta es antigua, muy antigua. Seguro que estaba antes de que se construyera el alcázar actual."
  • (Entrando a la Ciudad de Amaranthine) "Ah, Amaranthine, la joya del norte!"
  • (Entrando en el mercado de Amaranthine) "Una vez conocí a uno que compró un trozo de la tibia de Andraste en el mercado de Amaranthine."
  • (Pasando la horca clavada en el árbol en el mercado de Amaranthine) "Qué lugar tan raro para guardar una horca."
  • (En el puente de las colinas de Bosque Nudoso) "¿Vamos a bajar ahí? Figúrate: "¡Oh, es una grieta inestable y ruinosa! ¡Vamos a jugar con ella!"."
  • (Al ver a los Niños por primera vez) "¿Cómo es que de repente estamos viendo nuevas formas de engendros tenebrosos? Esto ni siquiera es una Ruina."
  • (Al encontrar el pasadizo secreto en Kal'Hirol) "Una vez propagué un rumor sobre pasadizos secretos en la torre. Tuvimos a los templarios husmeando por las paredes durante meses. ¡Para mondarse!"
  • (Entrando en Kal'Hirol: salón principal) "Recordatorio: la carne no pega mucho como adorno."
  • (Al acercarse al gran recipiente de lirio en Kal'Hirol: barrio comercial) "Este cacharro está lleno de lirio puro. Tanto que podría acabar con un ejército."
  • (Kal'Hirol: los Tramos Bajos, en el largo pasillo) "Oh, el suspense me está matando."
  • (Kal'Hirol: los Tramos Bajos, cerca de la fosa de las madres de la camada) "Me habían descrito a las madres de la camada, pero las palabras no les hacen justicia."
  • (Entrando al bosque de los Mil Caminos tras ver los restos de la caravana) "No quiero resultar pesado, pero creo que esta caravana ha sido atacada."
  • (En un mirador en el bosque de los Mil Caminos, cerca del campamento sospechoso.) "Bonita vista. ¿Ves algún árbol gigante ambulante venir hacia nosotros?"
  • (En la fosa en el bosque de los Mil Caminos) "Este lugar es una trampa mortal. Si la naturaleza me llama y necesito ir detrás de los arbustos, tú vendrás conmigo."
  • (En la mina de argentita, al ver la balista) "Esa balista está muy bien puesta, ¿no? ¡Bueno, siempre estoy dispuesto a hacer un poco el iconoclasta!"
  • (Comentario inicial al entrar al Pantano Negro) "He oído hablar de este lugar. ¿No desapareció un pueblo entero o algo así?"
  • (Pasando el viejo cartel en el Pantano Negro) "Tengo miedo. Abrázame."
  • (Acercandose a la calavera de dragón en el Pantano Negro) "Parece que los huesos de este dragón los ha esparcido algún animal. O... algo peor."
  • (Cerca de un rasgón en el Velo en el Pantano Negro) "Vaya por dónde. Un desgarro en el Velo. En este pantano debe de ser más débil de lo que había pensado."
  • (Cerca de una casa en ruinas en el Pantano Negro) "Qué rincón tan pintoresco, ¿no? Aparte de estar en ruinas y encantado."
  • (Entrando por primera vez en el Pantano Negro imperecedero) ¿Qué era esa cosa? ¿Quién es "la Madre?" ¿Otro engendro tenebroso?"
  • (En el camino hacia la aldea en el Pantano Negro imperecedero) "Así, veo que la aldea de Pantano Negro no está olvidada."
  • (Acercándose a los ataúdes en la primera sala de la cripta tenebrosa) "(Gruñe) Odio el Velo."
  • (El Salto del Draco, en el primer puente) "Seguro que los tevinteranos construyeron esto. La pregunta es por qué."

Comentarios sobre Ser Saltarín[]

  • "¿Quién es un gatito bueno? ¡Tú, claro que sí!"
  • "¿Te convierte esto en mi familiar, ser Saltarín? ¿Tú que crees?"
  • "¿Qué te parece tu nombre, ser Saltarín? ¿Te parece que te pega?"
  • "¿Y si te entreno para que seas un feroz gato de presa?" (Gruñe)
  • "Hola, ser Saltarín. Seguimos intactos ¿no?"
  • "¿Tienes hambre, ser Saltarín? Tengo un poco de caballa ahumada para picar."
  • "Mira, los magos crearon a los sabuesos mabari. Quizá podría volveros tan listos como esos estúpidos perros."
  • "¡Por el hálito del Hacedor, gatito! ¡Qué has estado comiendo!"

Anders y Oghren[]

  • Anders: Tú si que eres un enanito cochino, ¿no?
  • Oghren: Y tú si que eres un maguito cochino.
  • Anders: Hago lo que puedo. ¡Pero yo no soy un tragón de cerveza que no para de eructar!
  • Oghren: Y yo no soy un pedazo de cobarde papanatas como tú.
  • Anders: ¡Cierto! ¡Podríamos montar un club!
───────
  • Anders: ¿No creerás que tus chistes son divertidos, verdad?
  • Oghren: Juraría que esa mosca está volviendo a zumbar.
  • Anders: "¡Ja! ¡Deja que te explique mi vida en una palabra!" (Eructa)
  • Oghren: "¡Oh, no! ¡No me devolváis a la torre! ¡Soy tan, tan delicado!"
  • Anders: "Además de enano, soy un capullo! ¡Oíd cómo me tiro un pedo!"
  • Oghren: "!Oh, no, que templario más grande! !Qué vas a hacer con esa espada?"
  • Anders: Buf.
  • Oghren: No juegues con fuego si no quieres quemarte, hijo.
───────
  • Anders: Te huele tanto el aliento que parece que te has tragado un muerto.
  • Oghren: No, una historia graciosa: un enano ataca a un mago. Gana el enano.
  • Anders: Sí, ya vi cómo te meabas en la armadura durante la última lucha. Bien hecho.
  • Oghren: ¡Qué bueno! ¡Me parto!
───────
  • Oghren: (Gruñe) Cuando juegas con ese gato, atraes a las mujeres.
  • Anders: Como polillas a la luz. A las mujeres les gusta que los hombres muestren afecto por las criaturitas peludas e indefensas, como tú.
  • Oghren: Mago... estúpido. Cada vez que yo me saco algo de la túnica, las mujeres huyen.
───────
  • Oghren: ¿Así que... mago, eh? ¿Cómo es eso?
  • Anders: ¿Lo de tener todo el poder en la punta de mis dedos?
  • Oghren: No, lo de tener que llevar siempre falda. (Se rie)
  • Anders: ¿No conoces la historia del porqué de la túnica? Sabes lo estrictas que son las cosas en el Círculo, ¿no? Claro que sí. Bueno, las túnicas facilitan los encuentros rápidos. No tienen lazos ni botones. Has terminado antes de que los templarios se enteren.
  • Oghren: ¿De verdad?
  • Anders: Pregunta a quien quieras
───────
  • Oghren: ¡Y luego dicen que yo huelo como un cerdo!
  • Anders: ¿Y eso a qué viene, ahora?
  • Oghren: ¡Es el pis de gato! ¡El gatito ese me hace vomitar!
  • Anders: No lo escuches, ser Saltarín. Tú hueles muy bien.
  • Ser Saltarín: (Maúlla)
───────
  • Anders: ¿Por qué te metiste a guarda gris? ¿Para poder contar historias de borrachos?
  • Oghren: No me puedo creer que sobrevivieras a la Iniciación.
  • Anders: Te emborrachaste e hiciste una apuesta, ¿no?
  • Oghren: Apuesto a que podría chafar tu cabecita de humano
  • Anders: Y yo que podría beber hasta tumbarte.
  • Oghren: ¡Eso habrá que verlo!
───────
  • Oghren: ¿Qué?
  • Anders: ¿Qué de qué?
  • Oghren: Me estabas mirando, tío raro con falditas.
  • Anders: Oh, creía que te estaba atacando una fiera. pero solo se trataba de tu barba.
  • Oghren: ¿Te crees muy inteligente, verdad? ¡Dedos chisposos!

Anders y Nathaniel[]

  • Anders: Así que tú eres un Howe.
  • Nathaniel: ¿Qué quieres decir, mago?
  • Anders: ¡Eh, que a mí los "Howe" me gustan! ¡También me gustan los Jas, los Jes y los Jus!
  • Nathaniel: Qué ingenioso.
  • Anders: Es una lástima que me haya costado tanto darme cuenta.
───────
  • Anders: Mira, Nathaniel, eres como yo.
  • Nathaniel: ¿Lo soy?
  • Anders: Todo el mundo odia a tu familia por algo terrible que hicieron, aunque no tuvieras nada que ver.
  • Nathaniel: Ve al grano, Anders.
  • Anders: ¡Es como si fueras un mago! Si hubiera más Howe, os encerrarían en una torre para proteger a todos los demás.
  • Nathaniel: Una analogía apasionante.
───────
  • Nathaniel: He pensado en lo que dijiste, Anders. La comparación entre mi familia y los magos. Es una idiotez. Yo no me voy a convertir en una abominación solo por ser un Howe.
  • Anders: No dije que fuera una analogía perfecta...
  • Nathaniel: Ser un Howe tampoco me permite a mí controlar tu parecer.
  • Anders: Creo que no me has entendido, ¿verdad?
  • Nathaniel: No me gustan las simplificaciones fáciles.
  • Anders: Muy bien. Tú te lo pierdes..
───────
  • Nathaniel: No siempre llevas túnica, ¿verdad?
  • Anders: No, cuando estoy desnudo, no.
  • Nathaniel: Me refiero a cuando huyes del Círculo. La túnica hace que te distingan más fácilmente.
  • Anders: Como esto que llevo en el cuello que dice a gritos que soy un mago. Me gusta ponérselo fácil a los templarios.
  • Nathaniel: Ah, no dudo que así será.
───────
  • Nathaniel: Pareces muy apegado a ese gato, Anders.
  • Anders: Más bien es él quien no se despega de mí. ¿No es verdad, ser Saltarín?
  • Ser Saltarín: (Maúlla)
  • Nathaniel: ¿No crees que es un nombre un poco... ridículo?
  • Anders: ¿Cómo crees que debería llamarlo? ¿Federico?
  • Nathaniel: Hay nombres peores, supongo...
───────
  • Nathaniel: ¿Cómo te encuentran siempre los templarios, Anders?
  • Anders: Enfadado de narices, así es cómo me encuentran.
  • Nathaniel: Debe de haber algún truco, seguro.
  • Anders: Empezaron a reclutar mujeres. Los templarios hombres nunca se paraban a pedir indicaciones.
  • Nathaniel: Es imposible hablar contigo.
  • Anders: Se hace lo que se puede.


Anders y Sigrun[]

  • Sigrun: Deberías dejar salir más a ser Saltarín. En esa túnica debe de estar medio ahogado.
  • Anders: ¿Salir? ¿Te refieres a que se vaya a jugar con los engendros tenebrosos? ¡Qué gran idea!
  • Sigrun: Muy bien. Ya veo.
───────
  • Anders: ¿Hay alguna gran ceremonia cuando entras en la Legión de los Muertos?
  • Sigrun: Se la llama funeral.
  • Anders: Claro, ¿pero es aburrido y triste como un funeral normal? Es decir, no enterráis a nadie...
  • Sigrun: Es cierto. En los funerales enanos corren la cerveza y las canciones. Y luego hay una orgía.
  • Anders: ¿Qué? ¡Bromeas!
  • Sigrun: Claro que bromeo.
───────
  • Anders: Pero nunca me has explicado cómo fue tu ceremonia.
  • Sigrun: (Suspira) Empieza con canciones y brindis. Luego nos despedimos de la familia. Después, gemidos y lágrimas.
  • Anders: Eso sí que parece un funeral. Qué deprimente.
  • Sigrun: No somos la Legión de las Alegres Canciones Tabernarias.
  • Anders: ¡Pero piensa en lo que subiría el reclutamiento si lo fuerais!
───────
  • Anders: ¿Y qué hacéis en la Legión cuando no os estáis... pues eso, muriendo?
  • Sigrun: No sé. Es de lo que más hacemos.
  • Anders: Pero no lo puedes hacer a todas horas. Habrá veces en que no estéis yendo a que os maten.
  • Sigrun: En esos momentos, escuchamos a los magos sabihondos hacer preguntas estúpidas.
  • Anders: Creía que los enanos eran más amables.
  • Sigrun: Y yo creía que los magos eran más listos.
───────
  • Anders: Pareces fascinada con ser Saltarín.
  • Ser Salarín: (Maúlla)
  • Sigrun: No tenemos gatos en Orzammar. Bueno, puede que algunos nobles los tengan, si se los compran a un mercader de la superficie.
  • Anders: Todo el mundo necesita una mascota.
  • Sigrun: Bueno, yo una vez tuve un nug. Durante casi una hora, antes de que mi tío lo matara y se lo comiera.
───────
  • Sigrun: ¿Podrías prender fuego a ese arbusto?
  • Anders: Seguramente, ¿pero por qué querría hacerlo?
  • Sigrun: ¿Puedes congelarlo?
  • Anders: ¿Por qué quieres que mate al arbusto?
  • Sigrun: ¡Porque está ahí! ¡Es un arbusto malvado! ¡Hazlo!
  • Anders: ¡La magia no está para divertirse! ¿Por qué no bailar? ¿Unos sabrosones contoneos con Anders?
  • Sigrun: Oh, ugh. Paso.

Anders y Velanna[]

  • Anders: ¿Te he dicho alguna vez que las mujeres tatuadas me parecen muy atractivas?
  • Velanna: ¿Y yo que casi todos los humanos me parecen repulsivos en cuerpo y mente?
  • Anders: Bueno es saberlo.
───────
  • Anders: Has dicho que encuentras a "casi todos" los humanos repulsivos.
  • Velanna: Estaba siendo educada. Me refería a ti.
  • Anders: Esto es una de esas historias de amor-odio, ¿no?
  • Velanna: Cierto. Aunque no lo admita, siempre he querido tener a una babosa humana como amante.
  • Anders:¡Ésta es tu oportunidad!
───────
  • Velanna: Me estás mirando, Anders. ¿Debo volver a darte una buena?
  • Anders: Solo estaba admirando tus adorables orejas.
  • Velanna: ¿Crees... que son adorables?
  • Anders: Y tanto. Y no son tan ridículas, no sé por qué todo el mundo lo dice.
  • Velanna: Yo... nunca... ¡Mis orejas no son ridículas!
  • Anders: Lo sé. Te estaba dando la razón.
───────
  • Anders: Algún día podríamos sentarnos a hablar de magia, ¿no?
  • Velanna: ¿Qué conseguiríamos con eso?
  • Anders: Muchísimo. Las grandes civilizaciones se basan en intercambiar ideas.
  • Velanna: ¿Intercambiar? Te refieres a robar, claro. Seguido por aplastar a quienes has robado.
  • Anders: ¿Te das cuenta de tu rencor? Creo que te tiene poseída.
───────
  • Velanna: El rencor no me tiene poseída.
  • Anders: Caray, me está hablando. Sin que nadie la obligue. ¡A ver si en el cielo hay vacas volando!
  • Velanna: Bah, olvídalo.
  • Anders: (Se ríe entre dientes) Lo siento. No he podido evitarlo.
  • Velanna: (Suspira) Los humanos y sus impulsos incontenibles.
───────
  • Velanna: Tú escapaste del Círculo, ¿no?
  • Anders: Varias veces, pero siempre me encontraban por culpa de mi filacteria. No es que me importara mucho que me cogieran. Siempre me asignaban la misma templaria para perseguirme. O quizás ella lo pedía. Espero que fuera lo segundo. En esos largos viajes de vuelta a la torre -yo, esposado, ella mirándome en silencio- el aire prácticamente echaba chispas.
  • Velanna: ¿Escapaste del Círculo repetidas veces por una mujer?
  • Anders: Bueno, no por ella. Pero hacía que fuera más divertido que me pillaran. Así soy yo, siempre mirando el lado positivo.
───────
  • Velanna: Mis bolas de fuego son más grandes que las tuyas.
  • Anders: El tamaño no importa, Velanna.
  • Velanna: ¿Eso te dijeron en el Círculo? No querrían herir tus sentimientos.
  • Anders: ¿El Círculo me mintió? ¡Por la espada de Andraste, mi mundo se desmorona! ¡Me siento traicionado!

Anders y Justicia[]

  • Anders: ¿Por qué los espíritus buscan a los magos? Siempre me lo he preguntado.
  • Justicia: Te refieres a los demonios. Yo no soy un demonio..
  • Anders: ¿No son los demonios unos espíritus con una personalidad única y brillante?
  • Justicia: Sus deseos los han pervertido.
  • Anders: ¿Pero por qué quieren a los magos?
  • Justicia: Quizá desean lo mismo que yo: silencio.
───────
  • Anders: ¿Quieres decir que tú podrías convertirte en un demonio, Justicia?
  • Justicia: No he dicho tal cosa.
  • Anders: Has dicho que los demonios son espíritus pervertidos por sus deseos.
  • Justicia: Yo no tengo tales deseos.
  • Anders: Debes de tener algún deseo...
  • Justicia: ¡No tengo ninguno! ¡Basta de hacer preguntas!
───────
  • Anders: Perdona, Justicia. No quería dar a entender que te fueras a convertir en demonio.
  • Justicia: Espero que no.
  • Anders: Solo me preguntaba por la relación entre espíritus y demonios. Los demonios son el miedo de cualquier mago.
  • Justicia: No sé qué convierte a los demonios en lo que son. Un mal así me enfurece, pero no lo entiendo.
  • Anders: Bueno, espero que nunca llegues a entenderlo.
  • Justicia: Yo también, mago. Más de lo que te imaginas.
───────
  • Justicia: Veo que tu compañero felino sigue contigo.
  • Anders: Parece bastante contento. ¿No es verdad, ser Saltarín?
  • Ser Salarín: (Maúlla)
  • Justicia: Esclavizar a otra criatura no me parece justo.
  • Anders: ¡No es un esclavo! Es un amigo. Y, además, es un gato.
  • Justicia: Un gato que no es libre.
  • Anders: No le hagas caso, ser Saltarín. Por lo que se ve, en el Velo no tienen mascotas.
  • Ser Salarín: (Maúlla)
───────
  • Justicia: Comprendo que luches contra los que te oprimen, mago.
  • Anders: Más bien los evito. No es exactamente lo mismo, ¿verdad?
  • Justicia: ¿Por qué no asestas un golpe a tus opresores y te aseguras de que no se lo puedan hacer a nadie más?
  • Anders: ¿Porque parece difícil?
  • Justicia: La apatía es una debilidad.
  • Anders: También lo es la muerte. Solo digo eso.
───────
  • Justicia: Creo que tienes una responsabilidad con tus compañeros magos.
  • Anders: ¿Esta lección de santurronería va dirigida a mí?
  • Justicia: Tú has visto la opresión y ahora eres libre. Debes actuar para liberar a los que siguen oprimidos.
  • Anders: O podría ocuparme de mis asuntos, no vaya a aparecer la Capilla.
  • Justicia: Pero esto no es justo. Tienes una obligación.
  • Anders: Sí, bueno... Bienvenido al mundo real, espíritu.


Advertisement