Dragon Age Wiki
Advertisement

El diálogo de Alistair contiene una lista de las conversaciones que Alistair entabla con los otros compañeros, en las cuales hablan sobre el pasado de cada uno y sus reacciones a los eventos del juego.

Dragon Age: Origins[]

Comentarios de Alistair[]

  • (Añadido al grupo) "Sí."
  • (Sacado del grupo) "Maldita sea..."
  • (Mientras el Guarda se está besando con Morrigan en el campamento del grupo) "Genial. Perdonadme si empiezo a vomitar a chorros."
  • (Derrotado en combate) "¿Soy yo o me ha ido realmente mal?"
  • (Entrando en combate con la habilidad Supervivencia) "No mires ahora, pero... Bueno, no mires."
  • (Enfentándose a un enemigo) "¡De acuerdo! ¡Vamos!"
  • (Enfentándose a un enemigo) "¡Ataquemos!"
  • (Durante el combate) "¡Por los guardas grises!"
───────
  • (Hombres ahorcados en la espesura de Korcari) "¡Mira eso! Pobres diablos. Me parece una exageración."
  • (Entrando en Lothering) "Es una mera especulación, pero creo que todo el mundo en Lothering es consciente de la cercanía de la horda."
  • (Cerca del tablón del cantor) "¿Los cantores siguen utilizando su tablón? Eso sí que es dedicación."
  • (Conversación con Leliana en la taberna) "¿Más dementes? Pensaba que ya teníamos el cupo lleno."
  • (Estatua de Andraste) "¿Alguna vez te has preguntado si la representación de Andraste es fiel? Puede que fuera fea. Puede que tuviese los dientes torcidos. ¿Cómo podemos saberlo?"
  • (Saliendo de Lothering) "Ya sabes, los engendros tenebrosos no tardarán en arrasar este lugar. Si nos vamos, no podremos regresar."
───────
  • (Entrando al mercado central) "Dicen que aquí se puede conseguir de todo. A mí una vez me robaron."
  • (Entrando la taberna El Noble Roído) "Aquí es donde los nobles vienen a emborracharse y a decidir cuál de ellos es el más importante. Qué buenos tiempos..."
  • (Exterior de Maravillas de Thedas) "¡Eh! ¡"Maravillas de Thedas"! El arl Eamon me compró un muñeco de gólem aquí una vez... cuando era joven. Muy joven."
  • (Dentro de Maravillas de Thedas) "¿De dónde crees que sacan todo eso? ¿Crees que tendrán... hum, muñecos de gólem en miniatura?"
  • (Entrando en La Perla) "¿Por qué lo llaman burdel? ¿Es porque es un poco burdo, quizá?"
  • (Después del trío con Isabela) "Mmm... vestidos mojados..."
  • (Cerca de la fuente en la casa del Arl Eamon en Denerim) "Cuando yo era pequeño, el arl solía venir aquí en invierno. Yo, eh... dormía con los perros."
  • (Puertas de la elfería) "Eh... No irán a lincharnos, ¿verdad? Los elfos no suelen linchar a la gente, imagino..."
  • (En el árbol vhenadahl) "Eso sí que es un árbol grande. Me pregunto si los niños podrán subirse a él."
───────
  • (Entrando a los muelles del lago Calenhad) "Hemos venido a ver a los magos, ¿no? Qué bien. No sabes lo mucho que me aprecian."
  • (En la costa del lago Calenhad) "¿Alguna vez te has preguntado por qué construyeron esto los magos en medio del lago Calenhad? ¿Es que despreciaban las ideas prácticas, o algo así?"
  • (Entrando en los aposentos de los aprendices) "Si no recuerdo mal, cerrar las puertas y tirar la llave era el "plan B" de los templarios."
  • (Entrando en los aposentos de los magos superiores) "¿Sientes eso? Hace más frío aquí."
  • (En el estudio de Irving) "¿Éste es el estudio del jefe de los magos? ¿Crees que se habrá leído todo eso?"
  • (Entrando en el gran salón) "¿No tienes la sensación de que las cosas empeoran conforme ascendemos?"
  • (Viendo la corrupción en los aposentos de los templarios) "Eso no era necesario..."
  • (Enfrentando al demonio del deseo "Una familia donde la esposa y los hijos son en realidad la misma persona... la misma criatura. Esa situación... define el horror."
  • (Al ser adormilado por el demonio de la pereza) "No puedo... mantener los ojos abiertos. Que alguien... me... pellizque."
  • (En el Velo) "Nunca había estado tan despierto en el Velo, al menos que yo recuerde. Es... precioso, ¿verdad?"
  • (Confrontando al demonio de la pereza) "¡Oh, estoy aquí! ¡Y tú! Habías desaparecido. ¡Bueno, qué más da!"
  • (Acercándose a Cullen) "Atención. ¡No pienso volver a quedarme dormido!"
  • (Recoger las cuatro notas de los aprendices) "Los magos de antes del Círculo y la Capilla los mantenían a raya."
  • (Recoger la última nota del aprendiz) "No creo que encontremos a nuestro aprendiz de una pieza."
  • (Derrotar a Shah Wyrd) "¿Habrá más? Porque el mero hecho de pensar en el Velo hace que me dé vueltas la cabeza."
───────
  • (Exterior de la capilla de Risco Rojo)) "(Olisquea el aire) ¿A qué huele? ¿A pescado? Y a algo más. Oh... A más pescado."
  • (Acercándose al molino en Risco Rojo) "Ah, es como volver a casa. Solo que con más muertos vivientes."
  • (Túnel secreto en las mazmorras de Risco Rojo) "Una vez, cuando era niño, me encerré solo en una jaula. Durante un día entero. Qué buenos tiempos..."
───────
  • (Subiendo la primera pendiente en Refugio) "Nunca había oído que hubiese un pueblo por aquí. ¿Esto figura en algún mapa de verdad?"
  • (Por la pendiente que conduce a la capilla) "¿Oyes eso? Hay gente en la capilla. Puede que el pueblo entero."
  • (Entrando al templo en ruinas) "¡Por el Hálito del Hacedor! ¡Mira eso!"
  • (Entrando en la biblioteca del templo en ruinas) "Libros viejos. ¿Se podrán leer algunos aún?"
  • (Estatua de Maferath) "Ése es Maferath. El marido de Andraste y el que la entregó al imperio."
  • (Estatua de Hessarian) "Ése es el arconte Hessarian, el maese que ordenó quemar a Andraste y que se apiadó de ella en el último instante."
  • (Cavernas de la montaña) "Me parece que estamos... ascendiendo. Sí, yo diría que estas cuevas llevan a la superficie."
  • (En la cima de la montaña tras ver al dragón celestial) "Un dragón celestial no es cosa de broma. Será mejor que andemos con cuidado... con mucho cuidado."
  • (Entrando al Desafío) "Oye, si colaboramos para que las partes del puente se muevan en la secuencia correcta, creo que podremos conseguir que alguien llegue al otro lado."
  • (Entrando a la sala del rompecabezas del puente) "Oh-oh. Los rompecabezas se me dan fatal."
  • (Sugiriendo la solución del rompecabezas del puente) "Eh, ¿veis esas... cosillas que hay al otro lado de ese enorme abismo? Seguro que sirven para algo."
  • (Al accionar una placa) "Oh, mira eso. No creo que sea lo bastante sólido como para subirse encima, pero es un comienzo."
  • (Resolviendo el rompecabezas del puente en el Desafío)Por el hálito del Hacedor. Parece que Andraste solo favorecía a los listos."
  • (Entrando a la sala de la urna) "Por el Hacedor, es... ¡es la Urna de las Cenizas Sagradas! ¡No puedo creerlo!"
  • (Acercándose a la urna) "No esperaba que nadie llegara a encontrar el lugar del eterno reposo de Andraste... pero aquí... aquí está.."
───────
  • (Saludando al Hahren Sarel) "Yo soy guarda gris, sí. Encantado de conocerte. Una fogata estupenda." (Origen dalishano requerido)
  • (En el campamento dalishano) "¿Cómo mueven esas cosas por el bosque? ¿Es que los árboles se apartan de su camino o qué?"
  • (Cerca del redil de hallas en el campamento dalishano) "Hay sitios donde los cuernos se pagan a precio de oro. Dicen que pueden curar enfermedades."
  • (Entrando en el bosque de Brecilia) "Intentemos no perdernos. En un sitio como éste es demasiado fácil."
  • (Cerca de las ruinas de Tevinter) "¿Hubo aquí una ciudad? ¿La construyeron en el bosque, o éste llegó más tarde?"
  • (Después de que los hombres lobo se retiren a las ruinas) "Creo que es esto. Una ciudad de los hombres lobo. Una especie de paraíso de las pulgas, ¿no?"
  • (En la puerta bloqueada de las ruinas) "¡Maldición! ¡Los hombres lobo han bloqueado el paso! ¡Hay que buscar otro camino!"
  • (Al bajar las primeras escaleras de las ruinas del nivel superior) "¿Esto lo construyeron los elfos? ¿Acaso viven bajo tierra, como los enanos?"
  • (Escuchando al dragón de las ruinas del nivel superior) "Creo que hay algo más adelante. Algo grande."
───────
  • (Entrando en el campamento de la superficie de las montañas de la Espalda Helada) "A la mayoría de los mercaderes no se les permite entrar en Orzammar, así que... se reúnen cerca de las puertas. Dicen que reina el caos allí."
  • (Observando las estatuas de los paragones) "Esas estatuas son los paragones de los enanos, si no recuerdo mal. Sus más ilustres antepasados."
  • (Entrando al barrio Plebeyo de Orzammar) "Vaya. Conque... ¿esto es Orzammar? ¡Es enorme!"
  • (Salida a los Caminos de las Profundidades) "Ahora, los Caminos de las Profundidades son el hogar de los engendros tenebrosos. Pero lo curioso es que, durante la Ruina, se supone que son más seguros."
  • (Exterior de la taberna Tragos) "¿Qué es ese olor? ¿Vómito enano? Maravilloso."
  • (Entrando a la taberna Tragos) "Una vez probé la cerveza de los enanos. Creí que era algo que le hacían beber a los exteriores como broma."
  • (Entrando en Escorial) "Deja que lo adivine. Aquí es donde viven los pobres, ¿verdad?"
  • (En la palestra de los juegos) "La palestra de los juegos. ¡Diversión sanguinaria para las masas en estado puro!"
  • (Entrando al barrio del Diamante) "Así que, ¿cuanto más cerca vives de la superficie, más elevada es tu clase? ¿Salvo que estés en la superficie?"
  • (Exterior del palacio) "¿Y cómo es que los enanos tienen rey? Yo pensaba que lo decidían todo... por votación, o algo así, ¿no?"
  • (Vista panorámica) "Oh. Qué cantidad de lava. Supongo que rezan para que no entre en erupción, ¿no?"
  • (En los Caminos de las Profundidades) "Antes, los túneles conocían un tráfico tan denso como cualquier ruta comercial de la superficie. Ahora solo los pisan las botas de hierro de los soldados."
  • (Entrando en las Trincheras de los Muertos) "Estas ruinas han presenciado centenares de batallas. Al contrario que a nosotros, la Ruina nunca da un respiro a los enanos."
  • (Sobre los cadáveres de engendros tenebrosos en las Trincheras de los Muertos) "Alguien se ha divertido con los engendros tenebrosos. Los cortes no son muy delicados, pero los resultados están a la vista."
  • (Más cadáveres de engendros tenebrosos en las Trincheras de los Muertos) "Más muertos. Lo mínimo que puede decirse de nuestros misteriosos amigos es que son prolíficos."
  • (Entrando en el Yunque del Vacío) "Debemos estar acercándonos. Si Branka ha sobrevivido, extremará la cautela."
───────
  • (En la ciudad de Denerim durante la batalla final) "¡Espero que la mayoría de la gente lograra escapar en los barcos antes de que llegara la horda!"
  • (Entrada del Fuerte Drakon) "¡Es fuerte Drakon! ¡Tenemos que entrar!"
───────
  • (Entregando las noticias de muerte) "Espero que te gusten los héroes, mi señora, porque tu marido ha caído como uno de ellos." o "Lo siento, pero tu marido ha caído luchando. Mis condolencias."
───────
  • (Activando a Shale) "¿Y los aldeanos no sabían que los estaban vigilando? Qué miedo."
  • (Ordenarle a Shale atacarle) "¡Eh!"
───────
  • (Al ver el cadáver de Cailan en Retorno a Ostagar) "Perdónanos, mi rey. En cuanto nos ocupemos de los engendros tenebrosos y dispongamos de un poco de tiempo te devolveremos a los brazos del Hacedor."
  • (Cerca de un agujero en los túneles de los engendros de la torre de Torre de Ishal en Retorno a Ostagar) "Buf. Han bajado por el agujero. No quiero ni imaginarme adónde lleva eso."
───────
  • (Sobre la justificación de Avernus) "¿Necesario? Refrescarse después de una cabalgata de ocho horas es algo necesario. Pero no hay excusa para invocar demonios."
  • (Al limpiar Pico del Soldado) "Creo que aquí ya hemos terminado. Una invasión demoníaca frustrada, una base de los guardas rescatada... Ha sido un buen trabajo."

Alistair y el Perro[]

  • Alistair: ¿Se supone que los mabari son muy listos? ¿Crees que entienden todo lo que decimos?
  • Perro: (Ladrido coloquial)
  • Alistair: ¿Ah, sí? Puede que solo entiendas el tono de mi voz. Por lo que sabemos, podrías ser un completo idiota.
  • Perro: (Gruñido amenazante)
  • Alistair: Eh, calma. Nadie dice que un completo idiota no pueda ser monísimo. ¿Quién es el cachorrito más mono y adorable?
  • Perro: (Ladra alegremente)
  • Alistair: La ignorancia es una bendición, ¿verdad? Al menos, eso es lo que siempre me decía la Capilla.
───────
  • Alistair: ¿De verdad entiendes lo que está pasando? La Ruina, la guerra civil... Me pregunto cuánto comprendes.
  • Perro: (Menea la cola alegremente)
  • Alistair: Todos somos especiales... con grandes papeles que desempeñar. Hasta tú. En cierto modo, sobre todo tú. Eres el mabari. Proteges a una de las personas más importantes...
  • Perro: (¡Ladra con emoción!)
  • Alistair: ¿Cómo?
  • Perro: (Ladra nerviosamente)
  • Alistair: ¿Quieres... quieres jugar? Pero si estoy hablando. ¿Por qué nadie me escucha nunca?


Alistair y Leliana[]

  • Alistair: Bueno... Te lo preguntaré sin rodeos. ¿Fuiste monja?
  • Leliana: Tú serías monje antes de convertirte en templario, ¿no?
  • Alistair: Nunca llegué a ser templario. Los guardas grises me reclutaron antes de que hiciera los votos definitivos.
  • Leliana: ¿Alguna vez te arrepientes de haber dejado la Capilla?
  • Alistair: No, nunca. ¿Y tú?
  • Leliana: Sí. Puede que no me creas, pero allí encontré paz. Un tipo de paz que nunca había conocido.
  • Alistair: El monasterio era tan apacible que a veces me ponía a gritar hasta que acudía corriendo uno de los hermanos. Luego les decía que solo estaba poniéndolos a prueba. Nunca se sabe, ¿verdad?
  • Leliana: Yo... no, nunca hice nada como eso. Me gustaba el silencio.
  • Alistair: Tú misma. Pero te aseguro que la expresión de sus caras no tenía precio.
───────
  • Leliana: ¿Qué era esa... sopa que preparaste anoche?
  • Alistair: Ah, ¿eso? Es un guiso fereldeno tradicional de cordero y guisantes. ¿Te gustó?
  • Leliana: Ah, así que... era cordero, ¿no? Tenía cierta... textura que normalmente no asocio al cordero.
  • Alistair: ¿No comías estofado de cordero y guisantes en Lothering?
  • Leliana: Allí la comida es sencilla. Trigo, en forma de galletas o pan, y verduras de la huerta, poco cocinadas. Los guisos pesados no abundan.
  • Alistair: Ah, entonces, lo más probable es que el último cordero que probaras estuviese cocinado al estilo orlesiano. La comida no hay que prepararla así, de manera tan elaborada y pretenciosa. Pero aquí en Ferelden hacemos las cosas como es debido. Cogemos los ingredientes, los arrojamos al caldero más grande que podemos encontrar y la cocinamos todo el tiempo posible, hasta que todo adquiere un color grisáceo uniforme. Cuando la comida se ha ablandado del todo y no parece nada apetitosa, sabemos que está hecha.
  • Leliana: Me estás tomando el pelo.
  • Alistair: (Se echa a reír) Tienes que comer en más posadas fereldenas.
───────
  • Alistair: ¿Sabes? He oído hablar de los bardos de Orlais...
  • Leliana: ¿Y quién no? Son bastante famosos.
  • Alistair: Las historias que oí eran un poco... picantes. Tenían que ver con su modo de asesinar a sus víctimas. Cómo conseguían que... bajaran la guardia.
  • Leliana: Si esas historias fueran ciertas, ¿quién querría a un bardo en su corte?
  • Alistair: Oh, no sé, el peligro tiene su atractivo, ¿no? Además, no podríais ser todos asesinos. Yo me arriesgaría. Si las historias fueran ciertas, me refiero.
  • Leliana: Teníamos normas sobre esas cosas. Normas muy estrictas.
  • Alistair: ¿Como por ejemplo? No vas a contármelo, ¿verdad?
  • Leliana: Digamos que yo tenía razones sobradas para ingresar en la Capilla, ¿de acuerdo? Y dejémoslo ahí.
───────
  • Alistair: Nunca entenderé cómo puedes moverte de forma tan silenciosa.
  • Leliana: Me ha costado muchos años aprender a hacerlo y, aun así, no soy la mejor.
  • Alistair: ¿No utilizabas el sigilo cuando espiabas?
  • Leliana: Cada uno tenía su manera de hacer las cosas. Algunos preferían que no se los viera y utilizaban las sombras y la oscuridad para ocultarse. Yo me di cuenta que no era tan malo que me vieran mientras no se fijasen en mí y se olvidaran pronto de haberlo hecho. Me especialicé en fundirme con el entorno, en no llamar la atención y en aparentar que tenía todo el derecho del mundo a estar allí. Es como ser invisible, pero de otro modo.
  • Alistair: Ah, ya, pero he oído que a menudo seducías a tus objetivos. Ellos sí que se acordarían de ti.
  • Leliana: No si estaban muertos...
  • Alistair: Oh.
  • Leliana: Morir en compañía de una seductora preciosidad... Dime que no es una muerte tan mala...
  • Alistair: No sé si tomarte en serio... Pero a veces me das miedo.


───────
  • Alistair: A ver, deja que te lo pregunte sin rodeos: ¿crees que el Hacedor te habló de verdad? ¿Que te encomendó una misión?
  • Leliana: ¿Quién te ha dicho eso? ¿Ha sido él? ¿Estáis hablando de mí a mis espaldas?
  • Alistair: Cálmate. Solo siento curiosidad. No serías la primera que asegura que el Hacedor le ha hablado. Hay cientos de casos registrados en los archivos de la Capilla. Pero todos ellos estaban...
  • Leliana: ¿Locos? ¿No crees que me lo he preguntado yo misma una o dos veces?
  • Alistair: ¿Te lo has preguntado? ¿Y qué dijo el Hacedor al respecto?
  • Leliana: He tenido visiones. No es que el Hacedor y yo... conversemos sobre las cosas de la vida.
  • Alistair: Oh, no sé. Por lo que he oído, el Hacedor no está demasiado receptivo últimamente. En realidad, se dedica a mirarse el ombligo.
  • Leliana: ¡Eso es una herejía! Y, además, te estás burlando de mí. Deja de hacerlo, por favor.
───────

(Tras dejar Lothering)

  • Alistair: ¿Y qué crees que será de toda la gente a la que hemos dejado en Lothering?
  • Leliana: Algunos de ellos llegarán hasta Denerim. Muchos morirán. Se hará la voluntad del Hacedor.
  • Alistair: ¿No preferirías haberte quedado? Para ayudar a la gente, me refiero.
  • Leliana: Si nadie detiene la Ruina, todos morirán. Lo mejor que podemos hacer, tanto tú como yo, es estar aquí.
  • Alistair: Entonces, ¿te parece bien dejar morir a unos pocos por el bien de muchos? Yo... no estoy tan seguro. Me siento mal por haber abandonado a toda esa gente, asustada e impotente.
  • Leliana: Estás haciendo lo que debes, Alistair. Aún veremos cosas peores... Tienes que endurecerte por dentro, ya lo sabes.
  • Alistair: Eso nunca se me ha dado demasiado bien. Lo de endurecerme, digo. A veces prefiero ser un poco débil. Lo cierto es que sí, lo prefiero.
  • Leliana: No te creo. Y, en cualquier caso, tampoco tenemos elección.
───────

(Si el Guarda tiene un romance con Morrigan)

  • Alistair: ¿Qué, te has enterado? Morrigan y él... Ya sabes.
  • Leliana: ¿No tienes nada mejor que hacer que cotillear como una solterona? Además, seguro que te ha oído. La discreción no es lo tuyo.
  • Alistair: No, mira, ni siquiera está prestando atención.
  • Leliana: Mmmm. Puede. No... no creerás que se trata de algo serio, ¿verdad? Esa mujer es un demonio maléfico.
  • Alistair: Vaya, vaya, ¿quién está cotilleando ahora? ¡Je, je!
  • Leliana: Eres tú el que ha empezado, si no te importa que te lo recuerde. Y yo... ¡Bueno, se acabó!
───────

(Si la Guarda tiene un romance con Alistair)

  • Alistair: Bueno... Eres una chica, ¿verdad, Leliana?
  • Leliana: ¿Sí? Qué noticia. ¿Y cuándo ha ocurrido?
  • Alistair: Solo quería unos consejos. ¿Qué debería hacer si... si creo que una chica es especial y...?
  • Leliana: ¿Quieres cortejarla? Te daré un buen consejo: no debes cuestionar su feminidad.
  • Alistair: Vale, sí. Buena idea.
  • Leliana: ¿Por qué me lo preguntas? ¿Tienes miedo de que las cosas no avancen de manera natural?
  • Alistair: ¿Y por qué iban a hacerlo... cuando me dedico a preguntarles a las chicas si son chicas?
  • Leliana: Eso forma parte de tu atractivo, Alistair. Eres un poco despistado. Resulta encantador.
  • Alistair: ¿Entonces debo ser despistado? ¿No acabas de decir que no debo decir ese tipo de cosas?
  • Leliana: Sé tú mismo. Sabes cómo se hace, ¿no?
  • Alistair: Vale, olvida que te lo he preguntado.
───────

(Si un Guarda hombre tiene un romance con Leliana)

  • Alistair: Entonces... ¿lo vuestro continúa? ¿No va en contra de tus votos?
  • Leliana: ¿Cómo? ¿Qué clase de pregunta es ésa? ¿Qué es "lo nuestro"?
  • Alistair: Claro, estoy totalmente ciego. No vi cómo os comíais con la mirada antes.
  • Leliana: Él no me estaba comiendo con la mirada. ¿Lo estaba haciendo? ¿Lo dices en serio?
  • Alistair: Ahora que lo preguntas, no estoy tan seguro. Puede que no. No sé... También podría preguntárselo.
  • Leliana: ¡No hagas eso! Por favor. No puedes hacerlo...
  • Alistair: Sí que puedo, pero no lo haré. Cuando quisiera darme cuenta, estaría haciendo de correo para pasarle tus notitas de amor.
  • Leliana: Pero... Métete en tus propios asuntos. ¡Qué ultraje!
───────

(Si el/la Guarda tiene un romance con Zevran)

  • Alistair: Me estaba preguntando... ¿Qué ve una mujer como tú en un sujeto como Zevran?
  • Leliana: Oh, es bastante apuesto. ¿Por qué lo preguntas?
  • Alistair: Por nada. Simplemente... ¿No te parece un poco excesivo? El pelo, la ropa...
  • Leliana: No lo entiendo. ¿Un poco excesivo el qué? ¿Tienes algún problema con él?
  • Alistair: Aparte de que es un asesino que ha intentado matarnos en más de una ocasión, no. La verdad es que no. ¿A las mujeres os gustan esas cosas?
  • Leliana: En el sitio del que procedo sí, oh, sí.
  • Alistair: Ah. ¿En serio? Ya veo.
───────

(Tras haberse revelado el linaje de Alistair)

  • Leliana: Hay grandes historias de reyes perdidos que vuelven a su tierra para reinar, revestidos de gloria...
  • Alistair: Yo no me he perdido. Ni soy rey, ya que estamos. Y no hay nada glorioso en mí.
  • Leliana: Eres el hijo de Maric. Eres el legítimo rey de Ferelden.
  • Alistair: Soy el hijo de una doncella enamoradiza y de un hombre indiscreto que, casualmente, era el rey. Mira, no puedo ser rey. A veces me cuesta hasta saber qué bota va en cada pie.
  • Leliana: Todos los días hay completos idiotas que ascienden a posiciones de poder. Y tú no eres un completo idiota.
  • Alistair: Qué alivio.
  • Leliana: Y no te preocupes por lo de las botas. Los reyes no tienen que vestirse solos. Para eso están los consejeros, ¿no?
  • Alistair: Y las doncellas enamoradizas, según parece.


Alistair y Morrigan[]

  • Morrigan: Quisiera preguntarte una cosa, Alistair, si tienes un instante..
  • Alistair: ¿Tengo alternativa?
  • Morrigan: De los dos guardas grises supervivientes, ¿no eres tú el más antiguo? Me extraña que sea él quien da las órdenes y tú quien las sigue.
  • Alistair: Te extraña, ¿eh?
  • Morrigan: Lo cierto es que te inclinas ante un simple recluta. ¿Es habitual entre los guardas grises? ¿O solo en tu caso?
  • Alistair: ¿Qué es lo que quieres oír? ¿Que prefiero obedecer órdenes a darlas? Así es.
  • Morrigan: No te pongas tan a la defensiva.
  • Alistair: ¿No podrías ocultarte en un matorral y morirte? Sería muy de agradecer.

(Si el linaje de Alistair ha sido revelado)

  • Morrigan: Simplemente, estaba buscando algún rastro de tu padre en ti, nada más.
  • Alistair: Déjame en paz.

(Si Alistair se ha endurecido)

  • Alistair: Quizá preferirías dirigir tú nuestro grupo. Estaría bien para divertirnos un rato.
  • Morrigan: No te pongas tan a la defensiva.
  • Alistair: ¿No podrías ocultarte en un matorral y morirte? Sería muy de agradecer.
───────
  • Morrigan: Tengo entendido que no disfrutaste mucho de la instrucción con los templarios, ¿verdad?
  • Alistair: Me hablas a mí, ¿no?
  • Morrigan: ¿Ves por aquí a alguien más que haya fracasado en su instrucción religiosa?
  • Alistair: No fracasé. Me reclutaron los guardas grises.
  • Morrigan: ¿Y si no te hubieran reclutado? ¿Qué habría sucedido entonces?
  • Alistair: Supongo que me habría convertido en un lunático babeante, habría asesinado a la suma sacerdotisa y me habría arrojado a las calles de Denerim en ropa interior.
  • Morrigan: Me admira lo bien que te conoces.
  • Alistair: Sabía que te gustaría.
───────
  • Morrigan: Cuidado dónde posas los ojos, Alistair.
  • Alistair: Sí, bueno, no hace falta que te preocupes. No es lo que crees.
  • Morrigan: Ya.
  • Alistair: Te estaba mirando la nariz.
  • Morrigan: ¿Y qué tiene mi nariz que tanto te cautiva?
  • Alistair: Estaba pensando que es idéntica a la de tu madre.
  • Morrigan: Te odio.
  • Alistair: ¿Cómo?
  • Morrigan: Da igual.
───────
  • Morrigan: Oye... Realmente no crees que me parezca a mi madre, ¿verdad?
  • Alistair: ¿En eso has estado pensando todo este tiempo?
  • Morrigan: Simplemente, siento curiosidad.
  • Alistair: Y nada de inseguridad, desde luego.
  • Morrigan: Yo creo que no me parezco en nada a ella.
  • Alistair: No sé. Espera unos cuantos siglos y ya veremos...
  • Morrigan: ¡He dicho que no me parezco a ella!
  • Alistair: Vale. Entendido. Sois totalmente diferentes. Ahora me doy cuenta.
───────
  • Alistair: Bueno... Hablemos de tu madre un momento.
  • Morrigan: Yo preferiría hablar de la tuya.
  • Alistair: La mía te aburriría. La tuya, en cambio, es una terrible bruja que vive en medio de un bosque. Es mucho más interesante.
  • Morrigan: Puede que para ti. Pero es que a ti te parece interesante el moho que crece sobre las rocas.
  • Alistair: ¿Sabes lo más interesante del tema? Apóstatas. Magos que viven fuera de la torre. Es ilegal, ¿sabes?
  • Morrigan: Eso lo has leído en algún libro, ¿verdad? Espero que la letra pequeña no te cansara demasiado.
  • Alistair: También podemos no hablar sobre tu madre. Por mí está bien.
───────
  • Alistair: Dime una cosa, Morrigan. ¿Has vivido en ese bosque toda la vida?
  • Morrigan: Salía de vez en cuando, pero siempre regresaba. ¿Por qué? ¿Tan extraño te parece? Era mi casa.
  • Alistair: ¿Pero allí solo estabais tu madre y tú? ¿Nadie más?
  • Morrigan: En ocasiones, madre tenía... compañía.
  • Alistair: ¿Cómo? ¿Compañía? No sé si preguntar...
  • Morrigan: No. Mejor que no lo hagas.
───────
  • Alistair: ¿Por qué siempre estás diciendo que soy un estúpido? No es verdad, ¿sabes?
  • Morrigan: Si necesitas preguntarlo...
  • Alistair: Pues hieres mis sentimientos masculinos, ¿sabes? Todos ellos.
  • Morrigan: En ese caso, cuando esto termine, te mandaré una disculpa por escrito.
  • Alistair: Me eduqué en la Capilla. Estudié historia. No forman a templarios estúpidos.
  • Morrigan: Será que me equivocaba, entonces. Estoy impresionada.
  • Alistair: No, no es verdad. Ni siquiera me estás escuchando.
  • Morrigan: Vaya, al final resulta que eres más listo de lo que parecías. Tu Capilla debe de sentirse muy orgullosa.
───────
  • Alistair: Muy bien. Se me ha ocurrido una pregunta que no podrás responder.
  • Morrigan: ¿Hablas conmigo?
  • Alistair: Exacto. Te crees muy lista, ¿verdad? Pues tengo una pregunta erudita que seguro que no puedes responder.
  • Morrigan: Oh, lo dudo.
  • Alistair: Entonces dime: ¿cómo se llamaba el marido de Andraste?
  • Morrigan: Es una pregunta religiosa, no erudita.
  • Alistair: Será una broma, ¿no? Hasta un niño de cinco años sabría la respuesta a esa pregunta. ¿No sabes más que un niño?
  • Morrigan: Tu religión me importa un comino. Y este jueguecito se acabó.
  • Alistair: Oh, cómo se desmoronan los poderosos.
───────

(Si el Guarda tiene un romance con Morrigan)

  • Alistair: Bueno, ¿qué hay entre él y tú? ¿Te importa que te lo pregunte?
  • Morrigan: ¿Él? ¿Qué él? ¿Se supone que tengo que entender lo que dices?
  • Alistair: Ya sabes a quién me refiero. El señor Vamos-a-darnos-besitos, que ves ahí.
  • Morrigan: Vaya, vaya, estás celoso. ¿Te he arrebatado a tu guarda gris favorito?
  • Alistair: ¿Cómo? ¡No estoy celoso! Estoy horrorizado.
  • Morrigan: Eso no es lo que dice el rubor de tus mejillas.
  • Alistair: El rubor de mis mejillas está horrorizado porque está seguro de que le chuparás hasta la última gota de sangre cuando hayas terminado con él.
  • Morrigan: Si siento la necesidad de chupar algo tuyo, Alistair, serás el primero en enterarte.
  • Alistair: Eso... eso no es lo que quería decir.
  • Morrigan: ¿Por qué no vas a compartir con él tus preocupaciones? Puede que, si le hablas con amabilidad, te preste más atención.
  • Alistair: Ajá. Creo que esta conversación ha terminado.
  • Morrigan: Antes de empezar, de hecho.
───────

(Si la Guarda tiene un romance con Alistair)

  • Morrigan: Me estaba preguntando... ¿Está permitido que dos guardas grises...? Mmm, ¿qué palabra estoy buscando?
  • Alistair: ¿Ululato?
  • Morrigan: Confraternicen.
  • Alistair: ¿Qué tiene de malo confraternizar?
  • Morrigan: Se me antoja un acto de indisciplina para una organización que se jacta de hacer lo que sea necesario para acabar con la amenaza de los engendros tenebrosos.
  • Alistair: Una cosa no tiene nada que ver con la otra.
  • Morrigan: ¿Ah, no? ¿Y si un guarda gris se viera obligado a elegir entre la guarda a la que ama y acabar con la Ruina? ¿Qué decisión tomaría?
  • Alistair: Es una pregunta... absurda.
  • Morrigan: Y ya tengo la respuesta. Muchas gracias.
───────

(Tras haberse revelado el linaje de Alistair)

  • Morrigan:Hay una cosa que no entiendo, Alistair.
  • Alistair: ¿Solo una?
  • Morrigan: Sobre ti, puede que sí. ¿A qué se debe el secretismo sobre tu ascendencia?
  • Alistair: Pensaba que eras una experta en engaños...
  • Morrigan: Es cierto. Y la utilidad que podía tener éste en concreto terminó al morir Cailan, ¿no es así?
  • Alistair: Puede. Supongo que yo esperaba que las cosas pasaran, sin más.
  • Morrigan: La verdad no "pasa".
  • Alistair: No he dicho que fuese un buen plan.
───────

(Tras completar La familia de Alistair)

  • Morrigan: Así que has conocido a tu hermana.
  • Alistair: Medio hermana, pero sí.
  • Morrigan: ¿Y ha resultado ser una bruja insufrible?
  • Alistair: Te habría caído bien. Tenéis muchas cosas en común.
  • Morrigan: ¿Y has dejado que te insultara? ¿Sin castigarla?
  • Alistair: Es en momentos como éste cuando más aprecio lo diferentes que somos tú y yo.
  • Morrigan: Es en momentos como éste cuando me pregunto si hay mucha diferencia entre tú y una seta.

(Alternativo)

  • Morrigan: ¿Y le has prometido que la ayudarías?
  • Alistair: Eh... Sí, ¿y?
  • Morrigan: ¿Por qué lo has hecho? Esa mujer es un parásito que no agradecerá nada de lo que hagas por ella. ¿Eres consciente de ello?
  • Alistair: Es en momentos como éste cuando más aprecio lo diferentes que somos tú y yo.
  • Morrigan: Es en momentos como éste cuando me pregunto si hay mucha diferencia entre tú y una seta.

(Alternativo)

  • Morrigan: ¿Y le has dado dinero?
  • Alistair: Eh... Sí, ¿y?
  • Morrigan: ¿Por qué lo has hecho? Esa mujer es un parásito que no agradecerá nada de lo que hagas por ella. ¿Eres consciente de ello?
  • Alistair: Es en momentos como éste cuando más aprecio lo diferentes que somos tú y yo.
  • Morrigan: Es en momentos como éste cuando me pregunto si hay mucha diferencia entre tú y una seta.
───────

(Tras completar El Círculo Roto)

  • Alistair: Bueno, dime, ¿la torre de los hechiceros era como esperabas?
  • Morrigan: ¿Un sitio infestado de abominaciones y templarios dispuestos a matar al primer mago que viesen? Sí, la verdad es que cumplió con mis expectativas.
  • Alistair: ¿No crees que habría sido mejor recibir allí tu instrucción? ¿En lugar de con tu madre, que quién sabe lo que te enseñó?
  • Morrigan: Tienes razón. Mi madre no tenía, ni de lejos, tantas abominaciones. Eso habría favorecido mucho mi educación, sin duda.
  • Alistair: Mmmm. En eso tienes razón.
  • Morrigan: Qué alivio.
───────

(Durante La Urna de las Cenizas Sagradas)

  • Morrigan: Parece que nos estamos desviando bastante de nuestro camino para revivir a ese arl Eamon.
  • Alistair: Necesitamos su ayuda. ¿Qué opciones tenemos?
  • Morrigan: Tiene que haber otras, aparte de buscar una reliquia sagrada de cuya existencia ni siquiera tenemos total certeza. Me parece que nuestras esperanzas penden de un hilo muy fino.
  • Alistair: El arl Eamon no parecía pensar así.
  • Morrigan: ¿Hablamos del mismo hombre que no tenía ni la menor idea de lo que estaba ocurriendo en su propio castillo?
  • Alistair: No sabes nada sobre él, así que no lo juzgues. Creo que es nuestra mejor opción.
  • Morrigan: ¿Para derrotar a los engendros tenebrosos? ¿O para salvar a la figura paterna de cierto templario?
  • Alistair: ¡Ya está bien! Déjalo de una vez.
───────

(Tras que la Guarda termine el romance con Alistair.)

  • Morrigan: ¿Es cierto que vuestra relación ha terminado?
  • Alistair: Déjame en paz. Eso no es asunto tuyo.
  • Morrigan: ¿Cómo? ¿No se puede hacer preguntas? ¿No quieres que se sepan los motivos de...?
  • Alistair: He dicho que te calles. Al menos, si no quieres que te atraviese con esta espada. Y no estoy bromeando.
  • Morrigan: Ya veo. Así que se trata de algo serio.
  • Alistair: La discusión ha terminado.
───────

(Si Alistair se va a convertir en rey)

  • Alistair: Bueno, ¿te has enterado? De que voy a ser rey, digo. Con corona y todo.
  • Morrigan: Estás muy orgulloso de ti mismo, ¿eh?
  • Alistair: Bueno, no le ofrecen la corona a cualquiera, ¿sabes? Por ejemplo, a brujas malvadas de los bosques.
  • Morrigan: Hubo un rey fereldeno que babeaba con tal profusión que necesitaba en todo momento un asistente que le limpiara la barbilla en la corte.
  • Alistair: Te lo estás inventando.
  • Morrigan: En absoluto. A los reyes de antaño les complacerá descubrir que su descendencia no se ha alejado demasiado de sus raíces.
───────

(Durante El castillo de los guardas)

  • Alistair: Pico del Soldado. Parece que ha conocido tiempos mejores. Hace mucho.
  • Morrigan: Antes, en sus tiempos de gloria, la orden de los guardas tenía las filas repletas de miembros escogidos con inflexibles criterios. Ahora aceptan incluso a gente como tú, Alistair.
  • Alistair: ¡Oye!


Alistair y Oghren[]

(Si la Guarda tiene un romance con Alistair)

  • Oghren: Así que con la jefa, ¿eh?
  • Alistair: ¿Perdón?
  • Oghren: La jefa y tú. Revolcándoos en el heno...
  • Alistair: No sé de qué...
  • Oghren: Sacando brillo a las lápidas...
  • Alistair: Pero ¿qué diablos...?
  • Oghren: Animando la medianoche, si lo prefieres...
  • Alistair: ¿De qué estás hablando?
  • Oghren: Forjando la estatua aullante. Ensillando el caballo prohibido. Colocándoos el gorro de terciopelo....
  • Alistair: ¿Te estás inventando esas expresiones sobre la marcha?
  • Oghren: No. Las colecciono.´
───────
  • Oghren: ¿Sabes lo que te vendría muy bien?
  • Alistair: ¿Un par de tapones para la nariz?
  • Oghren: Salir y buscar una chica. La que sea, mientras no lleve bragas.
  • Alistair: ¿Y qué te hace pensar que no lo he hecho?
  • Oghren: Detecto la pureza a kilómetro y medio de distancia. Es un talento que tengo.
  • Alistair: Y que seguro que te será muy útil.
  • Oghren: Pues no creas. Preferiría poder detectar queso.
  • Alistair: Mis más profundas condolencias.
  • Oghren: Sí, gracias.
───────

(Si la Guarda tiene un romance con Alistair)

  • Oghren: Bueno... eh... Oye, ¿qué hiciste con sus piernas?
  • Alistair: ¿Qué piernas?
  • Oghren: Las de ella. Es el problema de las enanas, sus piernas. Son inútiles como accesorio.
  • Alistair: No hice nada con ellas. No sabía que...
  • Oghren: Ah, no me digas más. Las quitaste de en medio y a seguir con la faena. Bien hecho, hijo.
  • Alistair: Eh... Gracias.
───────
  • Alistair: ¿Branka y tú estabais realmente casados?
  • Oghren: Dime una cosa, muchacho: ¿has estado casado alguna vez?
  • Alistair: No, claro. Me crié en la Capilla.
  • Oghren: Pues dale las gracias a la roca más sólida que encuentres. El matrimonio es para idiotas.
  • Alistair: Así que no había pequeños Oghren correteando por la cueva, ¿verdad?
  • Oghren: Lo único que saqué de esa chupa-felpudos fue una jaqueca, un oído sordo, una espalda arañada y un escozor que requirió de tres pomadas diferentes.
  • Alistair: Vaya, te dejó encantado, ¿eh? Y aquí estás, hecho un luchador.
───────
  • Alistair: ¿Qué...? Estás... ¡estás borracho!
  • Oghren: ¿Eh? ¿Es una pregunta? No ha sonado como una pregunta.
  • Alistair: ¿Cómo, en el nombre del Hacedor, consigues estar constantemente borracho? ¿Tanto alcohol llevamos?
  • Oghren: Tienes envidia, ¿eh?
  • Alistair: Un poco, sí. ¿Por qué yo no puedo estar borracho todo el rato? Nunca consigo emborracharme.
  • Oghren: ¿Sabes por qué lo llaman vino? Porque nos vino del cielo...
───────
  • Alistair: Oye... Eso a lo que estabas jugando en el campamento, ¿qué era?
  • Oghren: Espalda de diamantes. Nunca has jugado a espalda de diamantes, ¿verdad?
  • Alistair: ¿Eso era espalda de diamantes? He... oído hablar de él. Yo pensaba que era un juego de cartas al que jugaban las... eh...
  • Oghren: Vamos, dilo. Las prostitutas. Pero no es cierto.
  • Alistair: ¿No?
  • Oghren: Desde luego que no. Las cazanobles nunca cobran dinero. Al menos, si quieren volver a ver al noble en cuestión. Pero nunca he visto una que rechazara un regalo.
  • Alistair: Eh... ¿Y eso qué tiene que ver con las cartas?
  • Oghren: Hasta las cazanobles se aburren. Una cosa, nunca te apuestes la ropa. Te la quitarán y te dejarán desnudo en medio de la calle, créeme.
  • Alistair: Te... te creo.
───────
  • Oghren: Ah. Vaya. Cuánta tensión en el ambiente.
  • Alistair: Eso crees, ¿eh?
  • Oghren: ¿Sabes cómo libero yo la tensión?
  • Alistair: No sé si quiero saberlo.
  • Oghren: Me dedico a pulir el armamento.
  • Alistair: ¿En serio?
  • Oghren: Sí. Le saco brillo. Primero con un trapo seco y luego con un poco de grasa.
  • Alistair: Qué asco.
  • Oghren: No irás a decirme que nunca le has sacado brillo a tu espada con un buen escupitajo.
  • Alistair: Creo que eso es un asunto privado.
  • Oghren: ¿De verdad? La condenada Capilla y sus normas... Pues a mí me gusta hacerlo al aire libre.
  • Alistair: ¿Donde todos puedan verte?
  • Oghren: Sí.
  • Alistair: Espera, ¿de qué estás hablando?
  • Oghren: ¿De qué estás hablando tú?
  • Alistair: Olvídalo.


Alistair y Shale[]

(Si la Guarda tiene un romance con Alistair)

  • Shale: Se ha hecho muy amigo de la otra guarda gris.
  • Alistair: Eh... ¿Ah, sí? Supongo que es cierto.
  • Shale: Lo encuentro difícil de entender. Es llorón, débil y está constantemente riéndose.
  • Alistair: Entonces, supongo que un romance entre tú y yo está totalmente descartado, ¿no?
  • Shale: Así como sus intentos de resultar gracioso. No entiendo cómo ha durado tanto.
  • Alistair: Bueno, quizá deberías preguntarle a ella qué le gusta de mí, en lugar de andar molestándome.
  • Shale: Es un bocazas. No termino de entender por qué no le han aplastado aún la cabeza.
  • Alistair: O puede que, simplemente, te hayas dado cuenta de que le gusto yo mucho más que tú.
  • Shale: No seas idiota.
  • Alistair: Ya me lo imaginaba. ¡Pues ten cuidado, si no quieres que se lo cuente todo!
  • Shale: Me marcho. Estaré ahí, de pie.
───────
  • Shale: Lo encuentro muy raro.
  • Alistair: ¿A quién te refieres? ¿A mí, tal vez? Me siento honrado.
  • Shale: Para ser alguien que pretende ser guerrero, me parece curiosamente indeciso y falto de voluntad.
  • Alistair: Vaya... Gracias, ¿eh?
  • Shale: Además, le gusta ocultar sus numerosas debilidades detrás de un velo de jocosidad.
  • Alistair: Para ser una estatua, hay que ver qué palabras conoces.
  • Shale: ¿Hay alguna razón para que le guste tanto seguir a otros? Sobre todo, cuando está en una posición de superioridad.
  • Alistair: ¿Alguna vez has sido responsable de la vida de otro? ¿O de las de muchos? ¿O de un país entero?
  • Shale: Claro que no.
  • Alistair: Entonces... cierra... la boca.
  • Shale: Recordaré este momento cuando vengan los pájaros.
───────
  • Shale: Me han dicho que perdió gran número de camaradas en la batalla contra los engendros tenebrosos.
  • Alistair: ¿Yo? Supongo que sí. Sin embargo, no conocía bien a la mayoría de ellos. En realidad, solo a Duncan.
  • Shale: El nombre no me resulta conocido.
  • Alistair: No... no es importante. No necesitas saber quién era.
  • Shale: No recuerdo si alguna vez hubo alguien importante para mí. Lo único que recuerdo es recibir órdenes.
  • Alistair: Pues a mí, ahora mismo, me encantaría poder recibir las órdenes de Duncan.
  • Shale: ¿Le gusta seguir las órdenes de otros? Me resulta extraño.
  • Alistair: No lo entenderías, pero no te preocupes. No espero que lo entiendas.
───────
  • Alistair: Dime, Shale... Todo el tiempo que estuviste allá, de pie... ¿dormías?
  • Shale: No necesito dormir. Mi cuerpo no se cansa ni siente ninguna de las necesidades... buagh... asociadas a la carne.
  • Alistair: ¿Pero no te aburres? ¿No te gustaría poder soñar, al menos?
  • Shale: Yo no sueño. ¿Es lo que hace cuando duerme? Se toquetea la nariz y murmura de manera incoherente.
  • Alistair: Sí, claro. Yo pensaba que todos... Eh... ¿Me observas mientras duermo?
  • Shale: Observo detenidamente a todo el mundo mientras duerme. No tengo mucho más que hacer.
  • Alistair: ¿Durante... horas y horas?
  • Shale: Cuento sus respiraciones. Eso me ayuda a combatir el abrumador impulso de aplastarles la cabeza mientras duermen.
  • Alistair: Vaya. No creo que vuelva a dormir.
───────
  • Alistair: Quiero preguntarte una cosa... Cuando te golpean en combate, ¿sientes dolor?
  • Shale: ¿Eso es cuando chilla en voz alta y empieza a sangrar? ¿Es entonces cuando siente dolor?
  • Alistair: Eh... Puede, sí. Has recibido algunos golpes muy serios. ¿No sientes nada?
  • Shale: Enfado. Rabia, incluso. Hasta puede que un poco de desasosiego. ¿Eso es dolor?
  • Alistair: No lo sé. No creo que yo lo llamara desasosiego exactamente. Es más como... (Chilla)
  • Shale: En mi caso, es más como... (Emite un gruñido de dolor)
  • Alistair: Eso parece el ruido de unas tripas hambrientas. Me refiero a algo más penetrante, como... (Chilla) Como eso, ¿ves?
  • Shale: No siento parecido.
  • Alistair: ¿No? Ah. Me alegro de saberlo.
───────
  • Alistair: ¿Alguna vez piensas en regresar?
  • Shale: ¿Honnleath? Debería pasarse treinta años mirando una misma franja de césped, a ver cuánto la extraña luego.
  • Alistair: No te falta razón. Sin embargo, si es lo único que puedes recordar... ¿no te dio miedo marcharte?
  • Shale: Por suerte, no estoy tan apegada a lo mundano y lo conocido como otros.
  • Alistair: Oh, vaya. Así que eres una especie de aventurera, ¿no? Deseosa de ver mundo y esas cosas.
  • Shale: ¿Debería contentarme con permanecer en la ciudad, inmóvil, por miedo a lo desconocido? ¿Qué clase de vida sería ésa? Ahora sé lo que soy. Sé cómo me crearon. Puedo avanzar. Si ha tenido mucho más que yo, quizá debería hacerlo también.
  • Alistair: Mmmm. Gracias. Ahora me siento... mucho mejor.
  • Shale: Un placer. La próxima vez, hablaremos de su gramática y de sus hábitos higiénicos.
───────
  • Shale: Así que al final es el nuevo rey, ¿no?
  • Alistair: Eso parece.
  • Shale: ¿Y eso no es bueno? Es un puesto importante, ¿no? ¿Acaso no quería ser rey?
  • Alistair:
    • En realidad no. Pero no siempre obtenemos lo que queremos, ¿verdad?
    • (Si se ha endurecido) No. Pero creo que ahora sí.
  • Shale: Si yo fuera el rey, ordenaría que cazaran a todas las aves del cielo. Armaría a todos con arcos y los pondría de guardia constante.
  • Alistair: En ese caso, es una suerte que no lo seas.
  • Shale: Sospecho que piensa que sería una empresa absurda. Pero se equivoca.
  • Alistair: Mmmm, Vale... ¿Me permites un inciso? ¿Sabes eso de los pájaros? Da miedo.
───────
  • Alistair: Bueno, entonces... eso que tienes con los pájaros...
  • Shale: No tengo nada con los pájaros, salvo una aversión totalmente justificada hacia las alimañas voladoras que son la plaga de este mundo.
  • Alistair: Pero hay pájaros útiles. ¡Como los que nos comemos!
  • Shale: Apruebo el sacrificio ritual de esas asquerosas bestias, pero... ¿hacerlo por gusto? Qué asco.
  • Alistair: Son muy sabrosas. Solo hay que desplumarlas. A mí me gusta la piel, sobre todo.
  • Shale: Creo... creo que me voy a marear...
  • Alistair: ¡Oh! ¡Vómito de gólem! ¡Esto tengo que verlo!


Alistair y Sten[]

  • Alistair: ¿Tú nunca conversas? Ya sabes, entablar una charla educada para que la gente esté más relajada.
  • Sten: ¿Quieres decir que debería hacer comentarios sobre el tiempo antes de rebanarle la cabeza a un hombre?
  • Alistair: Olvídalo.
───────
  • Alistair: ¿De verdad pasaste veinte días en esa jaula?
  • Sten: Calculo que más bien serían treinta. Dejé de contarlos al cabo de un tiempo.
  • Alistair: ¿Y qué hacías? Es decir... Veinte días es mucho tiempo para estar sentado en un sitio, sin hacer nada.
  • Sten: Cuando hacía buen día, planteaba acertijos a los transeúntes, ofreciéndoles tesoros si respondían correctamente.
  • Alistair: ¿De verdad?
  • Sten: No.
  • Alistair: Ay, qué lástima. Era una historia muy interesante.
───────
  • Alistair: ¿Sabes que nunca me has contado por qué pasaste tanto tiempo en esa jaula?
  • Sten: En efecto.
  • Alistair: Bueno... ¿Y qué hacías allí dentro?
  • Sten: Un ejercicio de instrucción. Veía un objeto y trataba de pensar en todas las palabras de vuestra lengua que comienzan por la misma letra.
  • Alistair: Eso... Espera. Espera un momento. Me estás tomando el pelo otra vez, ¿verdad?
  • Sten: No.
  • Alistair: No irás a decirme que te pasaste veinte días jugando al "veo veo" contra ti mismo, ¿verdad?
  • Sten: En Lothering hay un montón de cosas que empiezan por "G".
───────
  • Alistair: Mmmm... Veo, veo... una cosita que empieza por la letrita... "G".
  • Sten: ¿Un guarda gris? ¿Habla de sí mismo?
  • Alistair: Oh. Se te da realmente bien.
  • Sten: (Suspira)
───────
  • Sten: Desenvaina.
  • Alistair: ¿Me hablas a mí?
  • Sten: Desenvaina el arma.
  • Alistair: ¿Por qué? ¿Nos atacan?
  • Sten: Quiero comprobar lo que eres capaz de hacer.
  • Alistair: ¿Quieres luchar conmigo? ¿Así, de repente?
  • Sten: Eres un guarda gris. ¿Cómo piensas enfrentarte a un archidemonio si no eres capaz de luchar contra mí?
  • Alistair: Es un misterio, lo admito.
  • Sten: ¿Debo dejar que tu debilidad nos condene a todos? Desenvaina la espada. Intentaré no dejarte mutilado permanentemente.
  • Alistair: No tengo que demostrarte nada. Olvídalo.
  • Sten: Así que tienes valor. Lástima que no quieras usarlo.
───────

(Si Alistair se convierte en rey)

  • Alistair: Oye, cuando sea rey, puede que algún día tenga que entablar negociaciones con los qunari.
  • Sten: Mi pueblo no negocia.
  • Alistair: ¿Qué quieres decir? Negociaron un tratado de paz después de la guerra y, hasta donde yo sé, lo han cumplido.
  • Sten: Firmaron en un trozo de papel. Pero solo porque sabían que vosotros creíais en él.
  • Alistair: ¿Y qué diferencia hay entre eso y negociar?
  • Sten: Abandonaron la lucha por sus propias razones. Y un día la reanudarán. El acuerdo no significa nada para ellos.
  • Alistair: Pero pensaba que tu pueblo creía en el honor.
  • Sten: Y así es. El honor de los qunari es lo que volverá a llevar nuestras naves hasta vuestras costas.


Alistair y Wynne[]

  • Wynne: Alistair, ¿qué es esto?
  • Alistair: ¿Un calcetín?
  • Wynne: Es un calcetín sucio. ¿Cómo ha acabado en mi saco de dormir?
  • Alistair: Puede que le gustes, ¿no? Los calcetines son un poco tortuosos. En cualquier caso, no es mío.
  • Wynne: Tiene tu nombre cosido.
  • Alistair: Oh. Ja, ja. Ja. Era parte del entrenamiento de los templarios, en la Capilla. Los hombres siempre estaban... mezclando sus calcetines. Bueno... eh... lo siento. Ya lo cojo. Uno de los que llevo ahora mismo empieza a estar un poco mojado y estaría bien cambiarlo.
  • Wynne: ¿Te lo vas a poner? ¡Está sucio!
  • Alistair: Y seco. No sé si te has dado cuenta, pero no viajamos en una diligencia de lujo.
  • Wynne: Estás adquiriendo hábitos repulsivos.
───────
  • Alistair: ¿Wynne?
  • Wynne: ¿Sí, Alistair?
  • Alistair: Tengo un agujero en la camisa.
  • Wynne: Ya veo. ¿Y?
  • Alistair: ¿Podrías cosérmela cuando volvamos al campamento?
  • Wynne: ¿Es que no puedes coserte tú mismo tu propia ropa? ¿Por qué tengo que hacerlo yo?
  • Alistair: A veces tiro demasiado de la tela y me frunce y luego la prenda entera me sienta mal. Y tú eres... ya sabes, como mi abuela. Y eso es lo que hacen las abuelas, ¿no? Zurcir calcetines y ese tipo de cosas. No querrás que tenga que luchar contra los engendros tenebrosos con un agujero en la camisa, ¿verdad? Podría hacerse más grande. Y yo podría coger frío.
  • Wynne: Oh, muy bien. Te coseré la camisa cuando montemos el campamento.
  • Alistair: ¡Ah! Y, ya que estás, también hay que ponerle coderas...
  • Wynne: Ten cuidado, joven, si no quieres que una prenda mal cosida sea el menor de tus problemas.
───────
  • Alistair: Ay.
  • Wynne: ¿Qué pasa? Déjalo de una vez. Solo conseguirás que empeore.
  • Alistair: Me pica.
  • Wynne: Claro, se está curando. No lo toques.
  • Alistair: Pero me distrae. ¿Puedo rascarme por encima del vendaje? Eso no cuenta como rascarse.
  • Wynne: Alistair, como se te vuelva a abrir la herida, no me pidas que te cure. Lo haces tú mismo. Y si se te infecta y empieza a supurar pus sangriento y te quema como las llamas de la pira de Andraste, no vengas a darme la lata. Porque entonces te diré: "Alistair, ¿no te dije que no te lo tocaras?".
  • Alistair: No dices en serio lo de que se va a infectar, ¿verdad?
  • Wynne: ¿Por qué no pruebas a rascarte y lo compruebas?
  • Alistair: Yo... Eh, supongo que no me pica tanto.
───────
  • Alistair: Oye... Sabes que soy un templario, ¿no?
  • Wynne: Creo haber oído que, en realidad, no lo eres. Que estabas preparándote para serlo cuando te reclutaron los guardas grises.
  • Alistair: Es cierto. Pero, a pesar de todo, poseo las... habilidades de un templario. ¿Eso no te... pone nerviosa?
  • Wynne: ¿Debería? No soy una apóstata. Creo que esa pregunta deberías hacérsela a Morrigan.
  • Alistair: Ella dice que no me tiene miedo... Ni a mí ni a nada, en realidad. Pero tú tienes más experiencia con los templarios. Sé que, a veces, los magos pueden...
  • Wynne: Los templarios tienen su función, una función necesaria. Si algo ha demostrado lo sucedido en la torre es que a veces los magos podemos ser peligrosos... hasta para nosotros mismos.
  • Alistair: Es... un modo de verlo.
  • Wynne: Además, a mí me pareces un joven muy decente. Si decides ejecutarme, estoy segura de que tendrás la deferencia de avisarme antes, ¿verdad?
  • Alistair: Oh, claro... Cuenta con ello.
───────
  • Alistair: ¿Crees que la torre volverá a ser como antes, Wynne?
  • Wynne: No sé. Murió mucha gente. Me cuesta creer que se pueda reconstruir algo, porque esa nube seguirá sobre nuestras cabezas durante muchos años.
  • Alistair: ¿Crees que estarás allí? Para colaborar en la reconstrucción, me refiero, cuando todo esto acabe.
  • Wynne: No sabría decir. Aunque sobreviva a esta Ruina... soy una mujer muy vieja, Alistair.
  • Alistair: ¿Por qué lo dices? ¿Por tu pelo canoso? Yo creo que eres una persona formidable, Wynne. Podrías hacerlo.
  • Wynne: Creo que sobrestimas la cantidad de año que me quedan. Pero puede que tengas razón. O puede que los recuerdos de lo sucedido allí... sean demasiado intensos como para hacerles frente.
  • Alistair: Me cuesta creerlo.
  • Wynne: Bueno, me alegro de que alguien tenga tanta fe en mí. Ojalá yo también la tuviera. Estaría bien.
───────
  • Alistair: Bueno, cuéntame, ¿tienes hijos? ¿Nietos? No sé... ¿bisnietos?
  • Wynne: ¿Qué te hace pensar que podría tener hijos? Ya sabes que he pasado la mayor parte de mi vida en el Círculo de los hechiceros.
  • Alistair: No sé. Tienes una actitud... como de abuela.
  • Wynne: Espero que ese comentario se refiera a mi carácter y no a mi edad.
  • Alistair: Los magos no tienen prohibido contraer matrimonio, ¿verdad? No es una pregunta tan absurda.
  • Wynne: ¿No? ¿Y qué clase de hombre se casaría con una maga?
  • Alistair: ¿Otro mago? Si no recuerdo mal, en el Círculo hay tantos hombres como mujeres.
  • Wynne: Ese tipo de uniones... no se alientan. Aunque tampoco se nos impide buscar... la compañía de los otros de vez en cuando.
  • Alistair: Ah... entiendo. De repente, ya no me pareces una abuelita...
  • Wynne: Bien. Me alegro.
───────
  • Alistair: ¿Sabes una cosa? De todos los magos que he conocido, eres la primera de la que puedo decir con sinceridad que me cae bien.
  • Wynne: Vaya, gracias, Alistair. Estoy conmovida. Tú también me caes bien, Alistair. Me gusta pensar que mi hijo se habría convertido en alguien como tú de mayor.
  • Alistair: ¿Tu hijo? Pensaba que no te habías casado...
  • Wynne: Es cierto. No lo hice.
  • Alistair: Pero... Ah. Entonces, ¿ocurrió... antes de que te unieras al Círculo?
  • Wynne: Ingresé en el Círculo a los nueve años, así que, no. ¿Aún te caigo bien?
  • Alistair: Eh... Sí, claro. ¿Por qué iba a cambiar mi modo de pensar?
  • Wynne: Bien. Parece que abandonaste la Capilla justo a tiempo.
───────
  • Alistair: Oye... Mencionaste que tenías un hijo. ¿Qué fue de él?
  • Wynne: La verdad es que no lo sé, Alistair. Me lo... arrebataron. Tales nacimientos son raros, puesto que existen medios para prevenirlos, pero a veces ocurren. Y cualquier niño nacido de una maga del Círculo pertenece a la Capilla.
  • Alistair: No... no lo sabía. Lo siento.
  • Wynne: No pasa nada. Fue hace mucho tiempo. Muchísimo.
  • Alistair: ¿No pudiste hacer nada al respecto?
  • Wynne: ¿El qué? Estaba débil por el parto y había... No, no pude hacer nada.
  • Alistair: ¿Piensas en él?
  • Wynne: Constantemente.
───────

(Si la Guarda tiene un romance con Alistair)

  • Alistair: ¿Por qué sonríes así? Te pareces sospechosamente al gato que se comió al pichón.
  • Wynne: Canario.
  • Alistair: ¿Cómo?
  • Wynne: Que me parezco al gato que se comió al canario.
  • Alistair: Una vez tuve un gato muy grande. ¡Pero no era eso lo que quería decirte! Lo que quería es preguntarte por qué estás sonriendo.
  • Wynne: La estabas mirando. Con gran interés, me atrevería a añadir. De hecho, yo diría que estabas... cautivado.
  • Alistair: Es nuestra líder. Lo que busco en ella es dirección.
  • Wynne: Ah, ya veo. Supongo que buscas la dirección en la que se mueven esas caderas, ¿mmm?
  • Alistair: No, no, no. No estaba mirando sus... ya sabes, sus... cuartos traseros.
  • Wynne: Claro que no.
  • Alistair: Estaba mirando... Puede que haya echado algún vistazo en esa dirección. Pero solo un instante. Y... tampoco he visto nada.
  • Wynne: Claro, claro.
  • Alistair: Te odio. Eres mala persona.
───────

(Si la Guarda tiene un romance con Alistair)

  • Wynne: Alistair, ¿podemos hablar un momento?
  • Alistair: Claro, lo que sea por mi maga favorita. ("mi segunda maga favorita" si la Guarda es un maga)
  • Wynne: Parece que nuestra indómita líder y tú sois inseparables últimamente. Casi me atrevería a decir que estáis pegados.
  • Alistair: Estás exagerando un poco, ¿no?
  • Wynne: Bueno, ahora que tienes una relación íntima, creo que ya es hora de que sepas de dónde vienen realmente los niños.
  • Alistair: ¿Perdona?
  • Wynne: Sé que la Capilla dice que, cuando soñamos con nuestros hijos, los espíritus buenos del Velo los sacan de allí y los depositan en nuestros brazos... pero no es cierto. En realidad, lo que pasa es que, si una chica y un chico se quieren...
  • Alistair: ¡Por la espada flamígera de Andraste! ¡Ya sé de dónde vienen los niños!
  • Wynne: ¿Sí? ¿Seguro?
  • Alistair: Al menos, eso espero.
  • Wynne: Ah, muy bien. Vaya, mira, te has puesto todo colorado. Qué gracioso.
  • Alistair: ¡Lo has hecho a propósito!
  • Wynne: Vamos, vamos, Alistair, ¿por qué iba a hacer yo algo así?
  • Alistair: Porque eres retorcida. Esa fachada de frágil ancianita ya no me engaña. Te tengo bien calada.
───────

(Si la Guarda tiene un romance con Alistair)

  • Alistair: Oye... ¿Qué responderías si alguien te dijera que te ama?
  • Wynne: Supongo que empezaría por comprobarle la vista. ¿Hablas de alguien en concreto?
  • Alistair: No. O sea, supongamos que eres una mujer...
  • Wynne: Soy una mujer, Alistair. No me será muy difícil, pero lo intentaré.
  • Alistair: Ah, no... no me refería a eso. Pero... Supongamos que eres otra mujer. Y que alguien te dijera que te ama. ¿Cómo reaccionarías?
  • Wynne: Bueno, eso depende. ¿Me lo ha soltado de repente? ¿Le correspondo? Necesito contexto.
  • Alistair: No... no sé si le correspondes. Puede que sí. Has... has pasado mucho tiempo con esa persona.
  • Wynne: Quizá debas esperar al momento idóneo. Podrías quedarte a solas con ella en el campamento. Quién sabe, tal vez hacerle un regalo...
  • Alistair: Oh, no hablaba de mí... Solo... Olvida lo que he dicho.
  • Wynne: Como quieras.
───────

(Si la Guarda tiene un romance con Alistair)

  • Wynne: Creo que la haces muy feliz.
  • Alistair: Otra vez no. En esta ocasión estoy preparado.
  • Wynne: Solo quería decirte que es algo bueno para ambos. Ser guarda gris no es fácil. Me alegro de que os hayáis encontrado.
  • Alistair: Ah, ya, seguro que sí.
  • Wynne: Disfrútalo. Puede que no dure para siempre.
  • Alistair: ¿Y?
  • Wynne: No tengo nada más que decir.
  • Alistair: ¿En serio? ¿No me vas a pellizcar las mejillas? ¿No me vas a hacer enrojecer?
  • Wynne: Pues claro que no. Te aprecio, Alistair. Te mereces ser feliz.
  • Alistair: ¿Ni siquiera me vas a pellizcar las mejillas un poquito?
───────

(Si el Guarda tiene un romance con Morrigan)

  • Alistair: Sabes lo de Morrigan y él, ¿no? ¿Te has enterado?
  • Wynne: Creo que sé a qué te refieres, sí.
  • Alistair: ¿Y te parece bien? ¿No crees que es... peligroso?
  • Wynne: ¿Peligroso para quién? ¿Para él? ¿O para ella?
  • Alistair: Para todos. Es una maleficar... y está podrida hasta la médula. ¿Cómo puede él...? No me parece buena idea. Esa mujer no es una buena influencia.
  • Wynne: Admito que la idea se me ha pasado por la cabeza varias veces. Pero míralo de otro modo...
  • Wynne: Puede que él sea una buena influencia para ella.
  • Alistair: Creo que eres demasiado comprensiva con estas cosas, ¿sabes? ¿No podrías ser un poco más severa? Estoy intentando criticar un poco.
  • Wynne: Oh, lo siento. Adelante, querido, critica todo lo que quieras y yo asentiré con la cabeza, si te parece.
───────

(Tras haberse revelado el linaje de Alistair)

  • Wynne: ¿Hablabas a menudo con Cailan?
  • Alistair: Estás preguntándome si tenía una relación con mi "hermano", ¿no?
  • Wynne: Sí. Me gustaría saber qué pensaba de ti.
  • Alistair: No creo que le importase mucho mi existencia. Yo no significaba nada para él. En cualquier caso, por responder a tu pregunta, no, no hablamos nunca. Bueno, puede que una vez. Maric y Cailan habían venido a Risco Rojo de visita. Yo era muy joven por aquel entonces. Nos presentaron. Creo que dije: "Saludos, alteza". Y él: "¡Ooh! ¡Espadas!", y echó a correr hacia la armería. Sí, ésa fue toda nuestra relación. Después de aquello, empezamos a distanciarnos. Una pena.
───────

(Durante Retorno a Ostagar al volver por primera vez Ostagar)

  • Alistair: Hay algo aquí que me hace sentir viejo, Wynne.
  • Wynne: ¿Qué es lo que quieres decir, Alistair?
  • Alistair: ¿Qué? ¡Nada! Solo estaba pensando...
  • Wynne: ¿Pensabas que podría ser una experta en sentirme vieja y podría darte algún consejo?
  • Alistair: Solo quiero decir que la última vez que vine era otra persona. Yo lo creí, ¿sabes? Creí que sería una batalla gloriosa, que ganaríamos...
  • Wynne: Yo también. Todos éramos un poco más jóvenes cuando vinimos aquí por última vez.
  • Alistair: Bueno, tú no. Tú siempre has sido vieja.
  • Wynne: Hijo, con esa bocaza que tienes, serás afortunado si llegas a cumplir la mitad de mis años.
───────

(Durante Retorno a Ostagar tras obtener el primero de los objetos de Cailan)

  • Wynne: ¿Qué sucede, Alistair?
  • Alistair:No lo sé. No parece correcto encontrar esto aquí, pisoteado por los engendros tenebrosos y manchado con su inmundicia. Le perteneció a él.
  • Wynne: Lo sé. Yo pienso lo mismo. Pero no es el primer rey en caer en combate, ni siquiera el primero en morir a manos de los engendros tenebrosos.
  • Alistair: Sí, pero esta herida es más profunda.
  • Wynne: Y tardará más en cerrarse, pero debemos seguir adelante. Sin duda, los engendros tenebrosos están deseando darnos más motivos para llorar.
───────

(Durante Retorno a Ostagar tras encontrar la correspondencia secreta)

  • Alistair: ¡Así que es verdad! Había convencido a las fuerzas de Orlais para que se aliaran contra los engendros tenebrosos.
  • Wynne: ¡La emperatriz Celene solo esperaba su respuesta!
  • Alistair: Una respuesta que nunca llegó y nunca llegará, gracias a la traición de Loghain.
  • Wynne: "Nunca" es demasiado tiempo, Alistair. Deja que la situación se calme. Habrá paz entre nosotros.
  • Alistair: Espero que vivas para verlo, Wynne.
  • Wynne: Y yo espero que los engendros tenebrosos no.
───────

(Durante Retorno a Ostagar tras obtener el último de los objetos de Cailan)

  • Alistair: Ya está, es el último.
  • Wynne: Ha sido un día largo. Con esa cara que tienes pareces tan viejo como yo.
  • Alistair: Si se me permite decirlo, mi señora, tú pareces más joven cada día que pasa.
  • Wynne: Ten cuidado con quién coqueteas, jovencito. Cuando mañana te despiertes a mi lado te recordaré de nuevo a tu abuela.
  • Alistair: ¿A tu lado?
  • Wynne: Ya has oído lo que he dicho. No sería la primera vez que me despierto con un hombre más joven en mi cama.
  • Alistair: ¿Es que todas las mujeres son tan malvadas cuando se hacen mayores?
  • Wynne: Solo yo, cariño. Solo yo.


Alistair y Zevran[]

  • Zevran: ¿Te consideras un hombre religioso, Alistair? Siento curiosidad. Creo haber oído que te criaste en una abadía, ¿no?
  • Alistair: Me crié en un castillo. Pero me eduqué en la abadía. En cuanto a lo de si soy religioso... no lo sé. No especialmente, creo. ¿Y tú? En tu profesión no tiene mucho sentido, supongo.
  • Zevran: ¿Por qué dices eso? Aunque no te lo creas, a mi manera soy bastante devoto, como la mayoría de los antivanos.
  • Alistair: ¿De verdad? Pero matas gente. Por dinero.
  • Zevran: Y le pido perdón por mis pecados al Hacedor a la menor ocasión. ¿Por qué clase de monstruo me tomas?
  • Alistair:Pero... ¡pides perdón y luego reincides en el pecado!
  • Zevran: El Hacedor nunca se ha quejado. ¿Por qué lo haces tú?
  • Alistair: No... no tengo ni idea.
  • Zevran: Ahí lo tienes. A lo mejor, no te vendría mal un poco de contrición a ti, ¿mm?
───────
  • Alistair: Dime, Zevran, ¿por qué te enviaron los cuervos a ti?
  • Zevran: ¿Por qué razón no iban a hacerlo?
  • Alistair: Por múltiples razones. Como, por ejemplo, que no eres lo que se dice su mejor agente, ¿verdad?
  • Zevran: Difamaciones y mentiras. Deberías avergonzarte, Alistair.
  • Alistair: No soy idiota. Bueno, al menos no siempre. No eres un mero recluta, pero te he visto luchar. Tampoco eres, ni de lejos, un maestro con las armas.
  • Zevran: Si tuviera la intención de entablar una pelea justa, eso sería un problema, sin duda.
  • Alistair: Pero los cuervos, si son como los describes, deben de tener maestros asesinos. Hombres con años y años de experiencia. ¿Por qué no los enviaron a ellos?
  • Zevran: ¿Sí, por qué no? Es un misterio que permanecerá oculto durante eones.
  • Alistair: Oh, ya lo pillo. No me lo vas a contar.
  • Zevran: Morrigan dice que eres muy listo. Veo que no me engañaba.
───────


  • Zevran: ¿Seguimos con las miradas hostiles, Alistair?
  • Alistair: No has respondido a mi pregunta. Te pregunté por qué no enviaron los cuervos a su mejor hombre.
  • Zevran: ¿Y por eso debo soportar esas atroces miraditas? Someterme a semejante tortura es un crimen de lesa crueldad.
  • Alistair: Si no me lo dices, será por algo.
  • Zevran: Ya que tanto te interesa, los maestros no suelen aceptar contratos fuera de Antiva. Y yo hice la mejor oferta.
  • Alistair: ¿La mejor oferta?
  • Zevran: Debemos pagarle al gremio una parte del montante del contrato. El que ofrece la comisión más alta se queda el contrato, siempre que el gremio lo considere capacitado para llevar a cabo el trabajo.
  • Alistair: ¿Y pensaron que tú lo estabas?
  • Zevran: ¿Contra un par de guardas grises novatos? Eso parece.
  • Alistair: ¿Había muchos que querían el contrato?
  • Zevran: Nadie. A fin de cuentas, seguís siendo guardas grises y, hasta en Antiva, matar a miembros de vuestra orden se considera... poco recomendable. Supongo que eso facilitó mucho la decisión del gremio.
  • Alistair: Bueno, es tranquilizador, en cierto modo.
───────
  • Alistair: Todos esos dibujos que tienes en la espalda...
  • Zevran: Se llaman tatuajes. Y los tengo en muchos sitios más, amigo mío.
  • Alistair: Eh... Bien. He oído que se hacen clavando agujas con tinta por debajo de la piel, ¿no?
  • Zevran: Muchas agujas, entre otras cosas. Sí, es cierto.
  • Alistair: ¿Duele?
  • Zevran: Oh, sí, sí. Pero en realidad no es tan malo. Si te gustan, puedo hacerte uno. Aprendí algunas nociones del arte allá en Antiva.
  • Alistair: Eh... no. No, creo que no.
  • Zevran: Vamos, solo uno pequeño. ¿Qué tal el símbolo de los guardas grises? ¡Algo muy masculino! ¿Dónde tengo las agujas?
  • Alistair: Eh... Puede que en otra ocasión. Ahora... ahora tengo que irme... ahí.
───────
  • Alistair: Las historias que se cuentan sobre los cuervos... No son ciertas, ¿verdad? Parecen un poco exageradas.
  • Zevran: No sabría decir. ¿Qué has oído? En Antiva se dice que los hombres de Ferelden no pueden dormir sin tener un perro en la cama. ¿Es cierto?
  • Alistair: ¿Un perro? Pues claro que no. Valoramos mucho a nuestros perros. Forman parte de nuestra historia.
  • Zevran: Oh. Entonces puede que simplemente fuera una referencia a las fereldenas, ¿no?
  • Alistair: (Se echa a reír) Bueno, ahora que lo mencionas...
  • Zevran: Pero, en cuanto a las historias que has oído... son todas ciertas.
  • Alistair: ¿En serio? Hasta las que hablan de que... ya sabes... os pagan por...
  • Zevran: Ésas las que más.
  • Alistair: Vaya. Creo que me he equivocado de orden.
───────
  • Alistair: He estado pensando en esos dibujos de tinta. ¿Cómo los llamas? ¿Tatuajes? ¿Aún... aún quieres hacerme uno?
  • Zevran: ¡Ajá! Has decidido zambullirte de cabeza, ¿eh? Qué más da un poco de dolor, ¿verdad?
  • Alistair: Eso no me preocupa. Me parecen interesantes, aunque me gustaría que el mío fuera... más pequeño. ¿Cuándo puedes hacérmelo?
  • Zevran: No tan deprisa, amigo mío. Hay un ritual entero detrás, ¿no lo sabías? Antes tengo que bañarte en una mezcla de aceitunas y agua de rosas.
  • Alistair: ¿Tienes que... bañarme? Qué... raro.
  • Zevran: No, no, no tiene nada de raro. Hay que trabajar la piel, prepararla para recibir la tinta. El masaje es muy agradable, no te preocupes. Estás en buenas manos.
  • Alistair: ¿El... masaje? Entonces... te vas a meter conmigo, ¿no?
  • Zevran: Puede que sí, o puede que no. ¿Quieres que te describa el resto del ritual?
  • Alistair: Mmm. No. No, pensándolo mejor, creo que prefiero dejarlo.
  • Zevran: ¡Excelente elección!
───────
  • Alistair: Eres un cuervo, así que trabajabas como asesino en Antiva, ¿verdad?
  • Zevran: Estrictamente hablando, aún lo soy. Aunque ahora mismo estoy entre trabajo y trabajo, podría decirse.
  • Alistair: ¿Y cuánto cobrabas por... ya sabes... matar a alguien? ¿Mucho? ¿Dependía de la identidad de la víctima?
  • Zevran: Cuánta curiosidad. ¿Estás pensando en encargar la muerte de alguien, mi querido Alistair? ¿O barajando un posible cambio de carrera?
  • Alistair: No, ni una cosa ni otra. Solo me parece raro que alguien se pueda ganar la vida de ese modo. O que existan tantos... encargos que haga falta un gremio entero para organizarlos.
  • Zevran: Ah. En Antiva, el asesinato es una tradición. Es más eficaz que una elección, como solemos decir. "La política y la muerte van de la mano, como los besos y el lecho". Puede ser muy caro, dependiendo de la experiencia del cuervo y... de la complejidad del encargo. Por ti pediría unos cinco mil andris.
  • Alistair: ¿Cinco mil andris? ¿Eso es mucho?
  • Zevran: Eh... La verdad es que no.
───────
  • Alistair: Tengo una pregunta para ti, Zevran. Estás aquí, al menos en parte, para alejarte de los cuervos, ¿verdad?
  • Zevran: Es cierto, sí.
  • Alistair: Y cuando esto acabe, ¿qué piensas hacer? Supongo que no podrás regresar a Antiva.
  • Zevran: Lo que haga depende en buena medida de tu camarada, el/la guarda gris. No soy libre, ¿sabes?
  • Alistair: Sí, ya, pero, ¿y si pudieras hacer lo que quieras?
  • Zevran:
    • ¿Qué te hace pensar que pretendo marcharme a otro sitio?
    • (Si el/la Guarda tiene un romance con Zevran) ¿Por qué iba a marcharme? Los guardas grises sois un epítome de encanto y hospitalidad..
  • Alistair: Entonces, ¿pretendes volver con los cuervos?
  • Zevran: Yo no he dicho tal cosa. Creo que debería quedarme donde estoy. Ferelden es un país maravilloso.
  • Alistair: ¿Por qué será que no te creo?
  • Zevran: Eres poco patriota, ¿no? Bueno, pues no pienso quedarme a escuchar cómo difamas a mi nueva patria. Ahí te quedas.

(Si el linaje de Alistair ha sido revelado. Sin importar esto, si el/la Guarda tiene un romance con Zevran, se mostrará el diálogo anterior.)

  • Zevran: Oye, estaba pensando... Vas a ser rey, ¿no? ¿No necesitarás que se mate a nadie?
  • Alistair: Lo más probable es que sí.
  • Zevran: ¿Ves? Ese tipo de cosas son las que me hacen pensar que tengo un futuro en este bonito reino vuestro.
  • Alistair: Estás dando por sentado que te contrataría a ti.
  • Zevran: Eso es lo que más me gusta de los reyes. Son buenos para el negocio, como patrones o como objetivos.
  • Alistair: Y la gente se pregunta por qué no quiero ser rey...


(Si Alistair se ha endurecido y su linaje ha sido revelado )

  • Zevran: Oye, estaba pensando... Vas a ser rey, ¿no? ¿No necesitarás que se mate a nadie?
  • Alistair: ¿Hay alguna razón por la que no podría matarlos yo mismo?
  • Zevran: ¿Ves? Esa clase de ideas son las que no benefician a los negocios. ¿No has pensado que un rey debe fomentar la actividad económica de sus súbditos?
  • Alistair: En el caso de los asesinos, no.
───────

(Si ka Guarda tiene un romance con Alistair)

  • Alistair: ¿Te importa que te haga una pregunta personal?
  • Zevran: Hazla, pero siempre existe la posibilidad de que no te responda.
  • Alistair: Es justo. ¿Has... estado con muchas mujeres? Es decir... Pareces el tipo de persona que...
  • Zevran: Me he dado algún que otro capricho, sí, cuando no estaba ocupado con otras cosas.
  • Alistair: Bien. Entonces, ¿cómo las... cortejas? ¿Hay alguna técnica? ¿O...?
  • Zevran: ¿"Cortejarlas"? ¿Hablas en serio?
  • Alistair: Eh... Sí, ¿no? No sé de qué otro modo llamarlo.
  • Zevran: A ver si me entero. ¿Nunca has... cortejado? ¿Ni una sola vez? ¿Eres, como si dijéramos, "descortejado"?
  • Alistair: Bien. Sabía que era una mala idea. Olvídalo.
───────

(Si la Guarda ha dormido con Alistair)

  • Zevran: ¿Me permites que te ofrezca un pequeño consejo, mi querido Alistair?
  • Alistair: Me gusta el pelo como lo llevo, gracias.
  • Zevran: ¿De verdad? Como quieras... Aunque mi consejo se refiere a una materia completamente diferente. Está relacionado con tus recientes... ejercicios gimnásticos con tu compañera de orden, que no he podido sino conocer gracias a vuestro entusiasmo.
  • Alistair: ¿Mis...? Ah.
  • Zevran: Me dio la impresión de que todo iba a la perfección cuando, de repente, se hizo el silencio. Te... te encuentras bien, ¿no? ¿No estarás un poco cansado, quizá?
  • Alistair: En realidad no estamos hablando sobre esto, ¿verdad? Me he dado un golpe en la cabeza y me lo estoy imaginando, ¿no?
  • Zevran: Si necesitas vigor, tengo unas raíces de mi hogar que puedes masticar. En cuanto al volumen, yo probaría a arquear la...
  • Alistair: ¡Ay! ¡Ay! ¡Calla!
  • Zevran: Qué puritanos sois los fereldenos. ¿Cómo aprendéis a complacer a vuestros amantes sin hablar de ello?
  • Alistair: ¡Ladra chucho, que no te escucho! La la la la la!
───────

(Si una Guarda mujer tiene un romance con Zevran)

  • Alistair: Quiero preguntarte una cosa. ¿Qué intenciones tienes con ella?
  • Zevran: Hablas de ella como si no estuviera presente. Y está ahí mismo, ¿sabes?
  • Alistair: No esquives la pregunta. Hablo en serio.
  • Zevran: Me parece detectar cierta preocupación fraternal, ¿no? ¿O se trata de otra cosa? ¿Soy yo el que te preocupa, quizá?
  • Alistair: Solo quiero saber cuáles son tus intenciones. Intentaste asesinarnos, ¿te acuerdas?
  • Zevran: Y ahora tengo una deuda de sangre con ella, puesto que me perdonó la vida. Eso nos ha... acercado mucho.
  • Alistair: ¿Eso es una sonrisa de suficiencia? ¿Te estás riendo de mí?
  • Zevran: Os aseguro, ser, que no es ninguna sonrisa. Nada de sonrisas.
  • Alistair: Bueno, pues... ten mucho cuidado. Te estaré vigilando.

(Si la Guarda tiene también un romance con Alistair)

  • Alistair: Quiero preguntarte una cosa. ¿Qué intenciones tienes con ella?
  • Zevran: Hablas de ella como si no estuviera presente. Y está ahí mismo, ¿sabes?
  • Alistair: No esquives la pregunta. Hablo en serio.
  • Zevran: Mmm. Me parece detectar unos ciertos celos. ¿Estamos protegiendo el territorio, quizá?
  • Alistair: Solo quiero saber cuáles son tus intenciones. Intentaste asesinarnos, ¿te acuerdas?
  • Zevran: Y ahora tengo una deuda de sangre con ella, puesto que me perdonó la vida. Eso nos ha... acercado mucho.
  • Alistair: ¿Eso es una sonrisa de suficiencia? ¿Te estás riendo de mí?
  • Zevran: Os aseguro, ser, que no es ninguna sonrisa. Nada de sonrisas.
  • Alistair: Bueno, pues... ten mucho cuidado. Te estaré vigilando.
───────

(Si el linaje de Alistair ha sido revelado)

  • Zevran: ¿Sabes, Alistair, que en Antiva tenemos una dilatada tradición de bastardos reales?
  • Alistair: No me digas.
  • Zevran: Oh, sí. Han librado guerras enteras para reclamar el trono. Y algunos de ellos llegaron a conseguirlo. De hecho, yo diría que el linaje que lo ocupa ahora mismo tiene a varios entre sus antepasados.
  • Alistair: Vaya, eres un auténtico pozo de anécdotas, ¿no?
  • Zevran: Por desgracia, cuando un bastardo se muestra en público y proclama sus intenciones, lo normal es que no le vaya demasiado bien.
  • Alistair: Deja que lo adivine: ¿lo asesinan?
  • Zevran: Solo a los más populares.
  • Alistair: ¿Y a los menos?
  • Zevran: Bueno, supongo que se las arreglan, de un modo u otro. Había un tipo que se ganaba la vida alquilando sus servicios sexuales gracias a su enorme parecido con el rey. Cobraba una fortuna.
  • Alistair: No te lo pudiste permitir, ¿eh?
  • Zevran: Ese cinismo te será muy útil, amigo mío. No lo pierdas.
───────

(Si Alistair se convierte en rey)

  • Alistair: Bueno, ¿qué te parece lo de que me convierta en rey? Supongo que te es indiferente, ¿no?
  • Zevran: No, no, me parece estupendo. Aunque es un modo muy peculiar de transmitir la corona, la verdad.
  • Alistair: ¿Peculiar? Supongo que es un poco... heterodoxo hasta para nosotros. ¿Por qué? ¿Cómo se hace en Antiva?
  • Zevran: Oh, por elección, claro. Siempre que el candidato o la candidata consigan llegar hasta la ceremonia sin que los asesinen.
  • Alistair: Cosa que ocurre con mucha frecuencia, por lo que dijiste. En esas condiciones, no puedo sino preguntarme para qué querría alguien ser rey.
  • Zevran: Tratar de convertirse en el rey de Antiva se considera un acto de gran valor. Por desgracia, a veces no hay ni un solo candidato.
  • Alistair: ¿Y qué pasa entonces?
  • Zevran: Bueno, pues empezamos a asesinar a los que creemos que deberían presentarse, hasta que alguno lo hace. Que no se diga que los cuervos no somos patriotas.


Dragon Age II[]

Hay tres ramas de diálogo distintas para Alistair en Dragon Age II, dependiendo si fue exiliado, permaneció como guarda gris, o fue coronado rey de Ferelden.

Exiliado[]

Acto 1

(En el Ahorcado)

  • Alistair: ¡Soy un príncipe de Ferelden, os aviso!
  • Isabela: No para de decirlo.
  • Alistair: ¡Porque es verdad!

(Si Aveline está en el grupo)

  • Aveline: Sí... Se parece un poco al rey Cailan.

(Si Anders is está en el grupo, tiene prioridad sobre Aveline)

  • Anders: Al menos, creo que es verdad.
  • Isabela:
    • Bueno, está borracho en un bar en el culo de Kirkwall. ¿Pero no lo estamos todos?
    • (Si Alistair participó en el trío en DA:O) Bueno, era un príncipe en la cama. Eso sí que lo recuerdo.
  • Alistair: Dejadme en paz. Ya he tenido suficiente trato con gente como vosotros. Sois todos iguales.

(Opción diplomática)

  • Hawke: ¿Estás bien?
  • Alistair: ¡No, no estoy bien! Estoy peor que bien. Un desgraciado traidor, eso es lo que soy.

(Opción sarcástica)

  • Hawke: ¿Qué tal si pago yo la próxima?
  • Alistair: No necesito otro trago. Bueno, puede que sí. Pero solo uno. O dos.

(Opción agresiva)

  • Hawke: Cierra el pico, "principito".
  • Alistair: Muy bien, me callaré. ¡No diré nada más! No le diré a nadie que un traidor debe morir, ah, nooo...

(Respuesta a Hawke)

  • Isabela: Ahora sí que la has hecho buena. Se va a pasar así todo el día.
  • Alistair: Hablas igual que Morrigan.
───────


(Al interactuar con él en el Ahorcado)

  • Alistair: Estúpidos guardas grises y sus estúpidos rituales. ¿Por qué nadie hace la Iniciación, por cierto? ¿Para qué sirven los guardias? Es solo un club de estúpidos, eso es. Todo el mundo paseando y hablando de su infección... Bueno, pues yo no lo necesito. Es cierto. Lo dije.
  • Alistair: Qué malas son las caídas...
  • Alistair: Te fallé, Duncan. Lo siento tantísimo...
  • Alistair: Tendría que haber sido yo. ¡No Loghain!
  • Alistair: No me puedo creer que Loghain siga vivo. ¡Deberían haberlo colgado!
  • Alistair: Es todo culpa de Morrigan. ¡Lo sé!
  • Alistair: Déjame en paz.
───────

Acto 2

(En el Ahorcado)

  • Alistair: ¡Sí, sigo aquí! ¿Qué quieres de mí?
  • Teagan: Así que estás aquí...
  • Alistair: Lárgate, Teagan.
  • Teagan: Ya basta, Alistair. Me parece que ya te has lamentado bastante, ¿no?
  • Alistair: ¿Y qué se supone que debo hacer?
  • Teagan: Volver a empezar. Ven conmigo. Vuelve a Ferelden.
  • Alistair: (Suspira)

Guarda gris[]

(Durante el ataque qunari)

(Si Carver/Bethany no se han unido a los guardas grises)

  • Alistair: De las cosas que creía que sucederían hoy, un ataque qunari habría sido de las últimas de la lista. Es una lista muy larga. Me gusta estar preparado. Gracias por tu ayuda. Creo que no nos han presentado. Me llamo Alistair. Nada me gustaría más que quedarme a ayudar, pero... desgraciadamente, mi misión no puede esperar.
  • Hawke: ¿Hay algo más importante que una invasión?
  • Alistair: Parece impensable, ¿verdad? Me temo que están sucediendo cosas más importantes. No puedo decir más. Ojalá pudiera, pero juré por mis sandalias que guardaría los secretos de los guardas.
  • Hawke: Creía que tu orden era más... seria.
  • Alistair: Me lo suelen decir.
  • Hawke: Reinforcements would come in handy if we fail.
  • Alistair: Aunque no tuviera que irme, se supone que los guardas grises no deben involucrarse en guerras como ésta. Después de todo, lo hicimos en Ferelden. Y, déjame que te diga, aquello no cayó muy bien en la orden. Toma, quizá esto te ayude. Pertenece a un/a viejo/a amigo/a... pero estoy seguro de que le gustaría que te lo quedaras. Que el Hacedor sea contigo, amigo mío. Y con todos nosotros.
Nota: Esta frase cambia ligeramente según la situación del Guarda, como se aclara abajo.

(Si Carver es un guarda gris)

  • Alistair: De las cosas que creía que sucederían hoy, un ataque qunari habría sido de las últimas de la lista.
  • Carver: ¿Solo de las últimas?
  • Alistair: Es una lista muy larga. Me gusta estar preparado. Gracias por tu ayuda. Creo que no nos han presentado. Me llamo Alistair. Nada me gustaría más que quedarme a ayudar, pero... desgraciadamente, mi misión no puede esperar.
  • Hawke: ¿Hay algo más importante que una invasión?
  • Carver: No podemos hablar de ello.
  • Alistair: No puedo decir más. Ojalá pudiera, pero juré por mis sandalias que guardaría los secretos de los guardas.
  • Hawke: Creía que tu orden era más... seria.
  • Alistair: Me lo suelen decir.

(Si el Guarda no tuvo un romance con Alistair y sobrevivió a la Ruina)

  • Alistair: Aunque no tuviera que irme, se supone que los guardas grises no deben involucrarse en guerras como ésta. Después de todo, lo hicimos en Ferelden. Y, déjame que te diga, aquello no cayó muy bien en la orden. Toma, quizá esto te ayude. Pertenece a un/a viejo/a amigo/a... pero estoy seguro de que le gustaría que te lo quedaras. Que el Hacedor sea contigo, amigo mío. Y con todos nosotros.
  • Carver: Adiós, hermano/a. Cuídate.
  • Alistair: Que el Hacedor sea contigo, amigo mío. Y con todos nosotros.

(Si el Guarda no tuvo un romance con Alistair y no sobrevivió a la Ruina)

  • Alistair: Aunque no tuviera que irme, se supone que los guardas grises no deben involucrarse en guerras como ésta. Después de todo, lo hicimos en Ferelden. Y, déjame que te diga, aquello no cayó muy bien en la orden. Toma, quizá esto te ayude. Perteneció a una persona muy querida... y ya no lo necesita. Que el Hacedor sea contigo, amigo mío. Y con todos nosotros.
  • Carver: Adiós, hermano/a. Cuídate.
  • Alistair: Que el Hacedor sea contigo, amigo mío. Y con todos nosotros.

(Si la Guarda tuvo un romance con Alistair y sobrevivió a la Ruina)

  • Alistair: Aunque no tuviera que irme, se supone que los guardas grises no deben involucrarse en guerras como ésta. Después de todo, lo hicimos en Ferelden. Y, déjame que te diga, aquello no cayó muy bien en la orden. Toma, quizá esto te ayude. Pertenece al amor de mi vida... pero ella encuentra chismes de estos por todas partes.
  • Carver: Adiós, hermano/a. Cuídate.
  • Alistair: Que el Hacedor sea contigo, amigo mío. Y con todos nosotros.

(Si la Guarda tuvo un romance con Alistair y no sobrevivió a la Ruina)

  • Alistair: Aunque no tuviera que irme, se supone que los guardas grises no deben involucrarse en guerras como ésta. Después de todo, lo hicimos en Ferelden. Y, déjame que te diga, aquello no cayó muy bien en la orden. Toma, quizá esto te ayude. Perteneció al amor de mi vida... y ella ya no lo necesita.
  • Carver: Adiós, hermano/a. Cuídate.
  • Alistair: Que el Hacedor sea contigo, amigo mío. Y con todos nosotros.

Rey de Ferelden[]

Acto 3

(En el torreón del vizconde)>

(Si el Guarda no era mago)

  • Alistair: Deja que lo adivine: ¿es tu respuesta definitiva?
  • Meredith: Tres magos han huido a Ferelden y tú interviniste para protegerlos como si tuvieras derecho a hacerlo. ¿Qué otra respuesta esperabas, majestad?
  • Alistair: Un "quizás" ya habría estado bien.
  • Meredith: Los "quizás" no me incumben. Yo miro los hechos, fríos y duros, como deberías hacer tú.
  • Meredith: Quizá la próxima vez que Ferelden elija a un rey, sea uno que se tome en serio su deber para con el Hacedor.

(Si el Guarda era mago y pidió ayuda para los magos)

  • Alistair: Deja que lo adivine: ¿es tu respuesta definitiva?
  • Meredith: Le diste carta de libertad al Círculo de los hechiceros, como si fuera tu derecho, y así les diste alas a todos los magos de fuera de vuestro reino. ¿Qué otra respuesta esperabas, majestad?
  • Alistair: Un "quizás" ya habría estado bien.
  • Meredith: Los "quizás" no me incumben. Yo miro los hechos, fríos y duros, como deberías hacer tú.
  • Meredith: Quizá la próxima vez que Ferelden elija a un rey, sea uno que se tome en serio su deber para con el Hacedor.

(Tras irse Meredith)

  • Alistair: Bueno, eso ha sido un golpe bajo.

(Opción diplomática)

  • Hawke: ¿Cómo estás, majestad?
  • Alistair: He estado mejor. Y ahora que lo pienso, también he estado más varonil.

(Opción sarcástica)

  • Hawke: Ésta es la idea que Meredith tiene de la hospitalidad de Kirkwall.
  • Alistair: ¿En serio? Entonces no quiero saber cómo será la brutalidad de Kirkwall.

(Opción agresiva)

  • Hawke: ¿Querías verme?
  • Alistair: ¡Sí! Ah, o al menos, eso creo.

(Respuesta a Hawke)

  • Teagan: Éste es el campeón de Kirkwall.
  • Alistair: ¡Muy bien! Yo soy Alistair, eh... el rey de Ferelden. Y éste es Teagan, mi tío. Bueno, algo parecido.
  • Teagan: Yo soy Teagan. Solo soy una especie de tío suyo.

(Si Aveline está en el grupo)

  • Aveline: Majestad, ¿me permites decir que es un verdadero honor conocerte?
  • Alistair: Claro, pero serías la primera que lo piensa.
  • Aveline: Luché en Ostagar. Lo que sucedió fue... una gran tragedia.

(Si Loghain está muerto)

  • Alistair: Ah. Sí, lo fue. Afortunadamente, el responsable pagó por ello.

(Si Loghain está vivo)

  • Alistair: Ah. Sí, lo fue. Desgraciadamente, Loghain sigue vivo.

(Si Anders está en el grupo)

  • Anders: Dime... ¿No habías sido guarda gris?
  • Alistair: Eso se dice. Espera, ¿y tú no...?
  • Anders: Eso se dice.
  • Alistair: Vaya. Veo que nos andamos con rodeos.

(Si Merrill está en el grupo, el Guarda era dalishano y pidió ayuda para los dalishanos)

  • Merrill: Hemos... hemos oído que has dado unas tierras en Ferelden a los dalishanos. ¿Es cierto?
  • Alistair: Sí. Ojalá pudiera decir que aquello salió mejor.
  • Merrill: ¿Por qué? ¿Qué ha sucedido?
  • Alistair: Es... una larga historia. Sin embargo, intentaré compensar a tu gente. Se lo debo a un/a viejo/a amigo/a mío.

(Si Isabela está en el grupo)
(Si Isabela conoció a Alistair, pero no se acostó con él)

  • Isabela: ¿Así que ahora eres el rey? ¡Qué bien te van las cosas!
  • Alistair: Isabela, ¿no? Estás... distinta.
  • Isabela: ¿No hemos cambiado todos?

(Si Isabela y Alistair participaron en el trío)

  • Isabela: ¿Así que ahora eres el rey? ¡Caramba, algo nuevo de lo que presumir!
  • Alistair: Isabela. Sí, te recuerdo.
  • Isabela: Supongo que ya se acabó eso de tener un amor de verano, ¿no?
  • Alistair: (Chuckles) Uh, well, I... Who knows?

(Tras las reacciones de los compañeros)

  • Alistair: Esperaba que pudiéramos hablar. Aunque habría estado mejor antes de que Meredith me capara, pero no me quejo.

(Opción diplomática)

  • Hawke: Me sorprende que sepas quién soy.

(Opción sarcástica)

  • Hawke: ¡La situación está mejorando! No suelo reunirme con líderes extranjeros muy a menudo.

(Opción agresiva)

  • Hawke: Si quieres hablar, hablemos.

(Respuesta a Hawke)

  • Alistair: Sé que viniste de Lothering. Un/a refugiado/a fereldeno/a que, contra todo pronóstico, se abrió camino. Debo confesarlo: esperaba poder sacar partido de tu influencia en Kirkwall. Las cosas... no han ido bien con Orlais. No obstante, sin un vizconde aquí, solo se puede hablar con una caballero comandante.
  • (Investigar: "¿Por qué estaba enfadada?")
  • Hawke: ¿Estabais discutiendo a causa de los magos?
  • Alistair: Sí. Bueno, al parecer la Capilla y yo no tenemos los mismos sentimientos respecto a los magos. Así que estamos en desacuerdo. Y eso les sienta como una patada. Ellos son así.
    • (Investigar: "¿Los magos están mejor allí?")
    • Hawke: Se diría que el Círculo está mejor en Ferelden.
    • Alistair: Eso parece, ¿verdad?
    • Alistair: Por desgracia, yo no controlo el Círculo. Solo puedo encargarme de los magos ajenos a él... que no abundan, precisamente.
      • (Investigar: "Ataca al Círculo.")
      • Hawke: ¿Acaso no están en vuestro reino? ¿Por qué no expulsar a los templarios, y punto?
      • Alistair: ¡Ja! ¡Es más fácil decirlo que hacerlo!
      • (Si Anders está en el grupo) Anders: Lo cual no significa que no debáis intentarlo.
      • (Si Fenris está en el grupo Fenris: Quizá sea mejor dejar algunas cosas de lado.
      • (Si Merrill está en el grupo) Merrill: Seguro que puedes hacer algo.
      • Alistair: Ya veremos en qué acaba esto. Ferelden tenía una Ruina a la que enfrentarse, ¿recuerdas? No estamos precisamente en el mejor momento de fuerzas.
  • (Investigar: "Aquí hay muchos fereldenos.")
  • Hawke: Mucha de tu gente huyó a Kirkwall, ¿sabes?
  • Alistair: Lo sé. Ojalá hubiera podido ayudarlos. La Ruina devastó el reino, y luego... bueno, no ha sido pacífico, precisamente.Pueden volver cuando quieran, por supuesto. Y tú también. Pero, después de haber estado fuera tantos años, ¿lo seguirías considerando tu hogar?
    • (Responde sí: "Ferelden es mi hogar.")
    • Hawke: Ferelden siempre será mi patria.
    • Alistair: Espero volver a verte ahí algún día. Nos vendría bien alguien como tú, campeón.
    • (Responde no: "Ya no.")
    • Hawke: Ahora Kirkwall es mi hogar.
    • Alistair: Comprendo. Es una lástima para Ferelden.
  • (Investigar: "¿Qué pasó con Orlais?")
  • Hawke: ¿Va a haber guerra, entonces?
  • Alistair: ¡Espero que no!
  • Teagan: Eres más optimista que yo.
  • Alistair: La emperatriz Celene hace cuanto puede. Orlais no es el lugar más estable ahora mismo.
    • (Investigar: "¿Y eso?")
    • Hawke: ¿Qué está ocurriendo en Orlais?
    • Alistair: Oh, lo de siempre. Asesinatos frustrados, levantamientos, fiestas de lujo con quesos apestosos. Al parecer, algunos orlesianos creen que sería magnífico recuperar su provincia.
    • Teagan: Bueno, no dejaremos que propicien nuestra caída, ¿verdad?
    • Alistair: Cierto. Las caídas son muy malas.

(Opción: "¿Qué necesitas que haga?")

  • Hawke: ¿De verdad crees que puedo hacer algo?
  • Alistair: Desgraciadamente, puede que sea demasiado tarde. Meredith se enteró de mi llegada antes de lo que esperaba.

(Opción: "Yo podría ser vizconde.")

  • Hawke: Ya sabes, con tu ayuda, podría haber un vizconde...
  • (Si Varric está en el grupo) Varric: No es mala idea, la verdad. Mucha gente se beneficiaría si Hawke gobernara en la ciudad.
  • Teagan: Pides demasiado.
  • Alistair: Es tentador. Pero lamento decirte que mi apoyo no tiene mucho valor sin la bendición de los templarios. Supongo que no importa. Confiaba en que me ayudaras antes de que Meredith se enterara de mi llegada, pero ya es tarde.

(Opción: "Mucho valor para decir eso.")

  • Hawke: ¿No has hecho nada por ayudar a los fereldenos de aquí y ahora quieres que yo te ayude?
  • Teagan: ¡Los fereldenos han huido a todas partes! ¡Y hemos intentado ayudar a todos los que volvieron!
  • Alistair: Está bien, Teagan. Ojalá hubiéramos podido hacer más.
  • Alistair: Supongo que no importa. Confiaba en que me ayudaras antes de que Meredith se enterara de mi llegada, pero ya es tarde.

(Respuesta a Hawke)

  • Alistair: Lo que sí puedes hacer es proteger Kirkwall. Solo alguien como tú puede impedir que se desmorone.

(Opción diplomática)

  • Hawke: ¿De qué debo proteger Kirkwall exactamente?
  • Alistair: Ya que pides mi opinión, creo que el mayor peligro al que se enfrenta esta ciudad acaba de salir por la puerta.
  • Alistair: Pero quizá me esté dejando llevar por mi pasado templario.

(Opción sarcástica)

  • Hawke: Solo yo puedo impedir que la ciudad sucumba, ¿eh?
  • Alistair: He pasado por eso antes, créeme. Sé que no es agradable.

(Opción agresiva)

  • Hawke: Soy el campeón. Si hay algún peligro, me ocuparé de él.
  • Alistair: Bueno, eso es reconfortante.

(Si el Guarda está con vida y tiene una amistad con Alistair)

  • Alistair: Bueno, creo que es hora de volver.
  • Teagan: Así es. El héroe de Ferelden ya debería haber vuelto a Denerim.
    • (Si el Guarda es hombre) Alistair: Eres demasiado formal. Ya sabes que tiene un nombre.
    • (Si la Guarda es mujer) Alistair: Heroína, más bien. Y eres demasiado formal. Ya sabes que tiene un nombre.

(Si el Guarda está muerto)

  • Alistair: Bueno, creo que es hora de volver.
  • Teagan: Los guardas grises te esperan en Denerim.
  • Alistair: Supongo que con más preguntas. Genial.

(Si la Guarda es la amante de Alistair)

  • Alistair: Bueno, creo que es hora de volver.
  • Teagan: Así es. Quién-tú-ya-sabes debería haber regresado de su misión.
  • (Si está soltero): Alistair: ¿De verdad? Bueno, parece que el día empieza a mejorar.
  • (Si está casado con Anora): Alistair: De verdad? ¡Bueno! Entonces será mejor que no se lo digamos a la reina.
  • Teagan: No se me ocurriría hacerlo, majestad.

(Si la Guarda es la reina de Alistair)

  • Alistair: Bueno, supongo que tendré que volver con los grilletes.
  • Teagan: Sabes que a la reina no le gusta que digas eso.
  • Alistair: Así es. Pero ella no me da miedo... aunque matara al archidemonio.
  • Teagan: Si tú lo dices, majestad...
Advertisement